portada
noticias
ludoteca
avances
análisis
imágenes
reportajes
guías
trucos
foros
rss
Gobliins 2: The Prince Buffoon
  • Fecha de salida: 1992
  • Desarrollador: Cocktel Vision
  • Distribuidor: Sierra
  • Plataforma: PC
  • Género: Aventura Gráfica
  • Textos: Castellano
  • Voces: No

¡Compra Gobliins 2: The Prince Buffoon en amazon.es con grandes descuentos!

La despensa, el trono y la armadura

Fingus: nada más llegar a la Despensa, decidí tocar el pez espada mientras Winkle recogía un salero. Luego, fui a destapar un caldero, donde mi compañero echó sal a desgana; y también se hizo con una lima de un frasco. Me aproximé a una cuerda a la derecha y Winkle al otro extremo. Acto seguido, me agarré a ella y Winkle tiró. Una vez al lado de la jaula, charlé con el Colibrius y le liberé con la lima.

Winkle: mientras Fingus cogía unas chinchetas, decidimos avanzar por el reino. Aquí nos hicimos con la pimienta y volvimos.

Fingus: mi compañero echó la pimienta en las albóndigas y subió rápidamente hasta la parte alta de la Despensa. Yo me coloqué a la espalda del cocinero. Cuando le echaron la bronca, coloqué las chinchetas en la silla. Cuando la albóndiga salió por los aires, Winkle le echó bonixir.

Winkle: en la Sala del Trono, usé el taburete en la cornisa y Fingus se me subió encima para subir. Luego, para que yo subiera, Fingus pulsó un botón en la derecha que conectó una trampilla.

Fingus: después pasé entre medias de las orejas. Winkle me siguió, pero a medio camino tiré de una lengua para que Winkle se hiciera con una corona. Luego se hizo al revés para que hiciera aparecer una cucaracha.

Winkle: luego, Fingus se fue al agujero de la derecha y yo a la izquierda. La tarea era sucia, así que Fingus se puso el guante. Yo metí la cabeza por el agujero para que soltarán la cucaracha, momento que aprovechó Fingus para, con el guante, coger la cucaracha.

Fingus: después coloqué la cucaracha sobre el agujero y la rocié de bonixir. Después avanzamos hasta la Armadura.

Winkle: presioné una de las piedras de la torre y abrí el yelmo. Le coloqué la corona a la Armadura.

Fingus: yo mientras trepé por la espada para coger una pluma. Regresamos al Trono.

Winkle: nos hicimos con otra cucaracha y regresamos junto a la Armadura.

Fingus: subí al andamio y rocié la pluma con pintura. Luego, mi compañero dejó la cucaracha en el agujero que había en la parte baja. Yo empapé a la cucaracha con la pluma y Winkle le echó pimienta por encima. Añadimos, como colofón final, unas gotas de bonixir. Regresamos al Trono.

Winkle: por fin pudimos conseguir al pequeño príncipe, el cual vino con nosotros junto con la Armadura.

Fingus: nos colocamos los dos debajo de la máquina y el príncipe la accionó desde arriba, marchando a otro lugar.

« El barco y la sirena | El escritorio, la planta, el sueño, la montaña, Tazaar y el mundo de los muertos »

Solución redactada por el mago Rincewind, asqueroso y satírico como siempre. Me concedo el derecho de dar un 8 sobre 10 al juego, pues me ha encantado a decir verdad. Bueno, documento redactado el 14 de Febrero de 1996, y mejorado el 18 de Julio de 1997.
Versión HTML el 1 de febrero del 2000.