Warning: opendir(../imagenes/pc/ff8/images/): failed to open dir: No such file or directory in /home/customer/www/ludoskopos.com/public_html/analisis/veranalisis.php on line 72

Warning: readdir() expects parameter 1 to be resource, boolean given in /home/customer/www/ludoskopos.com/public_html/analisis/veranalisis.php on line 73
Análisis de Final Fantasy VIII para PC - Ludoskopos
portada
noticias
ludoteca
avances
análisis
imágenes
reportajes
guías
trucos
foros
rss

Redactado por SodLogan el jueves, 18 de enero de 2001

Final Fantasy VIII
  • Fecha de salida: 1999
  • Desarrollador: SquareSoft
  • Distribuidor: Square EA
  • Plataforma: PC
  • Género: RPG
  • Textos: Castellano
  • Voces: No

¡Compra Final Fantasy VIII en amazon.es con grandes descuentos!

Galbadia, Balamb y los demás países han vivido en paz durante cerca de dos décadas. En este tiempo, los tres Jardines del planeta -unas academias militares- han entrenado con éxito a varias generaciones de mercenarios de élite llamados SeeDs, que son contratados en diferentes regiones para proteger a las comunidades mas débiles.
Squall Leonhart, estudiante del Jardín de Balamb, está ante su último examen en el que se convertirá en SeeD de pleno derecho cuando se declara la guerra. Galbadia, dirigida por una bruja malvada llamada Edea y que está controlando al presidente del país, está invadiendo poblaciones vecinas y amenazando a sus habitantes con extender su régimen a todo el mundo.
Tras intentar asesinar a la bruja sin mucho éxito, se va descubriendo una amenaza mucho mayor: Edea no deja de ser un títere a la que Artemisa (otra bruja) está controlando desde el futuro para traer el caos al mundo y así poder alcanzar sus planes más fácilmente. La compresión del tiempo nos acecha...

JUGABILIDAD

El juego sigue una línea principal: la aventura del "presente", que es la de Squall, y una línea secundaria del pasado, que es la de Laguna.

Cuando Squall y dos miembros más de tus aliados caen en un estado de adormilamiento se meten en los cuerpos de tres soldados de Galbadia 17 años antes: Laguna, Ward y Kyros. Cuando pasa esto, los tres soldados dicen "que han venido los duendes", y que por ello se sienten invencibles. De todas formas, la historia de Laguna podría haber dado bastante más de sí... una pena que sólo haya unos cuatro sueños demasiado cortos.

El sistema de juego, durante las batallas, es por turnos. Esto es de la siguiente manera: cada personaje tiene una barra que se rellena más o menos rápido dependiendo del nivel y otros parámetros más. Una vez la barra se ha llenado podremos realizar una de cuatro acciones disponibles que antes del combate hayamos elegido. Una vez salgamos del combate en el menú de opciones, con la opción Enlaces podremos enlazar magias al personaje para aumentar su fuerza, su vida, etc. Esto es algo complicado para aquellos que nunca han jugado a Final Fantasy.

Todos los personajes, desde mi punto de vista, tienen una personalidad muy desarrollada por SquareSoft: desde la seriedad de Squall hasta la alegría de Selphie, pasando por la sinceridad de Zell y la "chulería" de Irvine. Además -y como debe ser- todas las muchachas están bastante bien y cada una se ajusta a cualquier persona.

El juego contiene dos Minijuegos: las cartas, que jugaremos dentro del propio Final Fantasy VIII y el Chocobo World.
Al principio del juego una persona que encuentra unas cartas pero a quien no le gustan nos dará unas pocas, las precisas para poder empezar con el vicio. A partir de ahí iremos retando a gente y ganando cartas.
Con el Chocobo World, un programa "externo" a Final Fantasy VIII podremos conseguir objetos que después pasaremos a Final Fantasy VIII, e incluso podremos conseguir a los GFs Mogurito y Mumba. Para poder usar correctamente el Chocobo World, anteriormente debemos haber cazado un chocobo en un bosque de Chocobos en el Final Fantasy VIII. Al cazar al chocobo, el Chocopeque nos dará un chocobito, que podremos usar también en combate invocándolo usando una Verdura Ghysal, algo caras...

GRÁFICOS

Para analizarlo gráficamente sin darle una nota muy baja, hay que tener en cuenta que es una conversión de un juego de PSOne... una conversión "demasiado conversión". Los gráficos son de 640x480 a 16 bits como máximo. Paso a profundizar un poco:
Los gráficos en 3D (los personajes, las armas, las invocaciones, los enemigos, etcétera) están a la susodicha resolución e incluso aprovechan algo si se posee de una Aceleradora de ésta. Sin embargo, los escenarios son fondos prerrenderizados en 2D a una resolución menor que los gráficos 3D, seguramente a 320x240, lo que se nota demasiado haciendo que gráficamente pierda calidad.
Por supuesto esto sólo se puede aplicar al "Durante el Juego". Los vídeos tienen una calidad increíble, lo nunca visto en una pantalla de ordenador: la escena famosa que salió en el anuncio de TV del baile de Squall y Rinoa es sencillamente impresionante.

MÚSICA Y FX

En lo referente a Sonido... no oiremos a Squall ni a nadie hablar, pero sí escucharemos una BSO estupenda, compuesta nada más y nada menos que por Nobuo Uematsu. En total son unas 74 canciones las que "componen" el juego: de alegría, de seriedad, de miedo, de nervios...

Los sonidos de los monstruos, de las armas, etcétera no están mal del todo y cada monstruo y arma tiene su sonido diferente.

CONCLUSIÓN

Gracias a Dios, el juego está relleno de secretos y cosas por el estilo, haciendo que, si lo jugamos completo, el juego pueda llegar a durar más de 125 horas. Esto hace que tengamos Final Fantasy VIII para rato.