Warning: opendir(../imagenes/nds-hotel_dusk/images/): failed to open dir: No such file or directory in /home/customer/www/ludoskopos.com/public_html/analisis/veranalisis.php on line 72

Warning: readdir() expects parameter 1 to be resource, boolean given in /home/customer/www/ludoskopos.com/public_html/analisis/veranalisis.php on line 73
Análisis de Hotel Dusk: Room 215 para Nintendo DS - Ludoskopos
portada
noticias
ludoteca
avances
análisis
imágenes
reportajes
guías
trucos
foros
rss

Redactado por Mr Mario el domingo, 6 de mayo de 2007

Hotel Dusk: Room 215
  • Fecha de salida: Abril de 2007
  • Desarrollador: CING
  • Distribuidor: Nintendo
  • Plataforma: Nintendo DS
  • Género: Aventura Gráfica
  • Textos: Castellano
  • Voces: Castellano

¡Compra Hotel Dusk: Room 215 en amazon.es con grandes descuentos!

Muy pocas veces en este renovado y ahora moderno mundo de los videojuegos, tenemos la oportunidad de descubrir un título tan transgresor e innovador como lo es Hotel Dusk. Los chicos de Cing, con tan sólo dos títulos en su haber, se atreven con su tercera aventura gráfica tras Glass Rose en PlayStation 2 y el más reciente y elogiado Another Code, también para Nintendo DS. Con Hotel Dusk se acerca el entretenimiento digital a las masas y se destruye un poco más el mito de los videojuegos violentos y vacíos de contenido.

LA NOVELA INTERACTIVA

Hay muchos detalles dignos de mención en Hotel Dusk, pero lo primero que nos llama la atención al encender la portátil es precisamente la manera de sostenerla. Volvemos por fin a verticalizar nuestra DS para convertirla metafóricamente en un libro. Un extraño rito que parece estar diciendo abiertamente: "ya no es frikismo; ahora es cultura". Dirección artística aparte, de la cual hablaremos más abajo, nos damos cuenta rápido de que la construcción del guión y, sobre todo, la solidez y carisma de los personajes es excepcional. Uno de esos pocos casos como pueden ser Metal Gear Solid o Fahrenheit, donde nos sumergiremos en una historia trabajada. En realidad Hotel Dusk se asemeja mucho a uno de esos libros para niños de "escoge tu final" con la sustancial diferencia de que ya no es para niños. Para concretar nos encontramos ante una novela negra interactiva y electrónica de polis, cacos y detectives como las de antes.

HISTORIA

El hilo argumental sigue la pista de Kyle Hyde, un policía que se vio obligado a disparar a su propio compañero en el pasado. Ya que nunca se encontró el cadáver, Kyle decide dejar la policía y seguir la investigación por su cuenta a la par que trabaja como vendedor ambulante. Y así es como por fin llega al misterioso Hotel Dusk, situado en la costa oeste de Estados Unidos. Estableceremos contacto con todos los inquilinos del hotel y poco a poco iremos desvelando viejas incógnitas. Por otro lado, la habitación en la que nos alojaremos, la 215, tiene la extraña fama de cumplir cualquier deseo que su inquilino codicie (de ahí que el título en Japón sea Wish Room). Por cierto: todos los textos han sido traducidos al castellano y es de agradecer.

JUGABILIDAD

Hotel Dusk bebe directamente del sistema de juego empleado en las aventuras gráficas, aunque en este caso se trate de un desarrollo mucho más complejo y jugable. Por ejemplo recorreremos los escenarios y comprobaremos objetos en 3D gracias al uso de la pantalla táctil. Reúne elementos de las aventuras gráficas más clásicas, un género bastante olvidado del que apenas quedan un par de exponentes en PC. Mucha exploración, abundantes diálogos con huéspedes y encargados, muchos objetos que recoger y notas que tomar. Los puzzles abundan, con la tendencia de convertir todo lo fácil en difícil. Cuando creemos haber encontrado la llave que abre un maletín, la llave se rompe. Pero tenemos un clip para forzar la cerradura y... nada, el clip es demasiado pequeño. El devenir de fatalidades es constante. Entra en juego la pantalla táctil para la resolución de estas pruebas, con un uso muy acertado del stylus. En ningún momento del juego tocamos cruceta o botón alguno y todo se realiza con el lápiz táctil.

GAME OVER

Las conversaciones tienen un peso importante. Tanto, que si no elegimos la forma correcta de hacer una pregunta o dar una respuesta podemos dejar pasar pistas importantísimas e incluso acabar con una increíble pantalla de "Game Over". Cuán retro es el "Game Over" y qué bien sigue funcionando con esa mezcla de sensaciones a medio camino entre el susto y la incredulidad para animar a volver a jugar.

ARTE

La dirección artística es sencillamente soberbia. Cargada de sensualidad y también de humildad, nos presenta unos esbozos animados de los personajes. Animaciones excelentes que más que de animaciones, sería correcto hablar de expresiones. Gran parte del carisma del protagonista principal reside en el dibujo. Fondos a medio pintar y escenarios 3D bastante bien trabajados, con la suficiente elegancia como para no desentonar y a la vez darle variedad gráfica al juego. Original y bastante genuino. Todo un acierto. Quizás lo más flojo sea la música, ya que algunas melodías llegan a cansar y terminan por resultarnos repetitivas y anodinas.

CONCLUSIÓN

Único e imprescindible. Otro hit para la portátil de Nintendo sustentado en conceptos funcionales además de entretenidos. Un diseño gráfico/artístico brillante y un guión lo suficientemente bueno como para enganchar a cualquier lector, juegue o no a los videojuegos. Además es uno de los títulos que mejor aprovecha la pantalla táctil con algunos puzzles de ingeniosa resolución. Hotel Dusk revaloriza la calidad de los juegos de la compañía Cing, teniéndonos a todos expectantes ante sus próximos trabajos.