portada
noticias
ludoteca
avances
análisis
imágenes
reportajes
guías
trucos
foros
rss
Commandos: Behind Enemy Lines
  • Fecha de salida: 1998
  • Desarrollador: Pyro Studios
  • Distribuidor: Eidos Interactive
  • Plataforma: PC
  • Género: Estrategia
  • Textos: Castellano
  • Voces: Castellano

¡Compra Commandos: Behind Enemy Lines en amazon.es con grandes descuentos!

IV: Cuestión de Orgullo

CONSEJOS GENERALES

@ No te entretengas demasiado en las instrucciones de esta misión; siéntete a tus anchas para usar tácticas poco ortodoxas.
@ Asume como objetivo el tanque Panzer II que está vacío. Hazte con él y deja que tu imaginación vuele.
@ No olvides que te desplazas sobre la nieve, y los centinelas pueden descubrir tus huellas.
@ Desentiéndete del camión, no lo necesitas.

SOLUCIÓN

La misión 4 refleja unos hechos indiscutibles de la guerra: tus comandantes jefes desde el puesto de mando creen que su plan es sólido; pero en el campo, es tu acción.
Mientras, por un lado hay una meticulosa descripción de cómo debes infiltrarte y destruir los cuarteles generales nazis, yo usé frecuentemente... métodos poco ortodoxos.
El resultado fue una de las experiencias más divertidas que he tenido jugando Commandos.
Así que confía en mí en este asunto, te llevaré a través de la misión 4 rápidamente, sin un arañazo y de forma que los alemanes nunca olvidaran.
Al principio de la misión tus soldados estarán localizados en la esquina sudoeste del mapa, bajo un pequeño grupo de árboles. Inmediatamente a tu derecha hay tres pequeñas secciones de muro, y ahí es donde comenzarán las muertes. Para empezar tumba a todos tus comandos para evitar que sean vistos; haz que tu Boina Verde se arrastre hacia la sección más este del muro y coloca su señuelo tras el muro; vuelve a llevarle arrastrándose a la sección más oeste del muro. Tu meta es atraer a los dos centinelas que están más cercanos a ti de uno en uno: el que está parado al final de los raíles y el que patrulla con un movimiento circular de este a oeste. De momento, no te preocupes mucho por el centinela situado enfrente de la casa quemada; la posición del muro hace que éste no te vea, a menos que te descuides. Cuando el centinela que está patrullando este más lejos de tu posición, enciende el señuelo para que sólo el centinela más cercano lo oiga; vendrá a investigar y podrás eliminarle. A continuación, apaga el señuelo, carga con el cuerpo y deposítalo tras la sección más oeste del muro, donde te estabas escondiendo. Repite exactamente el mismo proceso con el centinela que está patrullando.
Tu próximo paso es hacer que el Boina Verde se arrastre hacia el norte, al lado de la casa quemada, cerca del centinela que está fumando un cigarrillo, estáte atento a su campo de visión, cuando deje de mirarte corre y apuñálale; esconde el cuerpo tras la casa quemada.
Desde aquí, haz que el Boina Verde corra y apuñale al centinela que está patrullando cuando se dirija al oeste; recoge rápidamente el cuerpo y déjalo junto al anterior. Desde el mismo punto, repite el proceso y elimina al centinela que está parado inmediatamente a tu izquierda. Asegúrate de que te mueves al norte y al este de la casa quemada, porque si te mueves directamente hacia el oeste podrá verte otro centinela que está parado. Una vez que hayas acabado con este centinela, repite el proceso una vez más y elimina al otro centinela parado a tu izquierda; puedes ocultar su cuerpo tras la cercana formación rocosa.
Tu próximo movimiento es un poco más complejo, haz que el Francotirador y el Conductor se arrastren hacia la formación rocosa, donde se encontrarán con el Boina Verde. Desde aquí haz que el Boina Verde se arrastre hacia el norte hasta la otra formación de rocas, haz que coloque el señuelo y regrese arrastrándose a la primera formación de rocas.
Cuando la patrulla de tres hombres alcance esa roca, enciende el señuelo. Tanto la patrulla como un centinela que hay al norte de las rocas, vendrán a investigar. En cuanto estén entretenidos, arrastra al Francotirador y al Conductor hacia el norte por detrás de los centinelas ocupados. El siguiente objetivo es el centinela que hay a la izquierda del tanque Panzer II; cuando aparte la mirada, haz que el Francotirador lo elimine. En ese momento, mientras los centinelas todavía están distraídos con el señuelo, coloca a tus hombres de pie y corre hacia el tanque.
Una vez que tu Conductor esté dentro del tanque, a llegado la hora de montar una buena, porque eres completamente inmune al fuego enemigo, elimina a todos los nazis que veas y no hagas caso de sus gritos de alarma, pues están demasiado lejos del complejo principal como para que puedan oírlos. Después de limpiar esta área muévete al sudoeste hacia las vías férreas. A pesar de que hay una alambrada en el camino no importa, tu tanque puede disparar a través de los alambres, eliminando todos los alemanes del otro lado, incluyendo el artillero de la ametralladora. Pero espera; hay mejores noticias todavía. Aunque pienses que has hecho todo lo que podías con el tanque, hay todavía un montón de asesinatos por delante, vuelve hacia el noroeste, al punto donde encontraste el tanque. Te darás cuenta de que hay una abertura en la pared del acantilado suficientemente grande como para que te deslices dentro. Lo creas o no, el alcance del Panzer es tan largo que puede cruzar el río y eliminar a los soldados de la otra orilla. Así que elimina inmediatamente al pobre cretino que hay en el muelle. Segundos más tarde una patrulla se dará cuenta y bajará a investigar; harán sonar la alarma general pero no te preocupes. Los centinelas descenderán hacia el muelle en oleadas, como ovejas al matadero; según vayan viniendo, los vas eliminando.
Si te colocas correctamente serás capaz incluso de eliminar el nido de ametralladoras. Una vez que los centinelas del otro lado del río hayan sido eliminados es hora de emprender el peligroso viaje hacia el norte cruzando las vías del ferrocarril. Mueve a todos tus comandos a la parte más este del mapa, al sudeste del puente del ferrocarril. Observa que cruzando el río y a la izquierda hay un solo centinela vigilando el puente. Si ve a alguno de tus comandos, saltará a su motocicleta y dará la alarma. Así pues controla su campo de visión y haz que el Francotirador se ocupe de él. Hay una escalera en ese punto que tus comandos pueden utilizar para no ser atropellados por el tren. Eliminado el vigilante, haz que el Francotirador se arrastre a la parte sur de los raíles. Ahora, la patrulla de tres centinelas en el área verá el cuerpo y hará sonar la alarma pero sin resultados perjudiciales para ti.
Recuerda de aquí en adelante tu objetivo es alcanzar el paracaídas que hay al norte, hacer que los comandos recojan sus suministros, introducirlos en los cuarteles generales y destruirlos. Lo primero que tienes que hacer es limpiar un camino hacia el paracaídas y hay varias formas de hacerlo. Podrías hacer que el Boina Verde se ocupase de los alemanes de uno en uno, con su cuchillo; pero es una pérdida de tiempo. Creo que es más práctico lo siguiente: haz que tu Boina Verde se arrastre hacia el puente del tren, gire hacia la derecha y continúe hacia el este. Directamente al norte hay varias series de muro idénticas a las que había donde empezaste la misión, haz que tu Boina Verde se coloque detrás de ellos, se ponga de pie y coja su pistola. Dispara la pistola una vez para atraer a los vigilantes más cercanos; rodearán el muro de uno en uno, con lo cual podrás deshacerte de ellos fácilmente. Nadie oirá sus gritos. Desde aquí, es bastante sencillo dirigirte hacia el norte eliminando a los últimos vigilantes hasta que hayas limpiado totalmente el camino hacia el paracaídas. Asegúrate de matar al conductor del camión cuando se pare y entre en la caseta.
Después de que todos tus comandos hayan llegado y recogido sus suministros, lleva a todo tu equipo al norte y luego hacia el oeste hasta el complejo, evitando los pocos centinelas que patrullan hacia el sur. Cuando llegues al complejo, coloca a tu equipo contra la pared del norte. Haz que el Francotirador elimine a un vigilante de patrulla al sudeste de tu posición, cuando éste se encuentre lo más al norte posible. Al sudeste de tu actual posición hay un centinela vigilando en una corta línea de este a oeste; elimínalo con el Francotirador, junto con la patrulla de tres centinelas que se mueve al oeste de este vigilante. Antes de eliminar esta patrulla, asegúrate de que se encuentran fuera del campo de visión de los dos centinelas que guardan la puerta del complejo. Ahora, un comentario; puedes encontrar más o menos vigilantes, pero casi con seguridad en el centro del complejo encontrarás varios soldados aplastados por su propio camión al principio del juego; si no fuera así tendrás que vértelas con algún soldado más, pero no lo creo.
Ha llegado el momento de infiltrarte en el complejo. El modo más sencillo de eliminar a los dos centinelas de la puerta es hacer que el Zapador les lance una granada, para a continuación hacerle regresar al norte junto con sus compañeros. Notarás que hay patrullas en la sección interior y exterior del complejo, pero, afortunadamente, puedes calcular sus cadencias para entrar corriendo en el complejo y esconderte detrás del edificio de estilo suizo que hay al noreste. Observa que quedan dos centinelas en la sección interior del complejo, ambos mirando al oeste, uno se encuentra detrás de los cuarteles generales y otro justo enfrente al lado de la fuente. Es bastante sencillo liquidar a los dos con el Boina Verde, mientras las patrullas te dan la espalda, siempre que lo hagas rápido y que escondas los cuerpos tras el cuartel general. A continuación, utiliza las granadas del Zapador para liquidar a la última patrulla y para volar el arco que comunica el interior del complejo con su exterior.
Coloca los explosivos, vuela el cuartel general y huye con el bote que hay en el muelle. ¡MISIÓN CUMPLIDA!

« III: Ingeniería Inversa | V: Justicia Ciega »

Otra guía realizada por el gran estratega SkaZZ (ó Rincewind en el IRC). Es uno de los mejores juegos de estrategia que he visto, ¡y está hecho en España! Lo único negativo parece ser un bug en el juego, en la misión 15. De todas maneras un gran juego, y totalmente recomendable. Documento realizado el 15 de octubre de 1998, con el apoyo de CGW.
Versión HTML el 1 de febrero del 2000.
Versión HTML para Zonadictos el 18 de abril del 2002.