Warning: opendir(../imagenes/360-armyoftwo/images/): failed to open dir: No such file or directory in /home/customer/www/ludoskopos.com/public_html/analisis/veranalisis.php on line 72

Warning: readdir() expects parameter 1 to be resource, boolean given in /home/customer/www/ludoskopos.com/public_html/analisis/veranalisis.php on line 73
Análisis de Army of Two para Xbox 360 - Ludoskopos
portada
noticias
ludoteca
avances
análisis
imágenes
reportajes
guías
trucos
foros
rss

Redactado por SodLogan el sábado, 22 de marzo de 2008

Army of Two
  • Fecha de salida: Marzo de 2008
  • Desarrollador: Electronic Arts
  • Distribuidor: Electronic Arts
  • Plataforma: Xbox 360
  • Género: Acción
  • Textos: Castellano
  • Voces: Castellano

¡Compra Army of Two en amazon.es con grandes descuentos!

Hay quien dice que el dinero no da la felicidad, pero, como piensan otros, sí que ayuda a conseguirla. Y Salem y Ríos, los personajes del juego, quieren ser felices. Estos dos rangers de Estados Unidos, movidos por el afán de dinero, abandonan el ejército y se convierten en mercenarios en una época actual en la que los conflictos bélicos no paran de sucederse. Para nuestros dos chicos, esto no es más que una mina de oro; dinero fácil por hacer lo único que saben hacer, y muy bien: matar.

Uno para los dos y los dos para uno

Si en algo destaca el juego, es en el mecanismo de juego. Algunos lo igualan al fabuloso Gears of War por la gran cantidad de movimientos que toma prestado de éste como esconderse pegado tras un bloque de hormigón, disparar a ciegas (muy certeramente, por cierto), curar al compañero herido, etc., pero la verdad es que Army of Two da una vuelta más de tuerca a este sistema de juego, y es que este juego nos sumerge en conflictos y batallas que deben ser resueltas, casi forzosamente, por un ejército de dos.

Desde el tutorial ya nos lo dejan bien clarito, y es que en unas guerras como las actuales, un solo hombre no puede hacer nada sin un compañero que le saque las castañas del fuego. Ríos y Salem no son nada el uno sin el otro. Gracias a este binomio podremos realizar tareas poco vistas hasta ahora como disparar coordinadamente con el rifle de francotirador a dos objetivos simultáneamente, curar y ser curados por el compañero mientras, medio muertos, le cubrimos con nuestros disparos, darnos apoyo para saltar a un lugar de otro modo inalcanzable y, sobre todo, flanquear a enemigos parapetados o invulnerables de frente.

La agresividad de Ríos y Salem

Como resultado de la gran compenetración de Ríos y Salem, podremos realizar muy buenas maniobras de distracción y flanqueo. Tomando prestado el fuego de supresión de juegos como Brothers in Arms, en Army of Two tenemos el medidor agro, una barra que indicará cuál de los dos personajes resulta más agresivo y, por tanto, llama más la atención de los enemigos y recibe sus disparos. Una vez que uno de los dos personajes haya llamado la atención de los enemigos con sus disparos, el otro podrá, más tranquilamente, flanquearlos y acabar con ellos.

Controlando a los personajes

Obviamente tendremos total control sobre nuestro personaje al más puro estilo tradicional de los juegos de acción en tercera persona. Lo importante aquí es el control de nuestro acompañante. Éste será de suma facilidad mediante el uso de la cruceta y algunas acciones (intercambiar armas y francotirador cooperativo) mediante una pequeña combinación de gatillo y cruceta. Podremos ordenar a nuestro compañero que se reagrupe con nosotros, que se mantenga en su posición, o que avance; opciones todas éstas que pueden ser de forma defensiva (sin disparar o disparando sólo cuando sea indispensable) o agresiva (disparando en todo momento, normalmente para distraer al enemigo).

Aunque nuestro compañero obedece de forma bastante eficaz a nuestras órdenes, habrá veces que se atasque, que no avance porque no le da la gana o que nos deje morir desangrados en la arena porque no le apetece disparar. Detalles todos éstos que podrían haberse repasado un poco más, ya que a veces puede ser bastante irritante tener que repetir un área por culpa de la ineptitud de tu compañero.

La campaña

Para bien o para mal, los nuevos juegos cada vez se centran más en el multijugador, lo que hace que la campaña sea tremendamente corta, pasable incluso en una tarde. Esto no quiere decir que la campaña sea mala, que no lo es, sino que es corta sin más, aunque bastante rejugable, sobre todo si podemos jugarla acompañados por un amigo, ya sea a través del Live o en pantalla partida.

Durante las seis misiones del juego iremos ganando dinero por cumplir los objetivos que se nos van asignando. Con este dinero podemos ir comprando y mejorando armas, un grandísimo arsenal que incluye los clásicos rifles de asalto AK-47 o M16, pistolas SOCOM o Desert Eagle, escopetas, la enorme minigun M134, rifles de francotirador, bazookas RPG o lanzacohetes Stinger, entre otras. Podremos mejorarlas añadiendo cañones más largos para aumentar el daño, cambiando la culata para mejorar la puntería, ampliando los cargadores o colocando silenciadores. El problema inexplicable de la tienda de armas es la gran cantidad de tiempo que tardan en cargar los menús. ¿Alguien se lo explica?

Con este ingente arsenal haremos frente a todo tipo de enemigos que nos pondrán en más de un apuro en escenarios diversos como Afganistán, China o un portaaviones, ya sea en interiores o exteriores. Durante estas misiones tendremos que cumplir una serie de objetivos como eliminar con un explosivo cohetes, matar líderes enemigos, rescatar y escoltar rehenes...

La inteligencia artificial de los enemigos, lejos de ser brillante, cumple con su cometido: se parapetan y disparan, intentan flanquearte y evitar que tú lo hagas e incluso intentan tenderte trampas con minas o barriles explosivos.

El multijugador

Debido a la corta duración del modo campaña, podríamos decir que el quid del juego está en el multijugador. Sin tener en cuenta la opción de pasar la campaña cooperativamente con un amigo o con cualquier desconocido que haya por el Live, el multijugador se muestra como una opción poco desarrollada de momento, con pocos mapas y modalidades de juego, aunque es de esperar que vayan añadiendo más.

Por el momento, podemos hacer un ejército de dos junto con otro jugador y cumplir objetivos que la máquina va proponiendo aleatoriamente, muy del estilo de los de la campaña. Todo esto mientras luchamos contra muchos más personajes movidos por la máquina y contra otro equipo rival cuyos objetivos son los mismos que los nuestros, por lo que uno de los dos equipos sobra, hecho que se resuelve como en el salvaje oeste.

Apartado técnico

El apartado gráfico cumple bastante bien con su cometido, si bien es verdad que comparándolo con el veterano Gears of War puede verse perdiendo. Encontramos unos modelos de los personajes más o menos nítidos y unos escenarios bastante detallados con efectos de luces, fuegos y humos resultones, pero poco más. Como comentario pijo... ¿no podrían haber puesto otro dibujo menos pixelado durante las pantallas de carga?

Durante el juego nos acompaña una banda sonora que no destaca en demasía por ningún motivo. Sí destaca, en cambio, el doblaje, muy cercano al de una película, con actores famosos como Salvador Aldeguer (Antonio Banderas y John Travolta entre otros) y Juan Perucho (oído como Peter Griffin y el Jefe Wiggum). Igualmente, tenemos unos efectos sonoros que cumplen, como los disparos, los sonidos de las balas contra metales y la carne...

Conclusión

Army of Two es un juego que, sin llegar a revolucionar el género, aporta pequeños granitos de arena gracias a la cooperación forzosa con otro personaje. La campaña es interesante a nivel argumentativo, aunque demasiado corta; es, por tanto, un juego que se centra más en el multijugador, por lo que, si no dispones de él, no es una buena opción.

Los personajes, en especial Tyson Ríos y Elliot Salem, sin olvidarnos del demente Clyde, son suficientemente carismáticos como para no pasarnos desapercibidos con sus diálogos y perrerías. Gracias al final del juego, esperamos verlos de vuelta en una segunda parte.