Warning: opendir(../imagenes/nds-wario/images/): failed to open dir: No such file or directory in /home/delcaste/public_html/ludoskopos.com/analisis/veranalisis.php on line 72

Warning: readdir() expects parameter 1 to be resource, boolean given in /home/delcaste/public_html/ludoskopos.com/analisis/veranalisis.php on line 73
Análisis de Wario Ware Touched! para Nintendo DS - Ludoskopos
portada
noticias
ludoteca
avances
análisis
imágenes
reportajes
guías
trucos
foros
rss

Redactado por Mr Mario el viernes, 22 de diciembre de 2006

Wario Ware Touched!
  • Fecha de salida: Marzo de 2005
  • Desarrollador: Nintendo
  • Distribuidor: Nintendo
  • Plataforma: Nintendo DS
  • Género: Habilidad
  • Textos: Castellano
  • Voces: Inglés

¡Compra Wario Ware Touched! en amazon.es con grandes descuentos!

Vivimos en un tiempo en el que podemos hacer de todo por Internet, en el que los informativos escupen datos numéricos a modo de víctimas sin que consiga generar demasiada empatía en nosotros o donde nos damos cuenta de que somos controlados mediante un hedonismo consumista y no nos importa lo más mínimo.

Nos hace gracia ver gente haciéndose daño de verdad, riéndose de su propia cultura o imitando a Michael Jackson con acento de Cuenca, extraño y a veces terrorífico pero en el fondo divertido.

Uno de los mejores ejemplos que podríamos ofrecer para explicar la sociedad absurda y kafkiana en la que vivimos es Wario Ware. Me explico.

WARIO WARE

El Wario Ware lo conocíamos de GameBoy Advance, sus minijuegos cortos a contrarreloj (microjuegos de apenas 3 segundos donde empleábamos uno en comprender y dos en actuar) hicieron más amenos los viajes en metro o en bus. Ahora, en DS, se trata básicamente de lo mismo, con el handicap añadido de hacerlo todo con el stylus. Esto parece facilitar mucho las cosas y así es, pero la dificultad está tan ajustada que sólo al principio nos resultará fácil (sobre todo si no habíamos jugado a la saga previamente). Se nos presentan distintos personajes (empezando por Wario) que nos introducen mediante secuencias a las tandas de minijuegos. Aunque parezca mentira Wario Ware Touched! sigue una historia de la misma manera que ocurre en las películas de David Lynch pero, en el caso del juego, en clave de humor. Tiene momentos, tanto en las secuencias como en los microjuegos, fascinantemente divertidos y capaces de sacar una sonrisa a cualquiera.

Nos encontramos pues ante otro juego de la nueva política de Nintendo, diseñado para que todo el mundo pueda jugar sin necesidad de explicaciones, las cuales serían aquí más absurdas que el propio juego, del estilo de "corta el moco"; de hecho, es posible que alguien que nunca haya jugado a nada lo entienda antes que un jugador experimentado.

ABSURDO / DIVERTIDO

Volviendo a Kafka, es extraño no encontrarse un minijuego que consista en transformar a un humano en cucaracha mediante la fricción del stylus en la pantalla, pero por ahí van los tiros. Os propongo algunos ejemplos con la cantidad justa de información que se nos suele ofrecer: gasta el papel higiénico, corta el moco, acaricia el perro, rueda la bola, aplasta las moscas, encierra el pato, limpia al niño, echa el ketchup y decenas de ideas increíbles que te obligan a entenderlas en un segundo para resolverlas en otros dos soportando la tensión y la risa. Además de todo esto, nos "regalan", por ir avanzando en el juego, tonterías en forma de ítems que caen de una nave rosa con forma de cerdo (no preguntéis) sin límite de tiempo para probarlas y del estilo de tocar un piano o mover un flan.

CONCLUSIÓN

Este juego es sencillamente tan representativo de la sociedad contemporánea que le es imposible pasar desapercibido. La mejor analogía para describirlo sería la de un informativo de hoy en día, donde nos mezclan una noticia de política internacional con un señor que se cuelga ladrillos de los genitales, para terminar, como no podía ser de otra forma, con Fernando Alonso. Es divertido, adictivo y también muy "freak" pero tiene dos grandes inconvenientes. Si has jugado al de GBA, no te sorprenderá tanto como debería y además se te puede hacer corto si juegas mucho y muy seguido; eso sí, es el juego perfecto para acompañar trayectos cotidianos en transporte público.