Warning: opendir(../imagenes/ps2/nfsu/images/): failed to open dir: No such file or directory in /home/customer/www/ludoskopos.com/public_html/analisis/veranalisis.php on line 72

Warning: readdir() expects parameter 1 to be resource, boolean given in /home/customer/www/ludoskopos.com/public_html/analisis/veranalisis.php on line 73
Análisis de Need for Speed: Underground para PlayStation 2 - Ludoskopos
portada
noticias
ludoteca
avances
análisis
imágenes
reportajes
guías
trucos
foros
rss

Redactado por Pepet el miércoles, 21 de enero de 2004

Need for Speed: Underground
  • Fecha de salida: Noviembre de 2003
  • Desarrollador: Electronic Arts
  • Distribuidor: Electronic Arts
  • Plataforma: PlayStation 2
  • Género: Velocidad
  • Textos: Castellano
  • Voces: Castellano

¡Compra Need for Speed: Underground en amazon.es con grandes descuentos!

Se me hace difícil hablar de esta grandísima saga, que ha luchado contra los grandes con una alternativa directa de Gran Turismo, creando una jugabilidad más arcade, pero con toques de simulación y sensación de velocidad. La plataforma afortunada de hacer debutar el primero de los Need for Speed fue 3DO. Dicho juego, se caracterizaba por su sensación de velocidad, por su entretenimiento, y por la ventaja de poder conducir los coches más deportivos y veloces del mundo, de marcas como por ejemplo Ferrari, Lamborghini o Porsche. Pero estas características no solo estuvieron en la primera entrega de la saga, sino que se siguieron incluyendo estos detalles e incluso mejorando aspectos en los siguientes lanzamientos.
La saga continuó hasta un total de cuatro entregas -más la especial Porsche- para PlayStation y Pc. La saga iba creciendo, y es que la llegada de la generación de consolas de 128 bits condicionó el desarrollo por parte de EA Games del siguiente juego, Need for Speed: Hot Pursuit 2. Reconocido por los jugones como el mejor de la saga, esta entrega podía presumir de unos gráficos excelentes, de una jugabilidad que seguía la tradición perfectamente, y de detalles excepcionales como poder jugar de policía, la existencia de helicópteros que te iban lanzando explosivos, o la inclusión de pinchos en el trazado para intentar detenerte. Todo sin olvidar el novedoso sistema de daños que a pesar de no ser muy bueno, fue una novedad en la saga que gustó mucho a los fanáticos de ésta.
Finalizando, una grandísima saga que ha luchado con el todopoderoso Gran Turismo, y donde la última bomba y que vamos a analizar a continuación se llama Need for Speed: Underground.

GRÁFICOS

Los excelentes gráficos de Need for Speed: Underground no son precisamente una novedad, todos los juegos desarrollados por EA Games se han caracterizado por tener unos gráficos más que notables, y no es para menos en esta última entrega.
Empecemos por los coches. Cada uno está reproducido a la perfección, con todos sus detalles y brillos respectivos. Incluso componentes tan poco visibles en un coche como por ejemplo los neumáticos, las texturas de éstos o los discos de freno están fielmente reproducidos. Durante el transcurso del juego, iremos personalizando nuestros coches con partes aerodinámicas, todas ellas de marcas de piezas reales.

Sigamos con los circuitos. Cada una de las pruebas que tendremos que disputar en la numerosa cifra de 111 carreras, las deberemos pasar de noche, pero no es para asustar ni mucho menos. Need for Speed: Underground ha querido dar un giro revolucionario en su saga, basándose en las más que actuales carreras urbanas o callejeras. Dichas competiciones, la mayoría de ellas, como pudimos ver por ejemplo en el film "The Fast and the Furious", se disputaban de noche. Pero EA Games ha solucionado perfectamente el problema que para algunos sería el de poca visibilidad, pues han colocado en todos los circuitos infinidad de luces a aparte de las del coche para no decepcionar a los videoadictos.

Detalles muy buenos, las chispas al rozar con las vayas o la llama al activar el nitro son algunos de ellos.

JUGABILIDAD

Igual o más destacable que los gráficos. Si nos remontamos a la época de los primeros Need for Speed, lo primero que habría que resaltar sería su jugabilidad, y es que la espectacular sensación de velocidad y el perfecto comportamiento de los supercoches a la hora de tomar las curvas hacía de Need for Speed un juego muy recomendado para los fanáticos de los juegos de velocidad, ya sea para los que optaban por la simulación, como para los que preferían un juego más arcade.

EA ha querido modernizar su saga sustituyendo los Ferraris, Porsches, Lamborghinis y demás por Toyota Supras, Honda Civics o Nissan Skylines de más de 500 caballos de potencia. Pero esa brutalidad de caballos no vienen solos, sino que cada jugador deberá ganar dinero en las carreras del modo Underground y comprar piezas aerodinámicas y de rendimiento para hacer de por ejemplo un Peugeot 206 un verdadero "coche de 10 segundos", con alerones de aluminio, faldones delanteros, traseros y laterales rozando el suelo, focos con pestañas o máscaras, entradas de aire en el capó o en el techo, y muchísimas cosas más, incluso pegatinas originales o de marcas de piezas reales en cualquier parte del coche, dígase GReedy, HKS, APEXi... Dichas piezas servirán para ganar reputación y así poder pasarnos el juego.
Si hablamos de niveles de dificultad, los suficientes: Fácil, Medio y Difícil. Pero dentro de este aspecto, también han querido incorporar un detalle que ya pudimos ver por ejemplo en IndyCar Series. Se trata de una opción que puedes activar o desactivar llamada –en este caso- Evitar escapadas. Si activamos esta opción, por mucho tiempo que saquemos a los contrincantes en una carrera, la CPU será capaz de alcanzarte sin que te des cuenta, a pesar de tener un radar en tiempo real a la izquierda de tu pantalla. Si la desactivamos, esto no ocurrirá (opción no disponible en el modo Underground).
Pero vamos directo al grano: las carreras, que son lógicamente lo principal del juego. Los coches se acercan a la línea de salida, el rugido de los motores con la caja de cambios en punto muerto te pone la piel de punta, el óxido nitroso esperando su turno, la chica deja de charlar con su peña y se dispone a dar el gesto de salida, miras fijamente los movimientos de sus brazos, una salida perfecta es ideal para ganar una carrera drag, pones primera, vas segundo, cambias perfectamente de marcha, te acercas lentamente al primer clasificado, pulsas el botón del nitro, lo ves todo borroso, te guías solamente por el sonido del coche, ves de lejos la línea de meta y tu adversario pisándote los talones, sabes que vas a ganar... tu única opción es pisar a fondo el acelerador y controlar bien el coche, finalmente ganas la carrera... La gente espera ansiosa tu llegada y tú mientras ganas dinero y respeto; esto se llama "Street Racing". En resumen, jugablidad exacta a la de anteriores entregas pero ahora con el distintivo de poder escoger los coches más solicitados de Estados Unidos, Europa y Japón para ser personalizados al gusto de cada usuario, al más puro estilo "The Fast and the Furious".

MÚSICA Y FX

¿Qué combinación es la perfecta para un aficionado a este tipo de competiciones? Coches tuneados, chicas sexys y música Hip-Hop es el deseo de muchos jóvenes, pues en este juego van a tener la oportunidad aquellos que no les ha acompañado la suerte, pues mezclando los coches personalizados, chicas sexys que darán el gesto de salida de las carreras, y una buenísima banda sonora con canciones exclusivas no hay quien se aburra. Hablemos de ello pues.
Un total de 26 canciones, de estilos Hip-Hop y Rock que podremos activar o desactivar en la opción EA Trax.
Dejando de lado la música, pasemos al diálogo. Teniendo en cuenta que la versión PAL no ha estado muy trabajada, podremos gozar de un guión bastante callejero y los personajes nos meterán de pleno en la historia.
El sonido de los coches, excitante, los responsables de EA han sabido cambiar el rugido de un Ferrari de serie al de un Toyota Supra con piezas del motor de mayor rendimiento.

CONCLUSIÓN

Concluyendo este análisis, dejar claro que estamos hablando de una bomba de juego que tardaremos mucho tiempo en olvidar, y es que tras muchos intentos de hacer un buen juego de tunning, sobretodo por parte de desarrolladores japoneses como Genki, Need for Speed: Underground es sin duda el mejor juego de tunning hasta el momento por su infinita capacidad de personalización de los coches, acompañado de muy buenos gráficos, máxima igualdad en las carreras y sonido digno de carreras callejeras.
Así pues, mi enhorabuena a EA Games por hacer de un juego de súper deportivos un juego de "Street Racing".