Warning: opendir(../imagenes/ps2-caniscanem/images/): failed to open dir: No such file or directory in /home/customer/www/ludoskopos.com/public_html/analisis/veranalisis.php on line 72

Warning: readdir() expects parameter 1 to be resource, boolean given in /home/customer/www/ludoskopos.com/public_html/analisis/veranalisis.php on line 73
Análisis de Canis Canem Edit para PlayStation 2 - Ludoskopos
portada
noticias
ludoteca
avances
análisis
imágenes
reportajes
guías
trucos
foros
rss

Redactado por Mr Mario el jueves, 30 de noviembre de 2006

Canis Canem Edit
  • Fecha de salida: Octubre de 2006
  • Desarrollador: Rockstar Games
  • Distribuidor: Take 2
  • Plataforma: PlayStation 2
  • Género: Acción
  • Textos: Castellano
  • Voces: Inglés

¡Compra Canis Canem Edit en amazon.es con grandes descuentos!

Tiemblas tú , tiemblo yo y tiemblan todos los aficionados al mundo de los videojuegos cuando Rockstar hace algo nuevo. Carnaza para Antena 3 y los mass-media en general que consiguen meter miedo a nuestras mamás diciendo que con juegos como éste, el mítico asesino de la katana volverá. Por supuesto los culpables somos y seremos nosotros, los jugadores y nunca los padres porque es la PlayStation2 la que nos dice por la noche que humillemos a nuestro profesor y lo grabemos con el móvil para colgarlo en youtube. De eso precisamente va este juego, Canis Canem Edit a.k.a. Bully (abusón).

BULLWORTH

Bullworth es el colegio-internado estilo Harry Potter, donde tu madre te abandona. Eres Jimmy, un chico con la cabeza rapada (¿nadie se ha dado cuenta de eso?) que el guión del juego rápidamente te describe como chico duro y conflictivo. Lo primero que tienes que hacer es ir al despacho del director y es justo aquí cuando tomas control por primera vez del personaje. Te das cuenta de que sabes jugar; piensas "vale, es un GTA sólo que en vez de ser un rapero soy un niño inglés", y justo cuando estás pensando eso, unos chicos vestidos con el uniforme escolar amenazan con pegarte. Obviamente les das empanada, pero son demasiados, así que decides huir. Un poco más adelante un niño obeso e inocente se cruza en tu camino y reviviendo experiencias pasadas de los GTA te entran unas ganas irrefrenables de pegarle.

EL JUEGO

Obviamente le acabas pegando, pero no contabas con que dos profesores vendrían a por ti para castigarte. Estos profesores son la policía del colegio, patrullan día y noche el recinto, atentos a cualquier percance y existen básicamente para añadirle dificultad al juego. También debes asistir a las clases, que son en esencia minijuegos, para conseguir habilidades nuevas, como por ejemplo, ir a clase de química y aprender a hacer petardos. En Bullworth puedes hacer prácticamente de todo: cambiarte de ropa, robar en las taquillas, usar un tirachinas, hacer skate, incluso jugar a recreativas. En todo el juego se respira un ambiente de cliché irónico de un "high school". Es divertido y tiene momentos realmente jocosos como cuando Jimmy insulta a otros estudiantes (sí, hay un botón para ello) o cuando se da el lote con una gorda o con un chico... Es como si Harry Potter y sus amigos dejasen la magia para dedicarse a hacer el gañán.

Es importante el concepto de bandas escolares, de las que puedes ser miembro (pijos, informáticos, rockeros...). Esto es algo que ofrece variedad, aunque no tiene mucho sentido, ya que acabas yendo y viniendo de una banda a otra sin que importe demasiado.

Las misiones son generalmente cortas y fáciles, pero cuando fallas en una puede resultar realmente frustrante; eso sí, entre las clases y la cantidad de actividades a realizar a lo largo del día nunca te aburres.

LA MORAL DE BULLY

¿Qué pasa con este juego? ¿Es lícito hacer un juego así, aún sabiendo de antemano que generará mala publicidad para el sector? ¿Me pegarán más en el colegio desde ahora? La respuesta es "bobadas".

Yo tengo la opinión de que si tuviste unos padres que te enseñaran las principales normas de educación y de comportamiento en sociedad, lo cual es algo básico como darle de comer a un niño, aquí no hay problema alguno, como tampoco lo hubo con GTA. A nadie en su sano juicio se le ocurriría ir de vacaciones a Nueva York para robar un cadillac, atropellar personas y después hacer una misión para la mafia (aunque siempre hay algún esquizofrénico suelto por ahí).

En Bully los profesores te castigan si haces alguna gamberrada y además no hay sangre, punto importante. Sus detractores son generalmente personas o periodistas que no se han molestado en probarlo. Si lo hiciesen se darían cuenta de que el juego es el perfecto ejemplo de que las apariencias engañan, ya que termina convirtiéndose en una especie de rebelión contra los abusones, es decir, nada más alejado de las críticas. Quizás lo propio sería entender los videojuegos como si tú fueses el actor de una película. Antonio Banderas mata a 200 mexicanos en una película y todo el mundo le adora, porque todo el mundo sabe que fuera de la pantalla él no es así. Nosotros fuera de la pantalla tampoco. Lo divertido de los videojuegos es poder ponerte en el papel de otro sin hacer daño a nadie y si lo extrapolas al mundo real estás perdido o mal de la cabeza. No obstante, sí que es cierto que la moral escasea en el mundo de los videojuegos y es deber de los desarrolladores y sobre todo de los guionistas el conseguir personalidades lo suficientemente trabajadas para que pegar al niño obeso e inocente me resulte desagradable en vez de divertido.

ARTE

Gráficamente no sorprende: el modelado de los personajes es corriente e idealizado, el mundo es grande y detallado pero se nota que la PS2 ha tocado techo y que la nueva generación ya está ahí. Las animaciones son buenas y la música pasa desapercibida, lo cual siempre es bueno. Lo más interesante en el aspecto artístico son las ilustraciones tan características de los juegos Rockstar que al principio no gustaban pero tras varios títulos han conseguido unidad e identidad, además de hacernos más amenos los tiempos de carga.

CONCLUSIÓN

En general es un GTA, tanto en gráficos como en mecánica de juego con una I.A. superior y siendo el único de su estilo que se centra más en cambiar la historia que en ampliar la ciudad. En este sentido supone una evolución. Un muy buen comienzo para la nueva escisión de Rockstar en Vancouver con un juego muy correcto.