Warning: opendir(../imagenes/pc/mohaab/images/): failed to open dir: No such file or directory in /home/customer/www/ludoskopos.com/public_html/analisis/veranalisis.php on line 72

Warning: readdir() expects parameter 1 to be resource, boolean given in /home/customer/www/ludoskopos.com/public_html/analisis/veranalisis.php on line 73
Análisis de Medal of Honor: Allied Assault - Breakthrough para PC - Ludoskopos
portada
noticias
ludoteca
avances
análisis
imágenes
reportajes
guías
trucos
foros
rss

Redactado por SodLogan el domingo, 2 de noviembre de 2003

Medal of Honor: Allied Assault - Breakthrough
  • Fecha de salida: Octubre de 2003
  • Desarrollador: TKO Software
  • Distribuidor: Electronic Arts
  • Plataforma: PC
  • Género: First Person Shooter
  • Textos: Castellano
  • Voces: Inglés

¡Compra Medal of Honor: Allied Assault - Breakthrough en amazon.es con grandes descuentos!

Otra expansión más para Medal of Honor: Allied Assault. Tras la pequeña decepción que supuso la primera expansión, Spearhead –cortísima y con pocas innovaciones, aunque con un gran toque de 'Band of Brothers' y, nuevamente, de 'Salvar al Soldado Ryan'- los desarrolladores han intentado tomárselo algo más en serio y han añadido más situaciones, más armas y más enemigos.

Esta vez manejaremos al Sargento John Baker y, como siempre, seremos el hombre clave para finalizar con éxito las misiones en las que participamos, durante las cuales podremos encontrarnos acorralados por varios francotiradores enemigos, en lo alto de un tanque o de un jeep manejando una ametralladora del 30.

GRÁFICOS

Respecto al juego original, los gráficos no han mejorado mucho, siendo el menú prácticamente igual, los modelos de las armas y los personajes casi los mismos, con algunos detalles casi inapreciables que lo único que hacen es restarte FPS (imágenes por segundo). Obviamente, al haberse añadido nuevos elementos como nuevas armas, nuevos enemigos y nuevos edificios o vehículos, se ha trabajado algo más en estos, notándose una diferencia bastante grande en las ciudades africanas, que tienen un nivel visual muy destacable. Por otro lado, aunque los enemigos siguen cayendo cual sacos de patatas y sin soltar un mínimo de sangre, se han añadido nuevos movimientos de muertes como cuando les disparas a la cara, se llevan las manos a ésta mientras agonizan.

Otro punto, quizás no negativo, pero de indiferencia, es que el juego no tiene escenas memorables como el ya conocido Día D del MoH:AA original o el principio, cuando el salto del avión con todas las baterías antiaéreas disparando y los aviones cayendo de la expansión Spearhead. No, esta vez tan solo podremos ver movimientos normales y, si a caso, una persecución donde huimos en un jeep con una ametralladora montada y nos persiguen varias motos que hacen unos caballitos –muy llamativos, eso sí- al más puro estilo ‘Indiana Jones y la Última Cruzada’.

Quizás el detalle que pueda salvar al no espectacularismo mencionado sea la inclusión de animaciones con el motor gráfico del juego, como cuando saboteamos unos aviones enemigos, o el mismo final –recordamos que en MoH:AA, acabábamos la última misión y volvías directamente al menú principal, algo frustrante- o también con vídeos en blanco y negro, como ya vimos en las entregas anteriores, con unos subtítulos muy incómodos de leer y con una fuente demasiado pequeña, además de que como siempre que hay subtítulos de por medio, por leerlos, casi no veremos las imágenes que se nos muestran.

JUGABILIDAD

Nuevamente, al ser una expansión, no ha variado mucho desde Spearhead, ni siquiera significativamente desde el original Allied Assault.
Obviamente, aunque pocos, sí ha tenido que haber cambios, además de por evitar la monotonía –no muy bien conseguido-, porque nos encontramos en situaciones distintas que en los anteriores juegos. Así, nos veremos defendiendo una casa con sendos morteros Granatwerfer, cubriendo un tanque con un rifle de francotirador de los Panzershreck enemigos, manteniendo el control de un pequeño refugio con una ametralladora del 30, o pasando por medio de un campo de minas con el correspondiente detector para no saltar por los aires.

Además de todas esas situaciones están las ya vistas y también otras como montarte en un Flak 8 y ponerte a destruir tanques enemigos, o en una batería antiaérea AA y destruir tanques, aunque se lleva el premio gordo cuando las utilizas para mesmar pelotones enteros de soldados enemigos.
Aunque los momentos en los que manejas una ametralladora son muy divertidos, se abusa un poco de ellos, estando quizás el 15% del juego disparando una ametralladora.

Otro detalle que me ha dejado sorprendido es que en el 95% de los casos –seguimos con los porcentajes- cuando matas a un enemigo, no puedes recoger la munición correspondiente, de modo que en cuanto te explayas un poco disparando, tendrás que hacer el resto de misión a base de culatazos. No creo que esto de no poder recoger la munición sea intencionado, por lo que si es un bug –demasiado probable- es un bug bastante importante. Como ya pasó en Spearhead, todas nuestras armas –menos el bazooka, las granadas y ese tipo de armas peligrosas- tienen la opción de dar un culatazo que, como ya hemos dicho, más de una vez nos salvarán de un apuro. No obstante, muchas veces es inútil, ya que la mayor parte de las veces que necesitarás dar un culatazo va a ser cuando vacíes el cargador; pero cuando esto pasa, el juego recarga solo, y mientras recargas no puedes dar culatazos, por lo que la utilidad de éstos se ve bastante reducida.

Por último hablar de la Inteligencia Artificial, que no ha sido para nada mejorada, cayendo en los mismos errores, como soldados enemigos que se quedan quietos ante ti, o si estás muy cerca suyo correrán dándote la espalda a una posición más lejana, o si lanzas una granada, huirán de ellas con las manos en la cabeza, siendo blancos fáciles para ti.

CONCLUSIÓN

Aunque es bastante más largo que Spearhead, no alcanza la cantidad ni la calidad que Medal of Honor: Allied Assault, aunque sí que añade alguna situaciones bastante interesantes, así como el modo Liberation en el multijugador.
La banda sonora no es más que variaciones sobre el tema principal del juego original. Además debemos tener en cuenta el pequeño trabajo extra, ya que si los nazis hablan en alemán, escucharemos a los fascistas italianos cómo hablan su propio idioma.
Como ya pasó también en los anteriores juegos, será casi injugable en equipos modestos, a pesar de que como ya se ha dicho, no haya escenas tan espectaculares como las había en Allied Assault o Spearhead.
De todas formas, estas pequeñas pegas se puedan salvar por su precio, unos 25€, un precio asequible teniendo en cuenta como están las cosas hoy en día.