portada
noticias
ludoteca
avances
análisis
imágenes
reportajes
guías
trucos
foros
rss
Stupid Invaders
  • Fecha de salida: 2000
  • Desarrollador: Xilam Entertainment
  • Distribuidor: UbiSoft
  • Plataforma: PC
  • Género: Aventura Gráfica
  • Textos: Inglés
  • Voces: Inglés

¡Compra Stupid Invaders en amazon.es con grandes descuentos!

Buceando en el amor

Mientras tanto, Candy acaba de terminar su sesión de amor con Nelson, que duerme profundamente en su cama redonda. Haciendo el menor ruido posible, el hombrecillo verde se dirige al cuarto de baño y recoge un bote de aceite corporal, sobre la bañera, y una cuchilla de afeitar, dentro de un cajón. En el otro extremo de la casa, Candy ve un precioso sofá inflable que también recoge. Con todos estos objetos, decide abrir la puerta, pero el chirriar de los goznes despierta a Nelson, quien le obliga a tener otra agotadora sesión de sexo. La solución está en embadurnar los goznes con aceite corporal para que al abrir la puerta no se produzca ningún sonido.

Una vez fuera, Candy se dirige al la izquierda del todo, y coloca el sofá inflable en el suelo, justo debajo del agujero del techo. Se sienta en el sofá cómodamente y emplea la cuchilla de afeitar para reventarlo y poder llegar hasta arriba.

Así es como llega a las cocinas de la fábrica. Hay una gran piscina de agua verdosa y un par de puertas a las que ir. Una de ellas, de momento, está cerrada. La otra lleva a la cocina propiamente dicha donde un japonés gigante está cortando cabezas de pescado. A Candy no se le ocurre entablar conversación con el cocinero para evitar acabar convertido en un cubito de hielo. Por el contrario, se acerca al traje de buzo y se monta en su interior para introducirse en la gran piscina. Allí, se dirige al interior del submarino amarillo. No se le ocurre acercarse a la sala de mandos para tocar cualquiera de las palancas. Cada una de ellas provoca una situación desastrosa que acabaría con la vida del pequeño hombrecillo, por el contrario, se dirige a la cola del submarino y recoge un pez fuzu y tenor del interior de su pecera. Con el pez en su poder, abandona el submarino y sale de la piscina para colocar al animal en la pila de pescados junto al cocinero japonés. En cuanto se lo come, muere fulminado.

Con la vía libre, Candy puede acceder al montacargas situado al otro lado de la cocina. El panel con los botones es un tanto especial, de manera que el único que funciona realmente es el que lleva al segundo piso. El resto son inútiles o provocan una muerte atroz. Tras avanzar un rato por los pasillos del segundo piso, parte del suelo se hunde impidiendo volver al ascensor. Ahora a Candy se le presenta una encrucijada. Un camino lleva a una persiana metálica imposible de levantar y el otro lleva a una sala con un único botón. Al presionarlo, las paredes se cierran dejando al extraterrestre tan plano como una raya marina. Con su nuevo aspecto, se arrastra hasta la persiana metálica y la atraviesa sin problemas por el hueco inferior.

Una vez al otro lado de lo que parece ser la cadena de montaje de la fábrica, se dirige a la parte de atrás de las escaleras, de donde recoge una lata de chili. Luego desciende las escaleras y se dirige a un ascensor que lo lleva de vuelta al primer piso. Junto al ascensor hay otra persiana metálica que sí que puede levantar. Tras ella encuentra a Gorgious con la vaca. El pobre rumiante está estreñido y necesita un poco de chili, pero no está dispuesto a comérselo frío, así que Candy sale del habitáculo y se dirige hacia la izquierda, donde encuentra a un mecánico o cuello rojo. No se le ocurre acercarse a la puerta situado tras el hombre ni tampoco entablar conversación con él, por el contrario, tira de una palanca para aplastarlo bajo el tractor que está reparando. Seguidamente, se dirige a las puertas del fondo, quita la tranca y accede por ellas a la sala del acuario. De ahí va a la cocina y coloca la lata de chili en el fogón. A continuación trata de encenderlos y resulta que no hay gas, de manera que abre el cajón junto a los fogones, recoge el tubo de la aspiradora situada a las puertas de la cocina y lo conecta entre la bombona del interior del cajón y los fogones. Sólo tiene que abrir la llave de la bombona y luego encender los quemadores. Al cabo de un rato recoge la lata (sólo puede si el fogón está encendido). Ya que está en la cocina, recoge un cubo junto a la nevera y después se reúne de nuevo con Gorgious y la vaca, entrega el chili a la vaca y también le da el cubo para que pueda usarlo como repositorio. Ahora que Candy y Gorgious tienen lo que han ido a buscar, se van todos en el tractor.

« Caca de vaca | Área 52 »

Guía cedida por Minotauro (http://www.laberintominotauro.tk/).
Última Revisión 24 de mayo de 2004.