portada
noticias
ludoteca
avances
análisis
imágenes
reportajes
guías
trucos
foros
rss
I Have no Mouth and I must Scream
  • Fecha de salida: 1995
  • Desarrollador: The Dreamer's Guild
  • Distribuidor: Acclaim Entertainment
  • Plataforma: PC
  • Género: Aventura Gráfica
  • Textos: Castellano
  • Voces: Castellano

¡Compra I Have no Mouth and I must Scream en amazon.es con grandes descuentos!

Estalla la Revuelta

Hablé con el cabecilla, intentando convencerle de que tenía en mis manos el poder de salvación para todos los prisioneros, el cabecilla accedió a dejarme ir. Corrí hacia el búnker de control y entré en el laboratorio, había una campana de cristal con una rata que cada cierto tiempo se transformaba en un gato. Eso era el objeto del estudio. La mutación. Utilicé el teletipo para poder ver un mensaje que ordenaba cesar un proyecto llamado imagen perfecta.. El líder del movimiento había muerto y el niño llevaba razón después de todo. Caminé hacia la puerta de la derecha y encontré al Golem. Accioné el interruptor de la luz, encontrando un espejo en la oscuridad. Me miré en el espejo, y mi mente recordó... 1945 un joven llevando a su familia judía al holocausto. Había encontrando a la tribu perdida: era yo. Tenía que acabar con aquello, mirando el tablero de pizarra, me di cuenta de que el Golem necesitaba ojos. Le coloqué los que tenía en la caja que había utilizado previamente con el recipiente de cristal. Hablé al Golem. Recordé las palabras del prisionero que estaba en la alambrada, despertar al dormido, manifestar la verdad y besarlo. Al final besé la fría carne de aquel musculoso monstruo y sus ojos se abrieron, su cuerpo se irguió y quedó expectante bajo mi control. Le ordené que me siguiera al laboratorio. Allí me encontré con el joven médico que vi al principio, hablamos del Golem y del proyecto imagen perfecta, del Serum y de nuestra permanencia en el tiempo. Aquel joven hablaba y no sabía lo que decía. Le dejé el espejo para que lo utilizara, y al mirarse en él enmudeció de repente. Quedó tan pálido como un fantasma. Ordené al Golem que me siguiera afuera, donde me encontré con el cabecilla. Aquel hombre estaba decidido a hacerme pagar todas mis atrocidades, tenía al Golem a mis órdenes y una sola palabra mía hubiera bastado para destruir a la tribu perdida. Pero era hora de expiar mis culpas, a lo mejor, aquellos hombres me dejarían vivir al ver mi nueva disposición. Me había convertido en un ser humano, con sentimientos y comprensión. Ordené al Golem transferir mi mando sobre la tribu perdida. El cabecilla, impertérrito pero ecuánime, tuvo claro que no podía escapar sin castigo, y utilizó al Golem para el fin para el que fue creado. Ordenó mi muerte. El Golem se aproximó a mí, y afronté mis últimos instantes con la dignidad de sentirme más humano y con la conciencia limpia, al fin.

Al abrir mis ojos, me encontré de nuevo en mi encierro original, AM volvía a tenerme en su círculo de tortura. Pero ahora, era otra persona, y sobre todo, era más ahora de lo que había sido nunca.

« Dentro de los Hornos | Gorrister »

Otra gran solución redactada por el mago Rincewind, o SkaZZ, el cual ha conseguido pasarse este juego con poco esfuerzo. Documento redactado el 18 de septiembre de 1996.
Versión HTML el 1 de febrero del 2000.