Warning: opendir(../imagenes/psp-gow/images/): failed to open dir: No such file or directory in /home/academ96/public_html/ludoskopos.com/analisis/veranalisis.php on line 72

Warning: readdir() expects parameter 1 to be resource, boolean given in /home/academ96/public_html/ludoskopos.com/analisis/veranalisis.php on line 73
Análisis de God of War: Chains of Olympus para PSP - Ludoskopos
portada
noticias
ludoteca
avances
análisis
imágenes
reportajes
guías
trucos
foros
rss

Redactado por Enrique Luque el lunes, 7 de abril de 2008

God of War: Chains of Olympus
  • Fecha de salida: Marzo de 2008
  • Desarrollador: Ready At Down
  • Distribuidor: Sony
  • Plataforma: PSP
  • Género: Acción
  • Textos: Castellano
  • Voces: Castellano

¡Compra God of War: Chains of Olympus en amazon.es con grandes descuentos!

Cuando Sony anunció el desarrollo de una precuela en exclusiva de la exitosa saga God of War para su consola portátil, muchos dimos por hecho que PSP recibiría uno de los mejores juegos de todo su catálogo. Sin embargo, que fuese la compañía Ready at Dawn quien se encargara del proyecto nos generó cierta incertidumbre, a pesar del buen trabajo previo que ya habían logrado alcanzar con el juego Daxter, también para PSP. Ahora, con Chains of Olympus en nuestras manos, sabemos no sólo que, en efecto, el nuevo God of War es uno de los mejores títulos para la portátil, sino que el lanzamiento ha conseguido sobrepasar las más altas expectativas. Así, Kratos está de regreso con una aventura que nada tiene que envidiar a sus andanzas anteriores en PS2. El guerrero espartano vuelve a golpear con fuerza.

Una aventura para gobernarlas a todas

Primero de todo es importante pasar a entender por qué Kratos ha conseguido pasar a ser uno de los personajes más populares y atractivos del mundillo consolero. God of War, el primer juego, nació como una aventura de segunda categoría, cuyos propios autores ni siquiera podían imaginar la buena acogida que su obra alcanzaría tanto por parte del público como de la crítica especializada. No obstante, si analizamos el ya clásico título desarrollado por el estudio de Santa Mónica de Sony, nos damos cuenta indudablemente de que éste tenía todo lo necesario para convertirse en la aventura de referencia de los últimos tiempos. ¿El motivo? God of War es en sí mismo un disco que reúne -intencionadamente o no, no lo sé- lo mejor de las más grandes obras de su generación. En primer lugar podríamos tomar como punto de partida la espectacular y divertida trilogía Prince of Persia. Así, las trepidantes aventuras del resucitado príncipe de los videojuegos y las del espartano más famoso tienen más en común de lo que puede parecer a simple vista. Por lo tanto, aunque es indudable que God of War presenta más acción y menos plataformeo que la saga de Ubisoft, sus planteamientos son similares: combates, puzles dinámicos, preciosismo gráfico en un reino antiguo y, sobre todo, un ritmo incesante que siempre invita a continuar jugando.

Pero pensemos en más aventuras triunfadoras de los ciento veintiocho bits; enseguida nos podría venir a la cabeza Shadow of the Colossus. Pues bien, si nos fijamos en el alto componente épico, trágico, del juego fantástico de los gigantes, nos podemos dar cuenta de que éste está muy presente también en el de Kratos. Los majestuosos templos, los inmensos titanes, la presencia de dioses lejanos de los cuales sólo podemos percibir su poder, su voz, su esencia…coinciden en ambos casos. Y la misma semejanza, aunque en distinto ejemplo, ocurre con otro de los lanzamientos que revolucionó el género, Devil May Cry: combates incesantes repletos de combos, recolección de las almas de los enemigos, un protagonista carismático, y todas las demás características de la maravilla de Capcom regresaban en cierta medida en God of War.

En resumen, no me gustaría que nadie interpretara mis palabras de forma equivocada. No quiero dar a entender que la saga que nos ocupa sea un mero plagio de todas las anteriormente citadas, ni siquiera puedo asegurar que las semejanzas entre ellas sean intencionadas, esos casos nunca suelen salir bien. Lo que sí es cierto es que God of War utilizó sabiamente, en su justa medida, los principios básicos de las aventuras tridimensionales de su tiempo, mezclándolas (pero sin agitarlas), hasta conseguir completar un lanzamiento sinónimo de una sola palabra: diversión.

Mitología portátil

La gran pregunta, después de que hubiésemos tenido en cuenta todo lo dicho en el apartado anterior, era la siguiente: ¿cabría toda la majestuosidad de God of War en una portátil? Qué duda cabe de que PSP no es una máquina de bolsillo como otra cualquiera, sino una maravilla técnica capaz de soportar los motores gráficos más cañeros, eso ya lo habíamos comprobado en títulos anteriores como Metal Gear Solid Portable Ops o Silent Hill Origins, pero, ¿podría mover dignamente una aventura de Kratos?

A pesar de haber visto previamente bastantes capturas de Chains of Olympus, uno no se da cuenta de su calidad audiovisual hasta que lo ve por sí mismo, en su propia consola. Así, durante la consecución del primer nivel es imposible no darse cuenta de que está, posiblemente, ante la aventura más espectacular jamás vista en una portátil. Sin ir más lejos podríamos decir que este nuevo programa es igual o mejor que los dos primeros God of War, a nivel gráfico, me refiero. De cualquier manera, este nuevo título cuenta con una importante ventaja: aunque no lo hace en ningún otro aspecto (puesto que no deja de tratarse de una obra digna, pero de carácter puramente continuista) sí sorprende gracias a ser en una máquina portátil donde se ejecuta, siendo así mucho más asombroso el resultado final.

Aunque podríamos estar horas hablando simplemente de su aspecto visual, nos centraremos en decir que todo se parece mucho a lo visto en el capitulo anterior. Así, las místicas edificaciones, los gigantescos enemigos finales, los pasajes épicos y sobrecogedores... todo vuelve a estar presente en Chains of Olympus. Por supuesto las animaciones de Kratos también serán igual de buenas que siempre y, aunque parezca imposible, el juego no se ralentiza en ningún momento.

En cuanto al apartado musical, no se queda atrás. Los temas que acompañan nuestro desarrollo en el disco tienen una fuera y un marcado carácter épico que asombra y ayuda a meterse de lleno en la acción. Las voces, dobladas al castellano, sí pierden algo de fuerza en ocasiones, pero también mantienen el tipo por lo general.

Breve pero intenso

Como todos los usuarios sabrán, God of War ha sido anteriormente sinónimo de pura acción, y lo sigue siendo en esta nueva ocasión. El ritmo trepidante de combos, enemigos, saltos y puzles se mantiene intacto, siendo un placer mover a Kratos en sus constantes enfrentamientos contra todo tipo de monstruos mitológicos y soldados varios, o en la ejecución de pruebas de ingenio que, por lo general, son bastante sencillitas de resolver. Así, el juego de Ready at Dawn es un torbellino de carisma, entrega y diversión, donde se calculan perfectamente los momentos de lucha, las pausas necesarias y las secuencias de vídeo.

No obstante, Chains of Olympus dura poco, o al menos no tanto como nos gustaría. De esta manera cuando más a gusto nos sentimos en la piel de Kratos, el juego llega a su fin. En total sumará seis o siete horas de acción, pero, sinceramente, se pasan volando. En cualquier caso, el título tiene cuatro niveles de dificultad diferente (es recomendable no empezar en el más fácil o la aventura será un paseo por el parque), así como varias mini pruebas diferentes que nos mantendrán ocupados después de ver el final de la obra.

Conclusión

Desde luego, los chicos de Ready at Dawn aprueban con sobresaliente en una tarea tan complicada como la que tenían entre manos: adaptar a PSP las aventuras de Kratos. El juego que hemos analizado no es perfecto, puesto que no ofrece nada nuevo a la saga y tampoco resulta especialmente largo, pero es increíblemente divertido. Además, tal como decíamos, gráficamente es increíble, alcanzando cotas imposibles en un sistema portátil, las cuales demuestran lo que se puede llegar a exigir realmente a una PSP.

Ahora es Sony quien tiene un reto aún mayor entre manos: God of War III. Ahí ya no valdrá realizar otra entrega más de la saga, sino que será necesario volver a sorprender, algo que, insisto, no será fácil, pero de lo que depende de sobremanera el futuro de la serie.

De momento las cadenas del Olimpo han demostrado ser fuertes, cortas y bonitas. Un título más que recomendable para quien ya haya disfrutado de este peculiar y salvaje guerrero de Esparta, o quiera hacerlo por primera vez.