Warning: opendir(../imagenes/pc/zak/images/): failed to open dir: No such file or directory in /home/academ96/public_html/ludoskopos.com/analisis/veranalisis.php on line 72

Warning: readdir() expects parameter 1 to be resource, boolean given in /home/academ96/public_html/ludoskopos.com/analisis/veranalisis.php on line 73
Análisis de Zak McKracken and the Alien Mindbenders para PC - Ludoskopos
portada
noticias
ludoteca
avances
análisis
imágenes
reportajes
guías
trucos
foros
rss

Redactado por SodLogan el jueves, 22 de mayo de 2003

Zak McKracken and the Alien Mindbenders
  • Fecha de salida: 1988
  • Desarrollador: Lucas Arts
  • Distribuidor: Lucas Arts
  • Plataforma: PC
  • Género: Aventura Gráfica
  • Textos: Castellano
  • Voces: Castellano

¡Compra Zak McKracken and the Alien Mindbenders en amazon.es con grandes descuentos!

Zak McKracken es la segunda aventura gráfica que nuestra querida Lucas realizó. Con un estilo muy parecido al maravilloso Maniac Mansion, Zak McKracken nos mete en la piel de un periodista que, harto de escribir siempre los mismos artículos, se ve inmerso en el centro de un complot por dominar el mundo. Pero vayamos por partes...

La historia es realmente curiosa. Un grupo de alienígenas, liderados por el Gran Rey, está planeando usar una extraña máquina para hacer que todos los seres humanos del planeta Tierra se vuelvan estúpidos. Para ello, manda a un par de infiltrados a las agencias telefónicas, donde conectan su máquina... por lo que todo aquél que use un teléfono, está a su merced. La historia no da grandes giros ni mucho menos... pero es curiosa y divertida y es la excusa perfecta para seguir jugando. Sin embargo, Zak McKracken no es como el resto de las aventuras de Lucas, cargadas de humor. El desarrollo es más serio. Por supuesto, varias carcajadas tendremos con el juego, pero principalmente es un desarrollo serio.

El apartado gráfico es muy parecido al del Maniac Mansion. Sin embargo, el aspecto de cabezones que tenían los personajes ha sido cambiado en Zak Mckracken, dándole un aspecto mucho más serio y realista. Las animaciones son mucho más suaves y los escenarios gozan de un colorido y una variedad digna de mención: frondosos bosques, enormes selvas, laberínticas pirámides, cargadas ciudades... todo está perfectamente recreado con unos gráficos muy buenos para la época, claro.

En cuanto al sonido... qué cabe esperar, los clásicos ruidos de las puertas al abrirse y cerrarse, los grifos echando agua y poco más, que salen por el altavoz interno del ordenador y, por supuesto, un tema principal bastante pegadizo.

La jugabilidad del juego es evidente: no hay más que saber que usa el sistema SCUMM. Sin embargo, es la primera versión del SCUMM -la usada en Maniac Mansion-, con sus correspondientes fallos... por ejemplo, el desarrollo del juego es mucho más lento que en otras aventuras. Además, la ausencia del verbo "Mirar" es bastante molesta, ya que no todo se puede "Leer", y se echan de menos las típicas descripciones que hacen los personajes de todo lo que ven -sin embargo, no hay que olvidar que ésta es la segunda aventura gráfica que hizo Lucas-. Afortunadamente, muchos de los errores que tenía el SCUMM en Maniac Mansion se han arreglado en Zak McKracken, lo que facilita mucho el manejo del juego.

La dificultad es quizás el punto flojo del juego... excesiva es la palabra. Pero para analizar este apartado hay que ir por orden. Hay varias cosas que hacen que el juego sea tan difícil, algunas buenas y otras no tan buenas...

Las buenas:
- El juego nos ofrece todo un mundo para explorar. Desde el principio del juego podemos viajar a donde queramos y hacer lo que queramos. Esto, por supuesto, aumenta la dificultad, ya que en muchos casos es muy difícil saber a dónde debemos ir para resolver el puzzle que nos tiene atrapados.
- La cantidad de objetos que llevamos. Además, hay que tener en cuenta que manejamos a varios personajes -como ya disfrutamos en Maniac Mansion-, pero no tres, sino cuatro, lo cual también complica las cosas. ¿Pero, por qué se pone esto como si fuera una buena forma de aumentar la dificultad? Pues porque el 95% de los objetos que conseguimos tienen un uso -no son para rellenar inventario y confundirnos-.

Las malas:
- A lo largo del juego deberemos cruzar tres HORROROSOS laberintos, lo más odiado en una aventura gráfica; realmente odioso. Incluso hay alguno que está a oscuras y debemos cruzarlo con la ayuda de un mechero... esto lo único que logra es que perdamos un buen rato en poder seguir adelante y que nos tiremos de los pelos, porque un laberinto en una aventura gráfica puede ser de todo menos divertido...
- Algunos puzzles carecen de lógica -hay muy pocos, por suerte-.

Otro punto atrayente es que los puzzles tienen varias maneras de resolverse... por ejemplo, si queremos coger algo que está muy alto, lejos de nuestro alcance, podremos usar cualquier objeto largo para alcanzarlo, y no uno determinado.

Zak McKracken es un juego poco conocido en España... probablemente porque nunca salió aquí. Y realmente eso le ha afectado mucho, poca gente lo conoce y muchos de los que sí, no se han molestado en jugarlo. Sin embargo, es un juego muy recomendado y divertido: si te gustó el estilo de juego de Maniac Mansion, no puedes perdértelo. Eso sí, es una de las aventuras más difíciles que hemos probado. No es una aventura para iniciarse en el mundillo, pero si ya eres un veterano y deseas medirte en estos juegos, no debes perderte Zak McKracken and the Alien Mindbenders.