portada
noticias
ludoteca
avances
análisis
imágenes
reportajes
guías
trucos
foros
rss
I Have no Mouth and I must Scream
  • Fecha de salida: 1995
  • Desarrollador: The Dreamer's Guild
  • Distribuidor: Acclaim Entertainment
  • Plataforma: PC
  • Género: Aventura Gráfica
  • Textos: Castellano
  • Voces: Castellano

¡Compra I Have no Mouth and I must Scream en amazon.es con grandes descuentos!

Entre el Cielo y el Infierno

El ángel parecía real, hablaba y me advertía sobre el demonio, le pregunté por el espejo y el ángel me recordó el tapiz de la habitación de la criada. Pedí al ángel que nos ayudara y volví a hablar con el demonio, preguntando por el espejo. La respuesta del demonio me recordó un acto de la Divina Comedia. Desperté a Ellen, advirtiéndola de la pugna entre el ángel y el demonio por su alma. La dejé dormir. En el salón principal, caminé hacia la puerta de la izquierda, utilicé los libros a mi alcance, hasta que encontré un ejemplar de la Divina Comedia. Entre sus páginas estaba escondido el espejo de Ellen. Volví contento como un niño a la habitación de Ellen, hablé con el demonio para decirle que había encontrado el espejo de Ellen, me indicó que para liberarla, debía mostrárselo y a quien se lo mostré fue a él. El demonio quedó absorbido en el interior del espejo. El engañado fue él. Desperté a Ellen, el ángel miraba con ternura su gentil rostro. Pregunté a Ellen si quería ir con el ángel, era su forma de escapar a su horrible tortura. Cogió el espejo, lo miró y su rostro se iluminó con un haz de vida que inundó mi alma con alegría. Su espíritu abandonó el cuerpo con el ángel hacia la salvación. Después encaminé mis pasos a la sala de invocaciones, donde esperaba Surgat, utilicé el espejo con el círculo y los dos demonios quedaron allí atrapados. La enemistad de los demonios hizo que Surgat me asegurara que abriría la puerta hacia el mundo exterior si borraba el círculo, entonces le exigí que abriera la puerta primero y luego borraría el círculo. Así lo hizo. Volé hacia el mundo exterior, contento de haber escapado, pero una vez allí mis pulmones se hincharon, mi carne enrojeció... y la radioactividad acabó con mis ansias de libertad. Era la trampa de AM. Volvía a estar encerrado, AM esperaba que hubiera utilizado a Ellen por mi vida. Había fracasado, aunque torturado, era un hombre distinto. Pensaba en los demás. Espero que mis otros compañeros hayan tenido más suerte que yo.

« Una Mujer Insinuante | Nimdok »

Otra gran solución redactada por el mago Rincewind, o SkaZZ, el cual ha conseguido pasarse este juego con poco esfuerzo. Documento redactado el 18 de septiembre de 1996.
Versión HTML el 1 de febrero del 2000.