portada
noticias
ludoteca
avances
análisis
imágenes
reportajes
guías
trucos
foros
rss
Commandos: Behind Enemy Lines
  • Fecha de salida: 1998
  • Desarrollador: Pyro Studios
  • Distribuidor: Eidos Interactive
  • Plataforma: PC
  • Género: Estrategia
  • Textos: Castellano
  • Voces: Castellano

¡Compra Commandos: Behind Enemy Lines en amazon.es con grandes descuentos!

XII: Adiós, Túnez

CONSEJOS GENERALES

@ La alarma ya ha sonado cerca de los primeros cuarteles, así que puedes utilizar la pistola.
@ Usa al Francotirador tantas veces como quieras; no es tan importante en esta misión como en otras.
@ No pienses en rescatar al prisionero hasta que todos los centinelas del nivel superior estén eliminados.
@ La habilidad del Espía para distraer al enemigo es crucial en esta misión.
@ No olvides que los soldados en los tejados pueden ver todo lo que ocurre bajo ellos.
@ Los soldados enemigos pueden disparar de abajo a arriba y eliminarte, cosa que no puedes hacer tú.

SOLUCIÓN

En esta misión, la alarma general ya ha sonado, así que los guardias que verás en la primera mitad del mapa, son la única amenaza a la que te tienes que enfrentar. Los alemanes ya saben que estás allí, así que no te preocupes por hacer sonar la alarma mientras estás en los tejados. Recuerda, no obstante, que esto sólo se aplica mientras estés en los tejados; a nivel del suelo, cerca del punto de salida, hay otro cuartel, cuya alarma debes evitar hacer sonar.
Concéntrate en reunir a tus comandos, rescatar al prisionero, y divertirte. En esta misión, puedes romper las reglas, usar la pistola libremente y entretenerte.
El Boina Verde está localizado en un edificio, en el nivel inferior, al noroeste del Espía. Cuando el patrullero camine al lado de la puerta, y la patrulla al este esté dándote la espalda, saca al Boina Verde de la casa, elimina al patrullero por detrás y vuelve a esconderte rápidamente en el edificio. Esto disparará la alarma pero es mejor contar desde ahora con tres guardias extra.
Después de que los guardias vengan a investigar y vuelvan a sus patrullas, haz que el Boina Verde corra al oeste de la escalera y manténle a la izquierda del edificio. Dispara la pistola hasta que la patrulla venga a investigar, y cuando den la vuelta a la esquina elimínalos con la pistola. Una vez hecho esto, el nivel inferior está despejado.
Cuando todos los guardias de la parte superior se den la vuelta (utiliza al Espía si fuera necesario) haz que el Boina Verde suba la escalera y elimine al primer guardia desde atrás. El resto de los vigilantes cercanos vendrán a investigar, pero puedes eliminarlos uno por uno con la pistola. Una vez que hayas eliminado a esos soldados, es el turno del Francotirador para entrar en acción. El Francotirador está en una pequeña buhardilla en el segundo nivel, con tres soldados alemanes justo en su puerta. Mueve al Espía hacia allí, saca al Francotirador, elimina a unos cuantos guardias y vuelve a tu refugio. Tiene muchas balas, así que no te preocupes por gastar munición. Date cuenta sin embargo, que hay algunos guardias a la derecha fuera de la pantalla, que pueden eliminar al Francotirador; es mejor usar cámaras múltiples por simple seguridad.
Después de haber limpiado la terraza de la escalera, haz que el Boina Verde se esconda al lado del montón de paquetes y dispare para atraer a los guardias y eliminarlos. Habrá unos cuantos soldados que no acudan a investigar, así que tendrás que usar al Espía para distraerlos mientras el Boina Verde se ocupa de ellos desde atrás. No elimines al centinela del tejado al norte, porque los guardias al este pueden verlo y abortar la misión.
En este punto, haz que el Espía baje a la balconada del piso inferior y que elimine a los dos vigilantes con la jeringuilla. Una vez hecho esto envía a uno de tus comandos a liberar al prisionero; reúne a todos tus comandos en la buhardilla del Francotirador.
De aquí en adelante las cosas se complican un poco, evita a toda costa hacer sonar la alarma; deja de utilizar la pistola, y sé muy cauteloso. Recuerda esconder los cadáveres.
Elimina primeramente al guardia sobre el tejado usando al Francotirador. Ten cuidado con la situación al este, hay dos centinelas mirando hacia tu posición, que advertirán cualquier movimiento que se produzca cerca del edificio con la cúpula verde. Lleva al Francotirador a la buhardilla. Ordena al Boina Verde que se levante para que los dos guardias al este le vean. Cuando le den el alto, arrástrale inmediatamente detrás de las cajas que hay al oeste. Cuando vengan a investigar, elimínales uno a uno con la pistola.
A partir de este punto, la misión es compleja, pero lo peor ha pasado. Sigue moviendo a tu grupo, incluyendo al prisionero, en el sentido de las agujas del reloj, escondiéndote en los edificios según progresas, usa al Espía para distraer y al Boina Verde para eliminar silenciosamente desde atrás, asegurándote que escondes todos los cuerpos. La parte más difícil será bajar las escaleras y alcanzar el vehículo de escape, así que lo mejor que puedes hacer es usar al Espía para distraer a la patrulla de modo que los otros comandos puedan deslizarse en el vehículo; a continuación, haz que el Espía corra para unirse a sus compañeros, acabando así la misión. No obstante ten cuidado porque tu vehículo de escapes es muy vulnerable al fuego enemigo.
¡MISIÓN CUMPLIDA!

« XI: Crudo y sin refinar | XIII: David y Goliat »

Otra guía realizada por el gran estratega SkaZZ (ó Rincewind en el IRC). Es uno de los mejores juegos de estrategia que he visto, ¡y está hecho en España! Lo único negativo parece ser un bug en el juego, en la misión 15. De todas maneras un gran juego, y totalmente recomendable. Documento realizado el 15 de octubre de 1998, con el apoyo de CGW.
Versión HTML el 1 de febrero del 2000.
Versión HTML para Zonadictos el 18 de abril del 2002.