Warning: opendir(../imagenes/ngc/mariodoubledash/images/): failed to open dir: No such file or directory in /home/customer/www/ludoskopos.com/public_html/analisis/veranalisis.php on line 72

Warning: readdir() expects parameter 1 to be resource, boolean given in /home/customer/www/ludoskopos.com/public_html/analisis/veranalisis.php on line 73
Análisis de Mario Kart: Double Dash!! para GameCube - Ludoskopos
portada
noticias
ludoteca
avances
análisis
imágenes
reportajes
guías
trucos
foros
rss

Redactado por Shinji Mikami el sábado, 6 de diciembre de 2003

Mario Kart: Double Dash!!
  • Fecha de salida: Noviembre de 2003
  • Desarrollador: Nintendo
  • Distribuidor: Nintendo
  • Plataforma: GameCube
  • Género: Velocidad
  • Textos: Castellano
  • Voces: No

¡Compra Mario Kart: Double Dash!! en amazon.es con grandes descuentos!

Desde la aparición del primer Mario Kart, bajo el nombre de Super Mario Kart, allá por el año 92 y con el reinado de Super Nes en el mercado consolero, esta saga se convirtió en una de las abanderadas indiscutibles de las máquinas de la gran N, que han ido apareciendo generación tras generación. Uno de esos títulos, quizás junto a Legend of Zelda y Mario Bross, son los que identifican al gigante nipón y la diferencia del resto de compañías. Así que hecha la introducción, enciendan los motores de sus karts que comienza la carrera más divertida y frenética de los últimos años.

Tal y como comentaba anteriormente, Super Mario Kart nació para Super Nintendo en el año 92 en las propias oficinas de Nintendo Co. Ltd. y bajo la supervisión y producción de Shigeru Miyamoto. Fue un gran proyecto que supuso novedades muy importantes en lo que se refiere a la jugabilidad y que todos corroboraríamos inmediatamente pasando horas y horas jugando frente al televisor. También supuso la primera utilización del famoso Modo7 que tantas veces vimos desde entonces en juegos para SNes. Como dato curioso el juego tenía un framerate de 15 imágenes por segundo aproximadamente.

QUÉ NOS OFRECE DOUBLE DASH!!

Al insertar el Mini-DVD de Mario Kart: Double Dash!! en tu Gamecube lo primero que nos encontraremos será ya la habitual y muy gratificante opción de 60 hertzios para los que posean un televisor capaz de soportar esa tasa de refresco. Una vez ya en la pantalla de juego veremos cómo vuelve a brillar por su ausencia una intro de CG o FMV. Ésto no es malo ni bueno, simplemente es la línea que sigue la gran N desde siempre. Una vez pulsado Start encontraremos unos menús sencillos y muy ordenados en perfecto y claro castellano, que nos darán paso al juego, récords, o las opciones. Ya puestos a jugar, encontraremos la posibilidad de elegir de uno a cuatro jugadores. Tendremos los siguientes modos de juego:
- Grand Prix: el clásico modo historia para uno o dos jugadores en el que tendremos que ir compitiendo circuito a circuito contra la CPU o un amigo si se quiere.
- Versus: igual que el modo Grand Prix, pero esta vez será exclusivo para un 2 vs 1 o un 2 vs 2 únicamente manejados por nosotros, sin la CPU como rival.
- Contrarreloj: modo sólo para un jugador en el que correremos por el circuito que deseemos sin nadie contra el que competir, únicamente para marcar el mejor tiempo que podamos en cada vuelta.
- Batalla: seguiremos la estela del modo versus, pero esta vez, en lugar de en circuitos normales, lo haremos sobre campos de batalla donde podremos seleccionar tres tipos de batalla: Batalla de globos, Asalto al sol, y Bob-ombardeo.

También seguirá la típica posibilidad de elegir el nivel de dificultad depende de la cilindrada que seleccionemos: 50cc, 100cc ó 150cc, todas ellas seleccionables desde el principio si se desea. Una vez vayamos a la elección de personajes comienzan las novedades de más peso que incluye el juego. El plantel de personajes ha pasado de ocho a dieciseis seleccionables desde el principio (con alguna sorpresa más para los que vayan ganando carreras). Éstos serán los personajes que tendremos a nuestra disposición desde el principio: Mario y Luigi, Peach y Daisy, Yoshi y Birdo, Bebé Mario y Bebé Luigi, Koopa y Paratroopa, Donky Kong y Diddy Kong, Bowser y Bowsy, Wario y Waluigi.

Otra de las novedades más jugosas es la posibilidad de elegir el kart con el que queramos correr. Según el personaje que seleccionemos tendremos que correr con unos u otros de los vehículos posibles. Tendrás desde carricoches turbo inyección hasta barriles con ruedas motorizados, pasando por todo tipo de bólidos, coches, karts, trenes y hasta un Chevrolet del 65. Ahora podremos ver las características de cada vehículo: su aceleración, su velocidad, y su peso, influyendo éstas directamente en la manera de conducción de cada vehículo. Así pues, ya no será el personaje directamente el que varíe la manera de conducción, sino el coche, algo que le da mucha más vida al juego y nos parece más coherente y divertido. Pero la novedad más sonada y llamativa es la inclusión de un segundo personaje en tu kart: ¡un copiloto! O por lo menos algo parecido.
Dicho "copiloto" también tendremos que seleccionarlo después de que lo hagamos con el primer personaje. Así, el primero irá al volante del bólido y el segundo irá en la parte trasera de pie y será el que se encargue de lanzar los items contra los rivales o para nosotros mismos, pudiendo alternar piloto y copiloto cuando deseemos durante la carrera; un buen acierto por parte de Nintendo ya que dota al juego de un nuevo aliciente más para las carreras que nos esperan.

Otra de las novedades es que a medida que vayamos ganando carreras, se nos irá premiando con nuevos karts y bólidos, modos de juego e, incluso, personajes. Así que para tenerlos a todos deberemos jugar y ganar en todos los circuitos y en todas las cilindradas, todo un reto.

Una vez seleccionado el kart y los personajes, deberemos hacerlo con la copa que se quiera jugar. Estas copas son las ya clásicas y añoradas:
- Copa Champiñón: correremos en el Circuito de Luigi, Playa de Peach, Parque Bebé, y Desierto Seco-Seco.
- Copa Flor: aquí tendremos el Puente Champiñón, Circuito de Mario, el Crucero Daisy, y el Estadio Waluigi.
- Copa Estrella: Tierra Sorbete, Ciudad Champiñón, Circuito Yoshi y Montaña DK.
- Copa Especial: esta copa no será seleccionable desde el principio, y constará también de cuatro circuitos, que no te diremos para no chafarte la sorpresa.

JUGABILIDAD

Brutal, única, incomparable. Y podría seguir y seguir -como el conejo de Duracell- diciendo adjetivos para calificar la jugabilidad y adicción de los Mario Kart. Ponerse a los mandos de un kart en Double Dash!! es puro placer y fácil manejo, intuitivo y suave. El que haya jugado a los anteriores títulos de la saga, tanto expertos como no tanto, desde la primera partida se harán fácilmente con el control, incluso podrán ganar las primeras carreras (si los rivales y los circuitos te lo permiten, por supuesto). Para los que nunca se pusieron a los mandos de un kart, no les costará más que un par de vueltas para hacerse con el control total, y un par de caparazones rojos para enterarse de que aquí no se andan con chiquitas.

El control pasa a ser 100% para el stick analógico, tanto para el manejo del kart como para moverse por los menús. Así pues, la cruceta digital queda totalmente inutilizada en este juego. No sabemos exactamente el por qué de esta medida, pero algún despistadillo machacará la cruceta para intentar seleccionar algo sin resultado alguno.

El botón principal, el A, será el encargado de dar gas al bólido, mientras que las X e Y serán las encargadas de los items, para lanzarlos y pararlos. El botón B será el freno, pero como en todos los MK que he jugado, hubiera sido mejor que se hubieran ahorrado este botón para alguna que otra función distinta, porque os lo prometo: en horas y horas de carreras que me he pegado nunca he tirado de freno. La Z será la encargada de alternar al piloto y copiloto a los mandos del kart. Y por último los L y R servirán en los derrapes, para ayudarnos a tomar las curvas más cerradas a toda pastilla sin cortar gas. Como veis, se suprime la acción de saltar que pudimos utilizar en el anterior MK64. Algunos al principio puede que echen de menos esta opción, pero rápidamente se olvidarán de ella. El stick C también queda totalmente inutilizado para el juego.

Si tuviese que resumir la jugabilidad de este título en una sola palabra, sería "Adicción". Y es que después de la primera carrera quedarás totalmente "picado" con todo lo que se mueva por la pantalla. Si teneis la suerte de poder correr contra más gente que no sea la CPU os aseguro que la jugabilidad y adicción se disparan hasta límites altísimos. Una gozada.

Algo que me gustaría destacar por último de este apartado es el caos, o desorden, por llamarlo de alguna forma, que reinarán en todas las carreras en que participemos (sobre todo en 150cc). Si por ejemplo en MK64 había circuitos y momentos de auténtica calma en la que no pasaba nada y te lo jugabas todo a la última vuelta o últimas curvas, olvidaos de eso, porque asistiréis a una auténtica cacería humana desde que el semáforo se ponga en verde hasta la meta. Prácticamente no habrá ni un solo segundo de descanso o tranquilidad. Y de verdad, insisto mucho en este punto, la salvajada de viajes y golpes que os llevareis continuamente, tanto de vuestro "amigo" como de la CPU, no os dejará ni un segundo de alivio. A ésto ayudarán también un buen puñado de items, tanto ya clásicos -como los caparazones rojos, verdes y azules-, como las estrellas, plátanos, bombas e incluso perros bola gigantes como los que aparecían en Super Mario 64.

GRÁFICOS

El apartado gráfico de esta saga nunca ha sido llamativo, ni tan siquiera destacable, pero es que ni falta le ha hecho. Aunque SMK innovó con el ya mencionado Modo7 y el MK64 con un apartado 3D de los circuitos algo parecido al increíble SM64, la tasa de frames y simplicidad grafica de ambos títulos tiraban por tierra cualquier posibilidad de sobresaliente. En Mario Kart: Double Dash!! tampoco alcanzaremos el sobresaliente, pero esta vez sí que se ha quedado cerca de esta nota. Es cierto que la simplicidad gráfica sigue presente en este juego: texturas planas, pocos efectos gráficos de luz o transparencias, escenarios algo vacíos; se pueden resumir en escenarios muy vistosos y coloridos, pero nada que deslumbre.

En cambio, y aunque el número de polígonos en pantalla no es muy alto, si es de agradecer ver moverse ocho coches en pantalla a la vez, y algunos de considerable tamaño, con dos personajes en cada coche, sumando un total de dieciséis en pantalla a la vez, con multitud de items y caparazones pululando por la pantalla, explosiones y dinosaurios, a nada más y nada menos que 60 frames por segundo. Y esto es tanto a uno, dos, tres, o cuatro jugadores. No se resiente lo más mínimo ni la tasa de imágenes, ni los elementos en pantalla. Además la sensación de velocidad gracias a este refresco de imágenes es siempre altísima, sobre todo cuando lancemos alguna que otra seta-turbo, el kart saldrá lanzado a toda pastilla como si del F-Zero se tratara (salvando las distancias, claro). Es por todo ésto y mucho más por lo que el apartado gráfico se ha ganado de sobra el aprobado. Pero claro, siempre nos queda esa espinita clavada de que Nintendo podría haber hecho algo más por elevar este apartado hasta el sobresaliente.

MÚSICA Y FX

Melodías pegadizas marca de la casa que acompañan perfectamente cada carrera. Cada circuito tendrá su propia canción con lo que nunca se hace cansina o pesada. Tampoco es parte fundamental de las carreras, porque no podrás ni estar atento a las canciones, pero sí acompañan perfectamente. Simplemente cumplen con su cometido.

El sonido FX no es exactamente el punto fuerte de este juego. Tanto las voces, carcajadas o lamentos, como el rugido de los motores no son nada del otro mundo. Tampoco lo son las explosiones ni demás efectos como derrapes o frenadas. Lo que sí es cierto es que enseguida le cogeréis cariño y rabia a las voces de los personajes, tan peculiares e irónicas como nos tienen acostumbradas.

CONCLUSIÓN

Tenemos un gran juego, técnicamente correcto y altamente adictivo y jugable, que sin lograrnos sorprender a estas alturas -puesto que esa es una empresa casi imposible ya- sí logra darle bastante del aire fresco y diversión necesitados al catálogo de GC. Un título con el que te lo pasarás en grande jugando solo, y con el que gozarás jugando en compañía. En cualquiera de los dos casos nunca te defraudará, siempre y cuando no seas muy cool y te gusten los juegos de alguna consola de color negro con un tipo muy duro y ser el malo malote de turno. En cualquier caso, si tienes una Cube, no debes perder la oportunidad de hacerte con el juego y, si no eres poseedor de la máquina, tienes la excusa perfecta para hacerte con una y este juego gracias al Pack que Nintendo España puso a la venta desde el pasado 14 de Noviembre.