portada
noticias
ludoteca
avances
análisis
imágenes
reportajes
guías
trucos
foros
rss
Commandos: Behind Enemy Lines
  • Fecha de salida: 1998
  • Desarrollador: Pyro Studios
  • Distribuidor: Eidos Interactive
  • Plataforma: PC
  • Género: Estrategia
  • Textos: Castellano
  • Voces: Castellano

¡Compra Commandos: Behind Enemy Lines en amazon.es con grandes descuentos!

XI: Crudo y sin refinar

CONSEJOS GENERALES

@ Hay muchos sitios en los que el Boina Verde puede usar su habilidad como escalador; aprovéchalos.
@ Cuidado con los soldados sobre los tejados y riscos; pueden ver todo lo que ocurre bajo ellos.
@ Hay muchas zonas de arena donde el Boina Verde puede enterrarse; aprovéchalas.
@ Concéntrate en alcanzar el SDKFZ 231; en cuanto lo hagas, casi has ganado la misión.
@ No olvides volar el túnel para evitar que tropas enemigas lleguen desde el norte.

SOLUCIÓN

Esta es una de las grandes: tienes muchos hombres y una gran cantidad de terreno que cubrir antes de regresar a casa. Todos tus comandos comienzan en un risco al oeste del campamento principal. Hay mucho trabajo que hacer antes de limpiar completamente el área adyacente, en la que hay cantidad de soldados.
El primer paso es utilizar al Espía, que ya tiene el uniforme puesto, para distraer a los soldados, mientras el Boina Verde se enfrasca en su labor de destrucción. Puesto que hay guardias mirando por todas partes, tu sincronización tiene que ser perfecta. No te preocupes mucho por distraer a los patrulleros con tu Espía; concéntrate más bien en mantener a los centinelas que están quietos ajenos a la matanza. Tu mejor jugada, aunque te tomará tiempo, es hacer que tu Boina Verde esconda todos los cadáveres en el punto donde se encuentran los demás comandos; de ese modo si necesitas usar el señuelo no hay peligro de que cualquier centinela vea accidentalmente un cuerpo. No voy a mentirte: esta primera parte de la misión es bastante dura, y tu sincronización tiene que ser realmente sólida si quieres evitar la alarma. Céntrate en utilizar al Espía si quieres distraer a los soldados y el Boina Verde para eliminarlos; utiliza las cámaras múltiples.
Una vez que el primer área esté limpia, manda al Espía carretera abajo hacia la puerta principal del complejo y hazle que distraiga a la patrulla de tres hombres, de modo que miren al oeste, lejos del acantilado. Mientras están distraídos, mueve al Boina Verde carretera abajo y hazle trepar por el lateral del acantilado. Puede eliminar fácilmente a los dos guardias del risco sin ser visto. Después, hazle descender la escalera que hay al este, y escóndele tras las rocas. Despeja el área que hay alrededor del SDKFZ231, tu vehículo de escape, usando igualmente al Espía y al Boina Verde. Hay dos cosas importantes que tienes que recordar: si la alarma suena en esta área particular, ni la oirás ni la verás, pero los soldados acudirán igualmente desde el cuartel general.
Los soldados sobre los riscos y tejados tienen excelentes campos de visión bajo ellos, así que evita cuidadosamente sus ángulos visuales.
El plan consiste en no eliminar a todos los guardias. Lo que necesitas es despejar una ruta para que el conductor pueda llegar al vehículo armado; una vez que lo haga, puede ocuparse perfectamente de todos los soldados que se le vengan encima. Desafortunadamente las ametralladoras del vehículo no pueden alcanzar a los guardias de las alturas, por lo que tendrás que utilizar al Espía para que se acerque a ellos y los envenene desde atrás.
Una vez que el área entera esté limpia de guardias, hay que poner a trabajar al Zapador. Tienes tres bombas y cuatro plataformas que destruir, así que el plan es un tanto complejo.
Antes de acercarte a las plataformas, haz que el Zapador se mueva hacia el túnel y coloque una bomba cerca de la esquina inferior derecha de la entrada; cuando la bomba estalle, hundirá el túnel, impidiendo que las tropas enemigas lo atraviesen. Esto es esencial, porque en el otro lado del túnel hay un SDKFZ231 enemigo, que es perfectamente capaz de destruir tu vehículo, y enredar las cosas. Si quieres eliminar a tus enemigos sin volar el túnel, tendrás que poner a trabajar al Espía y al Boina Verde para despejar de soldados enemigos la zona por la que transita el vehículo, y después volar éste junto con el cuartel, bien mediante barriles explosivos, bien mediante una bomba del Zapador. De cualquier modo, el Zapador tiene que volver al cuartel general y colocar una bomba en cada una de las dos torres de extracción y, cuando todos tus comandos estén a cubierto, volarlas.
Las otras dos torres están localizadas en el centro de una cantera, y ninguno de tus comandos tiene la habilidad de llegar hasta ellas. No obstante, cerca de la primera hay varios barriles, y un camión de gasolina circula cerca de la segunda. Coloca al Francotirador en el risco que hay al sur, y dispara contra el camión de gasolina para destruir una torre; haz lo mismo con los barriles para destruir la otra. Es importante que dispares contra el camión cuando esté pegado a la torre; en caso contrario, no conseguirás destruirla.
Sube a todos tus comandos al vehículo armado, dirígete hacia la salida.
¡MISIÓN CUMPLIDA!

« X: Operación Ícaro | XII: Adiós, Túnez »

Otra guía realizada por el gran estratega SkaZZ (ó Rincewind en el IRC). Es uno de los mejores juegos de estrategia que he visto, ¡y está hecho en España! Lo único negativo parece ser un bug en el juego, en la misión 15. De todas maneras un gran juego, y totalmente recomendable. Documento realizado el 15 de octubre de 1998, con el apoyo de CGW.
Versión HTML el 1 de febrero del 2000.
Versión HTML para Zonadictos el 18 de abril del 2002.