portada
noticias
ludoteca
avances
análisis
imágenes
reportajes
guías
trucos
foros
rss

Redactado por SkaZZ el viernes, 3 de marzo de 2000

Little Big Adventure II: Twinsen's Oddysey
  • Fecha de salida: Diciembre de 1997
  • Desarrollador: Adeline Software
  • Distribuidor: Activision
  • Plataforma: PC
  • Género: Aventura Gráfica
  • Textos: Castellano
  • Voces: Inglés

¡Compra Little Big Adventure II: Twinsen's Oddysey en amazon.es con grandes descuentos!

Frédérick Raynal es un hombre famoso por haber creado grandes éxitos en la industria del videojuego como Alone in the Dark, con la innovadora idea de usar gráficos poligonales sobre fondos bitmap (mapa de bits). La cosa no se quedó ahí y por 1995 sacó a la luz otra genial idea llamada Little Big Adventure (más conocido como LBA). Pero la mejor parte es su continuación, con grandes mejoras gráficos y un guión larguísimo pero muy entretenido.

Recordemos que la primera entrega tenía como telón de fondo a un malvado científico llamado Funfrock, el cual tenía esclavizado al planeta de nuestro protagonista, Twinsen, mediante los clones (unos robots a modo de policías). Éste, sin embargo, había tenido un sueño prohibido: la diosa Sendell le llama para que restaure la paz y la armonía. Por culpa del sueño, había sido encerrado en una celda y su primera misión era escapar de ese infecto lugar. Al final, Twinsen, con contactos en la resistencia y otras organizaciones ilegales, lograba vencer al maldito doctor y liberar a todos sus amigos.

Algún tiempo después de aquellos sucesos, Twinsen es un hombre de gran reputación en su tierra, cuya mujer, Cloe, está a punto de tener un hijo. De repente, por culpa de una inesperada tormenta que parece no tener fin, el Dinofly, su viejo compañero de fatigas, cae y queda herido. Aquí es donde comienza un pequeño reto para el protagonista, para ir calentando, que es encontrar al dueño del faro y liberarle de una bestia llamada Tralu para que el anciano mago Meteo pueda terminar con la lluvia y tú puedas ayudar al Dinofly. Cuando Twinsen logra parar la tormenta y ayudar al Dinofly, empieza la verdadera aventura para el protagonista y para nosotros. Unos extraterrestres hacen acto de aparición. Al parecer son pacíficos, pero al echar un vistazo a la nave, algunos se están probando trajes de cactus (como camuflaje) y también enseñan la foto de Twinsen. Eso no puede ser bueno. Además, un tal Dark Monk, un monje que les guía por divinos senderos, es su jefe. ¿Quizás es un viejo amigo? Eso tendrás que descubrirlo tú.

A parte de los extraterrestres, hay cuatro tipos de razas en el juego: los colines, humanos con coleta como Twinsen; los elefos, con aspecto de elefante; los burbujos, que parecen pelotas de fútbol; y los conejudos, que tienen, claramente, forma de conejo. Cada uno de ellos tienen características propias. Twinsen se sigue manejando mediante cuatro modos: normal, para coger objetos y buscar; deportivo, para correr y dar grandes saltos; agresivo, que sirve principalmente para pelear; y discreto, que te permite pasar por zonas sin ser visto. Dependiendo de la opción que elijas, el personaje se comportará (e incluso usará algunos objetos, como la bola de energía) de forma distinta. Esto es muy importante, pues no es lo mismo luchar contra un personaje el doble de fuerte, que seguramente te mate, que salir corriendo y pelear en otra ocasión. Las vidas del personaje se siguen midiendo mediante tréboles, que están más escondidos en esta entrega.

Los cambios en el apartado gráfico son brutales. Los movimientos del personaje son el triple de suaves que en la anterior entrega, e incluso se le pueden ver los ojos. Las animaciones ahora no son cabezas redondas, sino animaciones de verdad. El color y el relieve del terrero harán más difíciles las huidas y los saltos. También, en terrenos muy abiertos, tendrás ciertas vistas desde varios puntos de cámara que podrás modificar pulsando una tecla. No son cámaras fijas, sino dinámicas. El mapa del juego también ha sufrido cambios, y ahora podrás examinar el interior de ciertos lugares tales como ciudades. La música ha sufrido también cambios importantes y ahora las melodías son increíblemente pegadizas y bonitas. Sin embargo, los efectos de sonido parecen copiados de la primera entrega. La jugabilidad ha cambiado también mucho, y ahora es más difícil morir...

Adeline Software ha hecho, en definitiva, un grandísimo juego que dan ganas de jugar y jugar sin parar. Y eso sí, no quedéis por la tarde si jugáis con este gran juego, pues es tremendamente largo, pero entretenido. Una maravilla técnica unida a un guión divertido y original... una mezcla explosiva que da los mejores resultados.