portada
noticias
ludoteca
avances
análisis
imágenes
reportajes
guías
trucos
foros
rss
Commandos: Behind Enemy Lines
  • Fecha de salida: 1998
  • Desarrollador: Pyro Studios
  • Distribuidor: Eidos Interactive
  • Plataforma: PC
  • Género: Estrategia
  • Textos: Castellano
  • Voces: Castellano

¡Compra Commandos: Behind Enemy Lines en amazon.es con grandes descuentos!

XIX: La Hora de la Represalia

CONSEJOS GENERALES

@ No te concentres demasiado en el briefing de la misión.
@ No subestimes a los perros; pueden alertar a los guardias de tu presencia.
@ Necesitas los barriles para completar la misión, así que asegúrate de no volarlos antes de que destruyas los cohetes.
@ Haz un buen uso del señuelo.
@ Cruzar el río con seguridad es difícil; asegúrate de que eliminas a todos los vigilantes que te puedan ver cruzar.

SOLUCIÓN

Tus comandos empiezan tras una gran formación rocosa en la orilla oeste del río; este punto no es exactamente seguro, así que agáchalos inmediatamente.
Antes de que envíes al Boina Verde a que enrede un poco, haz que el Francotirador elimine al patrullero de la izquierda cuando pase al lado de la roca; nadie verá su cuerpo.
Haz que el Boina Verde se arrastre al oeste hacia la roca, que plante su señuelo, y que vuelva junto a sus compañeros. Haz que el Zapador se arrastre y coloque la trampa justo delante del señuelo, volviendo luego con los otros comandos. Si todo está colocado correctamente, al activar el señuelo se acercará otro soldado que caerá en la trampa, quedando su cuerpo tras la roca junto al de su compañero. Ordena a tus comandos que recuperen sus aparatitos, arrastrándose todo el camino. Hay un Panzer al sur de tu posición, que se pondrá en marcha al menor signo de alarma.
Tienes que eliminar a un centinela que hay sobre un pequeño tejado al sudoeste. Haz que el Francotirador se arrastre hasta tener una clara línea de tiro sobre ese centinela. Usa las cámaras múltiples para controlar a los otros seis guardias que se mueven al sur y al este del centinela antes de eliminarle. Si lo has hecho bien, nadie se dará cuenta. Mueve al Francotirador hacia la seguridad de las rocas.
Para eliminar al resto de los vigilantes, usa la combinación de señuelo y trampa y dale trabajo al cuchillo del Boina Verde. Afortunadamente, las vagonetas del carbón obstaculizan la visión de los guardias del sur, cosa que puedes aprovechar. Tu meta es eliminar a todos los vigilantes que haya a la izquierda de la primera vagoneta de carbón vacía incluyendo al que maneja la ametralladora, y después al resto; esto te permitirá cruzar el río sin daños y operar al otro lado con seguridad. No intentes eliminar a las patrullas numerosas; simplemente, evítalas.
Ahora, antes de que puedas cruzar las vías, tienes que enfrentarte con los soldados al otro lado del río. Haz que el Marine se arrastre hacia el este evitando a los guardias y a sus perros, hasta el borde del agua. El briefing de la misión no es correcto: la corriente del río es fuerte pero no te arrastrará ni liquidará a cualquiera que se meta en el agua. Haz nadar al Marine hacia el sur, sacándole del agua en el punto más al este del río. Necesitas que elimine a todos los vigilantes que puedan ver cruzar a tus otros comandos. Muy cerca de ti hay varios guardias: uno en un nido de ametralladoras al norte, un patrullero que se mueve unos pocos pasos arriba y abajo, también al norte; un vigilante semiescondido al norte de una roca; un centinela despistado al este, mirando hacia las rocas; y un grupo de patrulleros y su perro al este. El máximo peligro aquí, lo creas o no, proviene del grupo de patrulleros que están al otro lado del río. Si te mantienes fuera de su campo visual, esta parte de la misión es muy sencilla; simplemente usa el arpón para eliminar a los guardias desde atrás aprovechando la orografía del terreno. Cuando todos ellos y su perro estén fuera de combate, vuelve al agua. Nada al norte, hacia el bote de remos, y espera allí.
Antes de que tus otros comandos puedan cruzar el río, debes neutralizar a un centinela que hay al otro extremo de las vías de las vagonetas. Mueve al Francotirador al este hacia el borde del agua, evitando las patrullas. Si está bien colocado, puede encargarse del soldado cuando éste esté en el punto más al norte de su corto recorrido, cayendo el cuerpo donde nadie pueda verlo. Ahora el Boina Verde, el Zapador y el Francotirador pueden cruzar el río. Como sólo hay sitio para uno en la vagoneta, haz que todas corran por encima de las vías para cruzar al otro lado; una vez allí escóndeles en la casa que hay al norte.
Haz que el Boina Verde se mueva al sur y que elimine a los guardias con el cuchillo, escondiendo sus cuerpos tras las rocas. Dentro del campo hay un pastor alemán en una jaula, si te ve, comenzará a ladrar y alertará a los guardias de tu presencia. Déjate ver, y cuando salgan elimínales desde atrás y esconde los cuerpos tras las rocas. Una vez que el perro haya dejado de ser útil, haz que el Francotirador acabe con sus ladridos para siempre.
Ahora, el Boina Verde debe entrar en el complejo. La puerta frontal está vigilada por tres centinelas, así que es mejor emplear una ruta menos directa. Coloca al Boina Verde al sur del pequeño muro blanco. Cuando puedas, hazle que trepe el muro y baje por el otro lado para entrar en el complejo, haciéndole correr hacia el lado sur de la jaula del perro; túmbale inmediatamente. Cuando nadie mire, ponte de pie, corre hacia la izquierda y elimina al vigilante que está a la izquierda del control de la cinta transportadora; lleva su cuerpo hasta el extremo sur de la caseta del perro y túmbate. Repite el proceso para eliminar al otro vigilante a tu izquierda. Usando esta área como base, ábrete camino en el sentido de las agujas del reloj a través del campamento, eliminando a todos los soldados y escondiendo sus cuerpos.
Haz que el Zapador entre y coloque sus cargas. No te líes con la cinta transportadora; simplemente haz que el Boina Verde despeje la entrada principal para que el Zapador pueda entrar por allí. Tienes dos bombas y hay que destruir tres cohetes, así que haz que el Zapador se arrastre y coloque una bomba a la izquierda de la torre de guardia después, llévale de nuevo al campamento y coloca la otra bomba entre la V2 que está más a la derecha y los cuarteles enemigos; usa al Boina Verde para colocar los barriles cerca de los otros dos cohetes.
Cuando todo el mundo esté a salvo fuera del complejo, haz que el Zapador detone las bombas. La torre de guardia, uno de los cuarteles y uno de los cohetes volarán; haz que el Francotirador dispare contra los barriles a través de la alambrada y destruye los otros dos cohetes; llévate a todos tus comandos al bote de remos.
¡MISIÓN CUMPLIDA!

« XVIII: La Fuerza de las Circunstancias | XX: Operación Valhalla »

Otra guía realizada por el gran estratega SkaZZ (ó Rincewind en el IRC). Es uno de los mejores juegos de estrategia que he visto, ¡y está hecho en España! Lo único negativo parece ser un bug en el juego, en la misión 15. De todas maneras un gran juego, y totalmente recomendable. Documento realizado el 15 de octubre de 1998, con el apoyo de CGW.
Versión HTML el 1 de febrero del 2000.
Versión HTML para Zonadictos el 18 de abril del 2002.