Warning: opendir(../imagenes/pc/blue/images/): failed to open dir: No such file or directory in /home/customer/www/ludoskopos.com/public_html/analisis/veranalisis.php on line 72

Warning: readdir() expects parameter 1 to be resource, boolean given in /home/customer/www/ludoskopos.com/public_html/analisis/veranalisis.php on line 73
Análisis de Half-Life: Blue Shift para PC - Ludoskopos
portada
noticias
ludoteca
avances
análisis
imágenes
reportajes
guías
trucos
foros
rss

Redactado por SkaZZ el jueves, 7 de junio de 2001

Half-Life: Blue Shift
  • Fecha de salida: Abril de 2001
  • Desarrollador: Valve Studios, GearBox Software
  • Distribuidor: Sierra Studios
  • Plataforma: PC
  • Género: First Person Shooter
  • Textos: Castellano
  • Voces: Castellano

¡Compra Half-Life: Blue Shift en amazon.es con grandes descuentos!

Es comprensible que el intento de superación de una obra maestra, como fue Half-Life, es un trabajo muy duro. Al menos, si tenemos certeza de que la expansión o el segundo episodio, Half-Life: Opposing Force, si ha sido superado ampliamente, aunque este título, muy azul por cierto, tenga algunos detalles que podrían haberse subsanado con los tiempos que corren.

Barney Calhoun es un típico guardia de seguridad de los laboratorios Black Mesa, situados en Nuevo México. Era un día normal para él, sus preocupaciones se basaban en que todo funcionara más o menos correctamente. Algunos fallos con los ascensores y con los transportes, debidos a un exceso de uso de la energía por la sección de Materiales Anómalos, es su rutina diaria. Pero aquel día, entre broncas de sus superiores y trabajos de mantenimiento, un tal Gordon Freeman pulsó la tecla errónea. Sobreviviendo milagrosamente desde una caída desde un ascensor, Calhoun deberá rescatar a todos los científicos que pueda, ayudándoles a escapar del complejo. Eso sí, esquivando y/o matando alienígenas que vienen de un mundo paralelo; además de los clásicos marines que quieren silenciar a todo el mundo. Es decir, tendréis que salvar la vida a algunos miembros con los que, sin su ayuda, no podréis escapar. Te encontrarás con Gordon Freeman, al principio del juego (en una escena que me gustó sobremanera) y al final del mismo, y también obtendréis una escena en la que se hablará de Shepard. La introducción, el final, y el juego en sí, es una copia exacta del primer juego. Más de lo mismo, sin duda.

Desde luego, es todo un detalle que no sea necesario tener instalado el primer título para poder jugar a éste. Además, incluye el pack de alta definición que mejora los gráficos de los otros dos episodios. Hasta ahí, todo son detalles de calidad. Sin embargo, el juego se hace demasiado corto y el final se nos hace demasiado extraño. Para empezar, el juego comienza con Barney en un transporte, como Freeman, viendo las instalaciones, como Freeman, viendo a los demás como trabajan, como Freeman; el parecido es asombroso. El juego utiliza el ya viejo motor gráfico del Quake II (modificado), el cual podría haberse cambiado más. Hay errores muy gordos, como cuando vas bajando por el agua (o algo parecido a agua) en Xen y ves como las texturas se ponen unas encima de otras; también texturas muy difuminadas, como los carteles; y otras muy planas como tuberías sin relieve. A eso hay que sumar los viejos errores de atravesar paredes (clipping). Esto también sucedía en los otros dos juegos, pero por aquellos tiempos, aquello no tenía mucho remedio. Esto sólo sucede con los escenarios, puesto que el pack de Alta Definición mejora los modelos de marines, científicos, monstruos y demás personajes.

El sonido sigue siendo soberbio, aspecto que nunca falló en ninguna de las otras dos entregas. La música ha desaparecido por... no lo sabemos. Los efectos de sonido siguen siendo escalofriantes, muy realistas. Las voces de los personajes ahora están mucho mejor, además de que están dobladas al castellano, todo un detalle de los chicos de Gearbox. A pesar de no haber ganado en variedad respecto del primer título, Blue Shift tiene ese toque de tuberías goteando, rugidos desde el otro lado de la esquina y munición aplastada en el pecho de un enemigo.

Como un verdadero guardia de seguridad, al principio nos pasearemos por las instalaciones de Black Mesa viendo como funcionan las cosas y como no funcionan. Así, hasta que se nos encargué alguna tarea y se desate el caos. A partir de entonces, coge tu ratón porque la cosa está que arde. Muy al estilo de juegos como DooM o Duke Nukem 3D, tendrás que ir avanzando en busca de una escapatoria sin saber muy bien el porqué del jaleo. Tan solo, en el final del juego, se nos pone una explicación algo clara de lo que ha sucedido y de lo que sucederá. Ahora, eso sí, los científicos que te encuentres te soltarán verdaderos monólogos (como un tipo encerrado en el contenedor rojo), dignos de un narrador de El Quijote. Entre monstruo y monstruo, deberás darte muchas vueltas por todos los escenarios en busca de rutas para continuar, lo que puede aburrir un poco a los jugadores nuevos.

Por último destacar que Blue Shift trae el tan aclamado (ironía) Team Fortress Classic, lo cual tampoco es que nos agrade demasiado.