Warning: opendir(../imagenes/pc-nwn/images/): failed to open dir: No such file or directory in /home/customer/www/ludoskopos.com/public_html/analisis/veranalisis.php on line 72

Warning: readdir() expects parameter 1 to be resource, boolean given in /home/customer/www/ludoskopos.com/public_html/analisis/veranalisis.php on line 73
Análisis de Neverwinter Nights para PC - Ludoskopos
portada
noticias
ludoteca
avances
análisis
imágenes
reportajes
guías
trucos
foros
rss

Redactado por Alondar-Gallo el lunes, 4 de diciembre de 2006

Neverwinter Nights
  • Fecha de salida: Septiembre de 2002
  • Desarrollador: Bioware Corporation
  • Distribuidor: Virgin Play
  • Plataforma: PC
  • Género: RPG
  • Textos: Castellano
  • Voces: Inglés

¡Compra Neverwinter Nights en amazon.es con grandes descuentos!

Neverwinter Nights es otro "hijo de Bioware". La compañía que nació con Baldur’s Gate (aunque tuvo un juego anterior que pasó desapercibido) dio otro gran paso con este juego dentro del mundo de los RPG.

Basado con gran acierto en la tercera edición del juego de rol de mesa Dungeons & Dragons o simplemente D&D (mal llamado AD&D, ya que Advanced murió con la segunda edición) se nos presenta un juego bien hecho e innovador, con una gran posibilidad de expansión dentro del mundo del multijugador, con el sabor del rol tradicional.

Contextualizado en el escenario de campaña Reinos Olvidados (el mismo usado en la saga Baldur’s Gate y Icewind Dale), volveremos a recorrer los parajes de Faerûn en busca de aventuras.

NOCHES DE NOYVERN

En este caso nos encontramos en la ciudad norteña de Noyvern, que está siendo asolada por una extraña enfermedad, la muerte aullante (wailing death). En un último intento desesperado por acabar con el problema, se convoca a todos aquellos que se crean capaces de acabar con la enfermedad. Ahí apareces tú, un hasta entonces desconocido personaje decidido a llegar hasta el fondo del problema, con las promesas de oro y gloria.

Es entonces cuando eres admitido en la academia de héroes de Noyvern, dispuesta a entrenar a aquellos que son su única esperanza. Sin embargo, cuando estás finalizando tu instrucción básica, la academia es atacada por magos desconocidos que masacran a todo al que encuentran.

Tú logras sobrevivir a la matanza, lo que te convierte en el héroe predilecto que necesita la ciudad. Eres llamado por Lady Aribeth, una famosa paladina al servicio del Tyr, que te explica que el motivo del ataque es el robo de unas criaturas allí custodiadas que podrían ayudar a encontrar una cura a esa mortal y terrible enfermedad.

Tu misión es encontrar a esas criaturas y al causante de todo este caos y destrucción, lo que te encauzará en una aventura mucho mayor de lo que jamás pudiste imaginar.

GRÁFICOS

Neverwinter Nights entra en la definición de un juego innovador gráficamente. Es el primer juego de rol basado en D&D que usa las 3D. Fue desarrollado específicamente para este juego el famoso motor Aurora (en el que luego se basará el motor Odyssey usado en la saga Caballeros de la Antigua República) que goza de gran potencia gráfica, proporcionando texturas definidas, realismo y excelentes efectos lumínicos, en detrimento del rendimiento en algunos ordenadores poco potentes. Aun así, gráficamente, este motor (y por ende el juego) es el resultado de duro trabajo y eso se nota. Veremos desde diminutos "pixis" (una especia de hadas del universo de D&D) hasta colosales e imponentes dragones, todo ello con gran realismo y efectividad.

NO ES SÓLO UN JUEGO

Neverwinter Nights no se caracteriza por su campaña monojugador; ése no es su principal estandarte. Neverwinter Nights fue distribuido con el "Aurora Toolset", una potentísima herramienta (parecida a la que acompañaba a Morrowind) que nos permite crear de manera relativamente fácil y sencilla nuestros propios módulos o campañas (tanto multijugador como monojugador) para jugarlas en internet con más aficionados o en nuestro ordenador si el módulo está orientado en sí a ser jugado por un único jugador. Esto añade una posibilidad de expansión al juego sin límites, característica que se ha hecho patente en que la comunidad de jugadores de NWN sea la mayor del mundo.

¿Y EL ROL?

En NWN controlamos a un personaje creado por nosotros mismos; podremos elegir desde la cara hasta el sexo, pasando por distintos peinados, ropa o raza. Y habremos de elegir una (o varias) de las clases típicas de D&D, tales como hechicero, mago, guerrero, clérigo, bárbaro... que nos otorgan las distintas capacidades que nuestro personaje usará a lo largo del juego, más algunas que elegiremos libremente según nuestro personaje suba de nivel.

Durante el juego también se nos ofrecerá la posibilidad de que nos acompañe un personaje que escogeremos con cuidado con la finalidad de que equilibre las deficiencias del nuestro. Por ejemplo un buen compañero para un mago es un guerrero, etc. Pero la principal diferencia con los anteriores juegos basados en D&D radica en que nosotros no manejaremos a ese personaje extra, sino que él nos seguirá y nos ayudará, y nosotros tan sólo podremos darle órdenes sencillas tales como atacar, etc.

La versión en la que se basa el juego es la tercera de D&D, lo que puede ser molesto para los que estén acostumbrados a la segunda (la que vemos en casi todos los juegos basados en el motor Infinity de Bioware, como por ejemplo Baldur’s Gate). Sin embargo la experiencia de la mayoría de los jugadores de rol cercioran que la tercera edición de D&D supera con creces a sus predecesoras, tanto en sencillez como en concepto.

De todas maneras, en el juego algunas reglas sufren unas mínimas modificaciones para adecuarlas a lo que es el juego en el ordenador, que evidentemente se diferencia al de papel y lápiz, pero siempre respetando escrupulosamente la esencia del juego. Podremos decir sin miedo alguno que el juego está mejor con estas mínimas modificaciones que sin ellas.

Desgraciadamente, tan sólo unos meses después del lanzamiento del juego apareció una revisión de las reglas (versión 3.5) que mejora muchos aspectos desequilibrantes del juego que no se incluyeron en el juego por razones obvias.

MÚSICA Y FX

Con respecto al apartado musical de este título, se ha contado con una figura de altura en el mundo de las bandas sonoras para videojuegos, cosa que viene siendo frecuente últimamente. Jeremy Soule fue el encargado de llevar a cabo la ardua empresa de hacer una buena banda sonora que estuviese a la altura de Baldur’s Gate, y lo consiguió con creces.

Sin embargo, dado el espectacular currículo de este artista (Morrowind, Caballeros de la Antigua República, Oblivion...) tan sólo podemos decir que se mantiene dentro de su impecable dinámica, con canciones que se adecuan al contexto en el que nos encontremos, desde la grandeza y tranquilidad de un templo de un Dios hasta la rapidez y excitación del combate.

Los efectos de sonido son claros y precisos, como por ejemplo los presentados en los conjuros, que suenan como deberían sonar (o parecido a como nos lo imaginamos nosotros que sonarían) así como los que provocan el resto de acciones tales como el rugir de un dragón o el entrechocar del metal en un combate cuerpo a cuerpo.

CONCLUSIÓN

Aunque NWN no sea el primer resultado airoso de la conversión de los juegos de rol de mesa al ordenador, ni del paso de las 2D a las 3D en este género (Vampire The Masquerade: Redemption fue el pionero en este ámbito) es el primero que ofrece unas aplicaciones completas que nos permiten crear nuestras propias partidas y, lo que es más, con nuestros amigos a través de internet. La experiencia multijugador con NWN no tiene límites. Esto palia que la campaña oficial monojugador sea bastante deficiente en muchos aspectos, algo que por fortuna se ve subsanado por las dos expansiones oficiales, así como con los módulos Premium de Bioware.

Tras todo esto queda decir que NWN es un juego imprescindible para todo aquel que es un amante de los juegos de rol, y en especial si es el mundo de D&D el que te seduce, ya que estarás familiarizado con las reglas y sólo el pensar la cantidad de dados que tendrías que tirar si el ordenador no lo hiciese por ti te hace suspirar aliviado.