Warning: opendir(../imagenes/pc/re/images/): failed to open dir: No such file or directory in /home/customer/www/ludoskopos.com/public_html/analisis/veranalisis.php on line 72

Warning: readdir() expects parameter 1 to be resource, boolean given in /home/customer/www/ludoskopos.com/public_html/analisis/veranalisis.php on line 73
Análisis de Resident Evil para PC - Ludoskopos
portada
noticias
ludoteca
avances
análisis
imágenes
reportajes
guías
trucos
foros
rss

Redactado por SkaZZ el martes, 14 de marzo de 2000

Resident Evil
  • Fecha de salida: Septiembre de 1997
  • Desarrollador: Capcom
  • Distribuidor: Virgin Interactive
  • Plataforma: PC
  • Género: Survival Horror
  • Textos: Inglés
  • Voces: Inglés

¡Compra Resident Evil en amazon.es con grandes descuentos!

Nunca Capcom pudo imaginar que un juego que no fuera Street Fighter ganaría tantos adeptos. Con grandes dosis de imaginación, un guión muy completo y con el miedo como aliado, nació Resident Evil, una de las sagas más famosas de todos los tiempos. Pero, como toda buena saga, siempre hubo un principio.

La primera entrega surgió en 1996, cuando los diseñadores de Capcom decidieron crear un juego para PlayStation que enganchase, mezclando aventura y acción y, además, dando pánico al jugador; que le hiciese saltar de la silla. Y lo consiguieron. La introducción no podía ser mejor: unos horribles hechos ocurrían en los bosques de Raccoon City; personas mutiladas, cuerpos destrozados a mordiscos... ¿lobos? Ante tal situación. la policía decidió enviar al equipo Bravo de su unidad de élite, los S.T.A.R.S. Sin embargo, esta unidad perdió contacto nada más aterrizar en los bosques. Así pues, la policía envió al equipo Alpha: Albert Wesker, Chris Redfield, Jill Valentine, Barry Burton, Joseph Frost y Brad Vickars. Nada más llegar, el equipo se ve atacado por una bestia salvaje y Frost muere destrozado, además de que Brad huye presa del pánico en el helicóptero que llevo al grupo. El equipo se refugia en una vieja mansión que encuentran mientras huyen de la bestia y, al cabo de empezar el juego, encuentran un zombie comiéndose a un miembro del equipo Bravo. Es más, la mansión está plagada de criaturas creadas por la corporación Umbrella, que domina la ciudad y son los culpables de todas las criaturas que hay en la mansión. De repente, todos sus miembros se ven metidos en un complot de armas bioquímicas, locura y desesperación del que deben salir con vida.

Los gráficos del juego son modelos tridimensionales sobre fondos renderizados, los cuales se ven algo difuminados respecto al resto de modelos. Sin embargo, Resident Evil engancha a la primera. La sangre fluye por todos los lados: paredes manchadas, cuerpos decapitados, suelos resbaladizos... un gran trabajo del equipo de Capcom. Respecto a los personajes, sus movimientos son bastante buenos, excepto la falta de movimiento facial que estropea las conversaciones y el movimiento de giro, bastante mal hecho. Para que los gráficos funcionen, debemos de disponer de una tarjeta compatible con las que vienen en la caja (todas 3DFX).

Las melodías como los efectos sonoros son de auténtica genialidad. Gorgoteos, rasguños, tablones sueltos, cristales rotos, disparos, gemidos, gritos, mordiscos... realmente aterrador sobre fondos musicales que van desde la absoluta tranquilidad hasta una demencia increíble, aunque no es una música continúa. Los personajes poseen voces, pero éstas están en inglés, al igual que los subtítulos del juego. Aunque, de todos modos, tanto los textos como las voces son muy claras y se entienden perfectamente.

Donde Resident Evil se lleva el oro es en la jugabilidad, nunca he visto un juego del que se pueda sacar tanto jugo -aparte de sus sucesores, claro-. Existe la posibilidad de elegir a dos personajes de los S.T.A.R.S., Chris Redfield o Jill Valentine. El primero es el típico policía de mandíbula cuadrada y de dureza innegable -sale con un mísero cuchillo-, él es la parte difícil del juego. Entretanto, Jill Valentine es la experta en salir de situaciones inadecuadas con habilidad -ella tiene más armas y munición-, siendo la parte fácil del juego. Cada uno tiene su propio acompañante -Rebecca Chambers o Barry Burton respectivamente-, y se encuentran en distintas escenas del juego. Los puzzles son básicamente los mismos, pero la historia no. Además, dependiendo de las acciones que realice el personaje, tendrá un final diferente -creo que hay siete finales diferentes-. Eso, además, sin contar con una serie de trucos como armas con munición ilimitada o trajes especiales para los personajes.

A pesar de que esté algo viejo, Resident Evil sigue siendo jugable y engancha como sus sucesores. No te olvides de los comienzos...