portada
noticias
ludoteca
avances
análisis
imágenes
reportajes
guías
trucos
foros
rss

Redactado por SodLogan el lunes, 2 de febrero de 2004

Street Fighter: El inicio de la leyenda

A día de hoy, no debe de haber ninguna persona en el mundo a la que el nombre de Street Fighter no le diga nada. Y es que cuando Capcom sacó el primer Street Fighter no se podía imaginar siquiera el fenómeno que iba a desatar y las miles de versiones posteriores que pediría el público y, sobre todo, no se podía imaginar los resultados que tendría su secuela, Street Fighter 2.

¿Pero cómo empezó todo? ¿Cuántas versiones hay del Street Fighter 2 en total? ¿Qué es lo que pasa realmente en cada juego? Todo esto y mucho más tendrá respuestas en este reportaje.

STREET FIGHTER

Carátula de Street Fighter para
Commodore 64
En esta primera parte encarnábamos a Ryu, luchador entrenado en artes marciales, junto a su amigo y rival Ken Masters, por el maestro Gouken.

Ryu y Ken han terminado su entrenamiento y parten a recorrer mundo para encontrar rivales más fuertes y perfeccionar su técnica. Ryu se apunta a un torneo que se celebra por todo el mundo y en el que los más fuertes luchadores tomarán parte, aunque desgraciadamente su amigo Ken no participa en él. Para sorpresa de muchos, Ryu va abriéndose paso a través del torneo y va derrotando a sus contrincantes, hasta que se enfrenta a Adon, discípulo del poderoso Sagat. Tras un intenso combate, Ryu vence también a Adon y llega hasta el combate final, el combate contra Sagat, líder de la técnica Muay Thai, considerado uno de los mejores luchadores del mundo y también un héroe en Tailandia.

Tras empezar el combate, Sagat se muestra claramente superior al luchador japonés, que no parece tener la fuerza necesaria para vencer al gigante tailandés y empieza a recibir una paliza por parte de su adversario. Ryu cae al suelo exhausto tras recibir varios golpes de Sagat, apunto de perder el combate. Sin embargo, una energía desconocida para él empieza a surgir en su interior: Ryu desea ganar con todas sus fuerzas y esa energía que surge de su interior le da las fuerzas necesarias para golpear a Sagat con su golpe más poderoso: el Shoryuken, que no sólo dejó fuera de combate al gigante, sino que le hizo una enorme cicatriz que quedaría grabada en su pecho y que le recordaría esa derrota el resto de su vida.

Tras ganar el torneo, ese extraño odio que surgió dentro de él y que le permitió vencer a Sagat desaparece y Ryu vuelve a la normalidad para celebrar su victoria.

Tras la celebración, él y Ken deciden volver al dojo de Gouken para contarle las noticias de la victoria de Ryu, pero al llegar se encuentran a su maestro asesinado por su poderoso hermano Akuma, que quiere sacar a relucir el lado oscuro de Ryu -que fue el que apareció durante el combate con Sagat y le permitió darle el golpe de gracia- para que el joven japonés sea como él, un oscuro guerrero.

Ryu y Ken deciden separarse para entrenar y hacerse lo más fuertes posibles, por si llega la ocasión de enfrentarse a Akuma, poder vencerle y vengar a su maestro.

En este primer Street Fighter sólo podíamos manejar a Ryu, que deberá ir ganando los distintos combates del torneo hasta enfrentarse al poderosísimo Sagat. Si decidíamos enfrentarnos a un amigo, uno sería Ryu y el otro su amigo y rival Ken.

No obstante, esta primera parte no marcaría el camino a seguir en los juegos de lucha ni en sus continuaciones, ya que el control era bastante lento, torpe y los movimientos especiales eran más difíciles de realizar. Sin embargo, lo que está claro es que marcó el inicio de la saga y nos presentó a sus personajes...

LA CINTA ROJA: UN SÍMBOLO DE AMISTAD

La cinta de pelo roja que lleva Ryu en Street Fighter 2, y que sustituye a la blanca de la primera parte, tiene más significado del que puede parecer a primera vista.

Ryu y Ken han tenido numerosos encuentros y enfrentamientos amistosos para ver quién es el más fuerte. Una vez hubo un importante encuentro entre ellos y decidieron hacer un combate para comprobar quién había mejorado más. Tras una dura lucha, Ken consiguió vencer a Ryu que acabó debilitado en el suelo. Como símbolo de amistad eterna entre ellos, el luchador americano le dio a su rival japonés la cinta roja con la que se ataba la coleta para recordar su amistad. Desde entonces, Ryu abandonó su cinta de pelo blanca y empezó a utilizar la cinta roja que le dio Ken, esperando un nuevo enfrentamiento con él para ver quién es más fuerte.

« Página anterior | Página siguiente »