Warning: opendir(../imagenes/pc/rtcw/images/): failed to open dir: No such file or directory in /home/customer/www/ludoskopos.com/public_html/analisis/veranalisis.php on line 72

Warning: readdir() expects parameter 1 to be resource, boolean given in /home/customer/www/ludoskopos.com/public_html/analisis/veranalisis.php on line 73
Análisis de Return to Castle Wolfenstein para PC - Ludoskopos
portada
noticias
ludoteca
avances
análisis
imágenes
reportajes
guías
trucos
foros
rss

Redactado por SkaZZ el domingo, 20 de enero de 2002

Return to Castle Wolfenstein
  • Fecha de salida: Diciembre de 2001
  • Desarrollador: Gray Matter Interactive Studios
  • Distribuidor: Activision, id Software
  • Plataforma: PC
  • Género: First Person Shooter
  • Textos: Castellano
  • Voces: Castellano

¡Compra Return to Castle Wolfenstein en amazon.es con grandes descuentos!

Hace tiempo que ID Software lo venía anunciando. Una secuela que nos iba a dejar con la boca abierta. Aunque no sabríamos clasificarlo entre secuela o remake, la verdad es que ID Software tenía razón. El título fue puesto en manos de los programadores de Gray Matter Studios y Nerve Software, los cuales han hecho un buen trabajo. A los primeros se les encargó el modo individual, a los segundos el multijugador; y lo cierto es que dan ganas de volver al Castillo Wolfenstein.

En 1943 la guerra ha tomado un rumbo muy claro y los alemanes no lo aceptan de buen modo. Hitler, buscando más allá de las armas convencionales, busca a uno de los últimos descendientes de los Caballeros Teutónicos, Heinrich I. Sin embargo, el III Reich no cuenta con la intervención de uno de los mejores hombres del bando aliado, B.J. Blazkowicz, miembro de la Oficina de Acciones Secretas (O.S.A.) de EE.UU. A partir de aquí, nuestro héroe deberá primero salir del mítico Castillo Wolfenstein, donde la tortura y el horror siempre están presentes. Después, deberá infiltrarse en distintas bases, descubrir información, rescatar a científicos e, incluso, enfrentarse a terribles monstruos diseñados por científicos locos. Todo ello para terminar en una batalla final contra el malvado Heinrich. El guión ha sido fundamental para que el juego sea tan espectacular. Cada conversación o libros que encontremos nos dará información vital para comprender los acontecimientos que suceden. Además, cada final de misión, unos escenas de vídeo (hechas con el motor del juego) nos darán mucha más información sobre lo que está sucediendo.

Los chicos de ID Software cedieron todo el código del motor de Quake III: Arena a la gente de Gray y Nerve para la realización de este juego. Los programadores de ambas compañías lo modificaron y realizaron uno de los mejores trabajos jamás vistos. Podría ser lo que Half-Life fue en su día, pero muchísimo mejor. Los gráficos impresionan: texturas muy suaves, el agua por fin es agua, los efectos de luz y las sombras son perfectos, los rostros de los personajes ganan en realismo y son capaces de mover los labios y pestañear, efectos de niebla, humo y polvo... y ahí hasta nos quedamos cortos para describirlo. Todo eso sin contar los múltiples detalles como el poder coger sillas y usarlas como escudo o como apoyo para subir, el agujerear un barril y ver como sale el vino por sus agujeros, el dar una patada a la mesa para tumbarla y cubrirte... lo mejor es jugarlo e impresionarse por uno mismo. Los objetos tridimensionales son tridimensionales de verdad; es decir, las válvulas no son simples texturas y los tubos poseen volumen, al igual que las persianas, las barandillas, las sillas, las mesas... prácticamente todo. Hasta los camiones y demás vehículos están creados con tamaños verosímiles. Resulta extremadamente bello.

Por otro lado, el sonido es estupendo. Melodías que encajan según el tipo de escenario y que nos dan la sensación de estar en plena Segunda Guerra Mundial. Los efectos de sonido tales como pasos, abrir puertas, disparar... poseen un gran realismo y nos ayudarán, desde luego, en el juego. Hay que mencionar que los chicos de Activision, su distribuidor, se han tirado el rollo y han traducido las voces al castellano, voces que entonan con los personajes y que son fantásticas (el acento alemán en los soldados, por ejemplo).

Pero un juego no sería nada sin su jugabilidad, cosa que Return To Castle Wolfenstein rebosa por todos los lados. Tanto yendo como un verdadero espía, sin hacer ruido, al más puro estilo Commandos pero en primera persona, o yendo a por todas, disparando a troche y moche y dejando cadáveres por todos los lados; el jugador siempre tiene el deseo de jugar y jugar y jugar sin parar. Que te puedas cubrir con las sillas, que puedas pegar una patada a una mesa para tirarla al suelo y cubrirte con ella, que puedas mirar por el borde de una esquina sin ser descubierto y otras opciones hacen que el juego sea realmente adictivo. Supongo que será el exceso de adrenalina y el enfrentarte con enemigos extremadamente listos, lo que realmente da vidilla al juego.

Su modo multijugador está programado aparte, basandose en el modo individual y también merece un apartado. Bajándose el último parche para solucionar algunos errores, el jugador dispone de varios modelos de soldado en uno u otro bando. Cada modelo, tal como un médico, un ingeniero, un teniente o un soldado raso, puede elegir un armamento que, dependiendo del modelo elegido, será limitado a una serie de armas. El juego siempre es en equipo, es decir, si el grupo no funciona junto, nunca ganará. El médico da vida, el teniente munición y el ingeniero arregla las armas estáticas destruidas. Es lo mismo en uno u otro bando. El armamento es el mismo que el modo un jugador, pero afecta a los jugadores de un modo diferente: con el bazooka corres menos, con la venom tu desplazamiento es más lento, con el rifle con mirilla vas más rápido... ese tipo de detalles muy de Counter-Strike.