portada
noticias
ludoteca
avances
análisis
imágenes
reportajes
guías
trucos
foros
rss

Redactado por SodLogan el viernes, 15 de septiembre de 2006

NBA Live 2006
  • Fecha de salida: Octubre de 2005
  • Desarrollador: Electronic Arts
  • Distribuidor: Electronic Arts
  • Plataforma: PC
  • Género: Deportes
  • Textos: Castellano
  • Voces: Castellano

¡Compra NBA Live 2006 en amazon.es con grandes descuentos!

La franquicia NBA Live es una de las más clásicas del mundo de los videojuegos. Año tras año, la serie ha ido evolucionando en mayor o menor medida, hasta llegar a esta edición 2006. Bien es sabido que estos juegos sufren un estancamiento y que las novedades introducidas con cada nueva edición no suelen ser muy notables pero, ¿es posible que esta vez los cambios sean más importantes? A esa pregunta intentaremos responder en este análisis.

GRÁFICOS

Muy poco ha cambiado el juego respecto a su versión 2005. Si bien se nota un pequeño lavado de cara, es difícil determinar si estamos ante una verdadera mejora o una simple variación. Hasta se podría hablar de cambios a mejor y cambios a peor.

En el aspecto negativo, destacar el hecho de que todo da la sensación de ser más "plástico" que antes. Los jugadores parecen de cera, con unos brillos poco naturales, y en general la iluminación no está especialmente lograda.

Por lo que respecta a lo positivo, las animaciones son más variadas. Los personajes se mueven con mayor fluidez y suavidad, hasta el punto de resultar a veces algo artificiales. No por movimientos descuidados, al contrario, sino que tanto buscar la suavidad y la perfecta conexión entre ellos hace perder el efecto de rapidez, naturalidad y espontaneidad que caracteriza a la NBA.

En cualquier caso, nunca se podría hablar de un apartado malo. Sin presentar ningún avance destacable, cumple perfectamente con su cometido.

SONIDO

De nuevo, pocas novedades que reseñar. Música rap para acompañar los menús, típicos y ya muchas veces oídos efectos de sonido para los encuentros... y poco más.

Sin embargo, especialmente desastroso es el tema de los comentarios en los partidos. Al igual que en la entrega anterior, la tarea corre a cargo de Sixto Miguel Serrano. De hecho, se han limitado a coger las frases de la edición 2005 y a introducirlas en este nuevo título. Algo que, en principio, no tendría por qué ser muy criticable, queda en un resultado de lo más triste. Inexplicablemente, la intervención del comentarista durante los partidos se ha visto reducida a unas paupérrimas y aisladísimas frases que suelta de cuando en cuando y que no aportan absolutamente nada. El locutor permanece mudo durante la inmensa mayoría del juego. Ni al comienzo del partido, ni en los descansos, ni al final del encuentro... donde antes encontrábamos pequeños análisis sobre lo que estábamos viendo, las perspectivas esperadas o divertidas frases sobre alguna acción realizada, ahora sólo nos queda el más absoluto silencio. Muy pobre.

JUGABILIDAD

El sistema de juego, para variar, es calcado al del 2005. En este caso, sin embargo, sí que presenta una novedad importante: el Freestyle.

Cada equipo tiene sus particulares estrellas, los jugadores clave y decisivos a la hora de decidir un resultado. El Freestyle es un modo adoptado por EA Sports para representar este liderazgo.

Cada uno de los jugadores más importantes de la NBA cuenta con algún movimiento especial que le permite destacar sobre los demás. Por ejemplo, el movimiento Freestyle de un base estrella será lanzar un pase especial, mucho más preciso y difícil de interceptar que un pase normal; un pívot estrella, usando el Freestyle, podrá hacer un mate incluso con un defensa interponiéndose entre él y el aro; etc.

Estas nuevas acciones aportan mucha más espectacularidad al juego pero, a su vez, le añaden un componente arcade muy grande a una serie que nunca se ha caracterizado precisamente por su factor de simulación. Del mismo modo, puede convertir los encuentros en una sucesión contínua y escasamente creíble de tiros imposibles que entran, continuos mates con un defensor delante, pases exagerados que siempre aciertan...

Para aquéllos que buscan algo nuevo y espectacular, puede ir de perlas. A los que prefieran algo más realista y creíble, no les hará mucha gracia.
De todos modos, considerando que es una opción que se puede regular a gusto, o incluso desactivarse, no es algo que pueda afectar a la calificación u opinión global del juego, ya que queda exclusivamente a decisión del usuario su utilización.

Los controles mantienen las mismas propiedades de siempre, con los mismos botones para asignar y produciendo similares acciones. Curiosamente, nos ha dado la sensación de que el manejo de los jugadores es algo más torpe e impreciso que en otros títulos de la serie. Las reacciones a nuestras órdenes no se producen con la misma eficacia y rapidez que en NBA Live 2005, pudiendo llegar a ser bastante desesperante defender a algún jugador rápido o las habituales "escaramuzas" dentro de la zona, cuando vemos cómo nuestro hombre se queda quieto mientras el rival se adueña de la situación.

Por lo demás, poca cosa que decir. Los típicos modos de juego ya muchas veces vistos: concurso de triples, de mates, fin de semana de los All Star, uno contra uno, temporada, modo Dynasty (con alguna pequeña novedad)...
Nada que no haya sido visto alguna vez en sus antecesores, ni nada que se eche especialmente de menos, claro.

CONCLUSIÓN

Un nuevo título de la saga NBA Live, sin apenas novedades que destacar. Plantillas más actualizadas, un pequeño lavado de cara y alguna opción nueva. No vemos ninguno de los cambios introducidos, incluso a nivel técnico, como un claro avance. De hecho, la experiencia jugable es más torpe, imprecisa y arcade que nunca, y un comentarista que apenas hace gala de presencia durante los encuentros no ayuda nada.
Un juego entretenido y aceptable en líneas generales, pero que vemos por debajo de NBA Live 2005, por muy extraño que resulte. Da la sensación de ser un título a medio acabar.

La franquicia toma un rumbo poco claro y esperanzador. Sólo cabe esperar que vuelvan las mejoras con la edición 2007.