Warning: opendir(../imagenes/pc/runaway/images/): failed to open dir: No such file or directory in /home/customer/www/ludoskopos.com/public_html/analisis/veranalisis.php on line 72

Warning: readdir() expects parameter 1 to be resource, boolean given in /home/customer/www/ludoskopos.com/public_html/analisis/veranalisis.php on line 73
Análisis de Runaway: A Road Adventure para PC - Ludoskopos
portada
noticias
ludoteca
avances
análisis
imágenes
reportajes
guías
trucos
foros
rss

Redactado por SodLogan el viernes, 3 de agosto de 2001

Runaway: A Road Adventure
  • Fecha de salida: Julio de 2001
  • Desarrollador: Pendulo Studios
  • Distribuidor: Dinamic Multimedia
  • Plataforma: PC
  • Género: Aventura Gráfica
  • Textos: Castellano
  • Voces: Castellano

¡Compra Runaway: A Road Adventure en amazon.es con grandes descuentos!

Brian Basco, un joven estudiante de Física Aplicada, acaba de terminar su carrera y el Profesor Silva le ofrece la gran oportunidad de realizar el Doctorado junto a él. Brian se dirige rápidamente hacia California, pero recuerda que debe ir a recoger un libro que encargó en una librería, así que se dirige rápidamente hacia allí... cuál sería su sorpresa cuando ve que ante sus ruedas hay una guapa chica llamada Gina, a la que acaba de atropellar. La recoge y se dirige hacia el Hospital... Allí Gina le cuenta que Los Sandretti, una banda de mafiosos, la persiguen y la quieren matar, ya que fue testigo de un brutal asesinato. Justo cuando te ha soltado todo el pastel se queda dormida: empieza la aventura.

GRÁFICOS

Lo primero que se aprecia en el juego son sus gráficos. La resolución es de 1024x768 a 16 bits, la más alta jamás usada en una aventura gráfica. Los personajes, aunque parezcan que son dibujos animados normales, están diseñados en 3D. Esto se puede apreciar claramente al ver el efecto que hace la luz sobre el personaje. Hasta aquí las ventajas de esta alta resolución. Ahora viene lo malo: al ser una resolución tan alta puede haber objetos extremadamente chicos y casi invisibles (véase el clavito del Capítulo 5)... además, los chicos de Pendulo han puesto los objetos realmente bien dibujados, confundiéndoselos con el decorado, con lo que resulta todavía más difícil verlos. Otro defecto que se ve bastante claro es que las animaciones están a una resolución bastante menor y se nota mucho la diferencia de juego a vídeo. Por último resaltar que los labios de los personajes no están sincronizados ni mucho menos, pues se mueven siempre de la misma manera, cosa que hoy en día queda un poco mal tras ver cómo quedaba en The Longest Journey.

MÚSICA Y FX

Durante la Aventura podremos escuchar una melodía muy... chula. Dependiendo del momento sonará con diferente ritmo. Por supuesto, tanto los textos como las voces están en Español, y con dobladores muy buenos, todo hay que decirlo. El lenguaje puede no ser del gusto de todos ya que se utilizan palabras como "¡COÑO!" o "Joder colega, ¡estás seguro de que esta mierda es café?"... en fin, una persona normal las diría, ¿por qué ellos no?

JUGABILIDAD

La aventura gráfica es confusa de calificarla, ya que no todo el mundo tiene el mismo concepto de ella. Una aventura gráfica puede resolverse a base de excesivos diálogos (The Longest Journey), dar vueltas sin parar para resolver puzzles ilógicos (La Fuga de Monkey Island), o unos puzzles más o menos bien hechos y lógicos, con unos pocos de diálogos no aburridos, como tiene Runaway: A Road Adventure. Los puzzles son del tipo "coger algo que encuentras, ver para qué sirve y cómo utilizarlo, sabiendo lo que necesitas para seguir con la aventura, y si se necesita, se junta con otro objeto".

Ahora analizaremos por qué la Edad recomendada por aDeSe (Asociación Españoles de Distribuidores y Editores de Software de Entretenimiento) son 18 años, a pesar de ser aparentemente una Aventura "infantil". Al principio del juego, dándole una paliza a una persona, acaban rompiéndole el cuello. En el Hospital disparan con una pistola (con silenciador y todo) a lo que ellos creen que es una persona. Luego le lanzan un cuchillo a un guardia para entrar en un edificio. Los excesivos tacos de algunos personajes, etcétera. Podrían haber puesto un modo para menores, en el que se suprimiera todo esto, ya que no es estrictamente necesario para la Aventura... un punto negativo, ya que muchos niños/as se quedarán sin jugar a este juego por los detalles ya comentados.

La forma de manejar el juego gustará a los "puristas", clásicos, o alguna otra palabra, del género, ya que por fin nos olvidaremos del teclado y lo manejaremos sólo con el ratón. El manejo es fácil: Al pasar el puntero sobre un objeto, éste se convierte en una lupa. Si queremos observarlo no hay más que darle un click. Si queremos realizar otra acción (normalmente usar o coger) se le da al botón secundario del ratón y el puntero se transformará en una mano. Por supuesto no siempre será Usar o Coger, sino que también podremos Empujar, Tocar, etcétera.

UNA AVENTURA MUY CAPRICHOSA

Las Aventuras siempre se han caracterizado por requerir un equipo poco potente y con pocos recursos -como ese Monkey 1, que con 5 mb se tenía aventura para rato-... esto ya empieza a cambiar, necesitando incluso un mejor equipo que juegos de Estrategia. Esto por desgracia también le ocurre a Runaway, que sin requerir un equipo demasiado potente, sí que requiere bastante Disco Duro, cosa de los que algunos escaseamos.
La instalación mínima requiere unos 600 Mb de Disco Duro. Teniendo en cuenta que incluso ocupando esta bestialidad cada capítulo que juguemos tendrá que desinstalar el que nos acabamos de pasar e instalar al que vamos a jugar, pierde cierta puntuación...

CONCLUSIÓN

Una aventura de corte clásico, hecha en España; se podría decir que por fin llegó a nuestros PCs. Pero lo cierto es que muchos la tildan de lineal y de tener puzzles ilógicos, además de contar con numerosos bugs que se pueden solucionar con un parche. Después de tanto retraso en salir al mercado, no deberían existir tal cantidad de bugs...
Si eres un aventurero frustrado por las aventuras de hoy en día, hazte con Runaway y quizás vuelvas a creer en el género.