portada
noticias
ludoteca
avances
análisis
imágenes
reportajes
guías
trucos
foros
rss

Redactado por SodLogan el jueves, 19 de febrero de 2004

Yu-Gi-Oh!: The Eternal Duelist Soul
  • Fecha de salida: Abril de 2003
  • Desarrollador: KCET (Konami Tokyo)
  • Distribuidor: Konami
  • Plataforma: GameBoy Advance
  • Género: Estrategia
  • Textos: Inglés
  • Voces: No

¡Compra Yu-Gi-Oh!: The Eternal Duelist Soul en amazon.es con grandes descuentos!

Yu-Gi-Oh! Se ha convertido en una serie de televisión bastante conocida últimamente. En ella los protagonistas juegan al Duelo de Monstruos, un juego de cartas en el que cada jugador debe enviar sus monstruos a enfrentarse a los de su rival para ir quitándole puntos. El primero que se quede sin puntos pierde el duelo. Así muy por encima, estas son las reglas del Duelo de Monstruos, que es en lo que consiste exclusivamente este Yu-Gi-Oh! The Eternal Duelist Soul.

¿HISTORIA?

No hay mucho que contar respecto a la historia. Encarnamos a un joven y nuevo jugador del Duelo de Monstruos que empezará jugando con sus amigos y que terminará enfrentándose a los duelistas de elite del mundo. Deberemos ir mejorando nuestra, al principio poco potente, baraja hasta obtener un mazo equilibrado y potente para que ningún rival se nos resista.

GRÁFICOS

Los gráficos del juego son los que necesita un juego de este estilo. Los personajes a los que nos enfrentamos –y con los que hablamos antes de empezar a jugar- han sido representados exactamente iguales a cómo aparecen en la serie de televisión, para que todos los fans de ésta se encuentren familiarizados enseguida. Durante los duelos se nos presentará el tablero de juego de una forma esquemática pero muy eficaz, con las cartas de distintos tipos perfectamente diferenciadas entre sí por un color característico y todo está perfectamente accesible. Cuando queremos ver una carta a fondo y seleccionamos el botón ‘Ver’ podremos apreciar la carta en grande con dibujos bastante interesantes y con una descripción y características de cada carta. Cuando un monstruo ataque a otro veremos también las dos cartas en grande con una pequeña animación de una atacando a la otra. Simple pero suficiente para meternos en la acción.

MÚSICA Y FX

Estamos ante un apartado muy básico, aunque tampoco necesita más. Lo único que oiremos a lo largo del juego son un par de melodías en los duelos y en las presentaciones y algún efectillo al utilizar una carta o en los combates, así que este aspecto está simplificado al máximo y tiene un aprobado justito.

EL SISTEMA DE JUEGO

El punto fuerte de este Yu-Gi-Oh!. Apenas empecemos a jugar –y mucho más si hemos visto anteriormente la serie, que no obstante se saltaba bastantes reglas- nos haremos con los controles y la mecánica del juego, que realmente es muy simple.

Básicamente hay tres tipos de cartas en el juego: monstruos –amarillas-, cartas mágicas –verdes- y cartas trampa –rosa-. Luego también tenemos monstruos que requieren rituales –morados- y demás, pero vamos a explicar lo básico.
Las cartas de monstruos son las más importantes y en las que se centra todo el juego: cada monstruo tiene una determinada puntuación de ataque y una de defensa. Al mandar un monstruo al campo de batalla podemos elegir si colocarlo en modo defensivo o en ataque. Cuando dos monstruos se enfrentan ganará el que tenga más ataque, si el monstruo atacado está en posición defensiva, los puntos que contarán para el combate serán los defensivos. Además, si un monstruo en posición de defensa es aniquilado, los puntos de energía de su jugador no disminuirán, cosa que sí pasará si nos aniquilan un monstruo que está en posición de ataque.

También tenemos las cartas mágicas que servirán de apoyo para nuestros monstruos. Hay miles de estas cartas con diferentes poderes: algunas aumentarán los puntos de nuestro monstruo, disminuirán los del enemigo, cambiarán el campo de batalla, destruirán todos los monstruos del tablero y un larguísimo etc que hará que cualquier cosa, por muy inesperada que sea, puede cambiar las tornas del combate, para que éstos nunca pierdan la emoción.

Por último tenemos las cartas trampas, que se pueden colocar sobre el tablero y ser activadas en determinados momentos para fastidiar a nuestro oponente eliminándole monstruos que acaba de invocar o disminuyéndole el ataque entre otras cosas. Más o menos como las cartas mágicas pero estas son más traicioneras ya que se pueden activar en medio del turno del rival para bloquearle los movimientos.

Más o menos estas son las reglas básicas del juego, pero la cosa no es tan simple. Hay monstruos que requieren determinados rituales para ser invocados, otros que requieren sacrificar determinados monstruos para ser utilizados, cartas mágicas muy distintas, etc, por lo que la variedad en los duelos está garantizada.

DURACIÓN Y DIFICULTAD

Para conseguir todas las cartas deberemos jugar MUUUUUUUCHOS duelos contra muchísimos duelistas distintos durante varias rondas, por lo que completar el juego al 100% es muy complicado y, sobre todo, muy duradero. Además, mientras el juego de cartas en sí te guste y no te canse, el juego te seguirá durando ya que no hay límite para seguir echando partidas y mejorando la baraja, por lo que podemos decir el clásico "hasta que el cuerpo aguante".

Apenas nos hagamos con la mecánica del juego no nos será difícil empezar a jugar de una manera competente. Aunque puede que algunos combates los perdamos, con ir mejorando poco a poco nuestra baraja y a medida que vayamos conociendo los trucos y las cartas del oponente que nos vence, no se nos hará muy difícil ir avanzando sin problemas, tiene una dificultad muy ajustada.

CONCLUSIÓN

Yu-Gi-Oh! The Eternal Duelist Soul encantará a los fans de los juegos de cartas y, sobre todo, fascinará a los seguidores de la serie de televisión del mismo nombre. Puede quizás hacerse algo monótono pero las posibilidades de hacer una baraja a nuestro gusto, con los miles de monstruos y cartas distintas realmente son de agradecer. En definitiva, un juego entretenido e ideal para los seguidores de estos juegos de cartas.