portada
noticias
ludoteca
avances
análisis
imágenes
reportajes
guías
trucos
foros
rss
Broken Sword: La Leyenda de los Templarios
  • Fecha de salida: Marzo de 2002
  • Desarrollador: Revolution Software
  • Distribuidor: Bam! Entertainment
  • Plataforma: GameBoy Advance
  • Género: Aventura Gráfica
  • Textos: Castellano
  • Voces: No

¡Compra Broken Sword: La Leyenda de los Templarios en amazon.es con grandes descuentos!

La Iglesia Escocesa

Hice una breve visita a casa de Nico, donde también estaba André. Los dos íbamos a por lo mismo, pero yo parecí ganar, puesto que Nico se fue conmigo hacia la iglesia de Sterling, en Bannockburn. Tras intentar ligar con Nico, hablar con la viejecita de al lado, la cual me sonaba mucho; y dar mi billete al revisor, que también me sonaba; salí a dar una vuelta.

Yendo a la izquierda, me encontré con Guido y volví rápidamente a mi habitación del vagón. Pero la viejecita, Nico y el revisor habían desaparecido; y no pude acceder al vagón del equipaje que parecía atrancada. Por tanto, y haciendo caso a mis instintos, me metí en un compartimento de dos hinchas escoceses de algún equipo que, verdaderamente, no me importaba en esta ocasión. Tras hablar con él de Nico, y abrir la ventana y meterme por ella, me ayudó a hacerlo. Por el techo, me metí, bajando por unas escaleras, en el vagón equipaje. Dentro, Khan tiró al gorila del Hotel Ubu, pero fue disparado por el revisor. Yo, reaccionando rápido, tiré del freno de emergencia para conmocionar al revisor.

Tras hablar con Khan, éste murió. Iba a irme cuando, Nico, me avisó que estaba atada y la fui a liberar. Ya estabamos en la iglesia de Sterling. En unos detritus, encontré una pipa, una moneda oxidada, una capucha de un bolígrafo y un engranaje. Usé la palanca y la rompí, y de paso me hice con otro engranaje. Eché un vistazo a la puerta, a la estatua y hablé con Nico. Puse los engranajes en los ojos de la estatua y use la palanca. Abrí la puerta y entramos. Una vez dentro, seguimos los ruidos de las voces. Las seguimos y allí estaban los antepasados de los templarios, o los que se creían que eran. Nos detuvo el revisor, pero Rosso, que también estaba implicado con los malos, nos salvó dejando un buen sabor de garganta al revisor. Huimos rápidos y veloces, pero fuera estaba Guido esperándonos. Reaccioné de nuevo rápido y lancé la antorcha a la pólvora. Como no hacía reacción, Nico tiró el explosivo plástico que le dio Khan al fuego. La iglesia y todos sus componentes acabaron saltando por los aires. Yo estaba feliz, pues había evitado la catástrofe y Nico estaba conmigo.

Diarios de viaje: Recuerdos de París
George Stobbard

« Los Niños | Prólogo »

Otra solución del mítico hombre de Valinor llamado Fa... es decir, del mítico hombre de MundoDisco, llamado SkaZZ o Rincewind para los colegas del IRC. Documento redactado el 2 de febrero de 1997, y no mejorado hasta el momento.
Versión HTML el 31 de enero del 2000.