Warning: opendir(../imagenes/pc/kyrandia3/images/): failed to open dir: No such file or directory in /home/delcaste/public_html/ludoskopos.com/analisis/veranalisis.php on line 72

Warning: readdir() expects parameter 1 to be resource, boolean given in /home/delcaste/public_html/ludoskopos.com/analisis/veranalisis.php on line 73
Análisis de The Legend of Kyrandia III: Malcolm's Revenge para PC - Ludoskopos
portada
noticias
ludoteca
avances
análisis
imágenes
reportajes
guías
trucos
foros
rss

Redactado por SkaZZ el viernes, 7 de abril de 2000

The Legend of Kyrandia III: Malcolm's Revenge
  • Fecha de salida: 1994
  • Desarrollador: Westwood Studios
  • Distribuidor: Virgin Interactive
  • Plataforma: PC
  • Género: Aventura Gráfica
  • Textos: No
  • Voces: Inglés

¡Compra The Legend of Kyrandia III: Malcolm's Revenge en amazon.es con grandes descuentos!

Después de dos aventuras, WestWood decidió sacar a la luz una tercera entrega, donde el protagonista no sería otro que Malcolm, el malvado bufón de la primera entrega. Este curioso personaje, sumado con un guión maravilloso y unos cuantos cambios respecto a las anteriores entregas, da como resultado The Legend of Kyrandia 3, una aventura gráfica muy diferente de todo lo visto hasta ahora.

Pero antes de empezar a hablar del juego en concreto, echemos un vistazo atrás para saber cómo comenzó todo. En 1992, WestWood Studios era una compañía muy conocida por haber llevado a la pantalla de los ordenadores la película Dune como un juego de estrategia. El primer juego no les reportó grandes beneficios, pero Dune II fue todo un éxito al crear un nuevo modelo en la estrategia por ordenador. En ese mismo año, la compañía sacó a la venta una aventura gráfica, que contrastaba un poco con los anteriores juegos de la compañía. La aventura se llamaba Legend of Kyrandia y no se parecía a ninguna otra aventura del tipo LucasArts o Sierra On-Line. La historia trataba de un chico, Brandon, que había sido cuidado por un viejo hechicero durante su infancia, descubre que es el hijo de un rey, Guillermo, que murió hace mucho tiempo por la culpa de un malvado bufón. Ese bufón, Malcolm, ha escapado de su encierro y ahora busca vengarse de toda Kyrandia, una isla mágica llena de fantasía y color. El juego se podía jugar en un 286 y es una de las joyas de la programación por sus suaves movimientos, su música y su guión, además del sistema de juego. Un sistema extraño, pues tenías ocho posiciones para ocho objetos, que podías combinar y que encontrabas pinchando entre matojos o huecos, pero sin ningún tipo de información. Esto, junto con la necesidad de hacer pociones (que salían de forma aleatoria), daba, además, bastante dificultad al juego. Sin embargo, era entretenido y los personajes (Zanthia, la alquimista real, algo megalómana; Brynn, una sacedortisa algo despistada; y Darm, un mago gruñón) eran de lo más estrambótico. El juego, además, estaba en castellano. Esta aventura tuvo mucho éxito, así que años después, la compañía sacó la segunda entrega, más conocida como Hand of Fate, donde era ahora Zanthia, la alquimista real, quien debía salvar Kyrandia de una malvada mano llamada... Señor Mano. Sí, era una mano. El juego incluía la novedad de tener más huecos para los objetos y de un caldero donde hacer pociones (casi todos los puzzles se resolvían con pociones). Al final, arregla Kyrandia y el Señor Mano queda despedazado.

Es ahora donde, en la tercera entrega del juego, se resuelve el misterioso asesinato del Rey Guillermo, el padre de Brandon (que ahora es rey). Una tormenta genera varios rayos y uno devuelve a la vida a Malcolm, que fue vencido por Brandon en el primer juego convirtiéndolo en piedra. Ahora, de nuevo vivo, Malcolm busca venganza y, también, limpiar su nombre. Aquí, además, se descubre que el viejo bufón no es que sea malo de por sí, es que tiene doble personalidad. Sí, la buena y la mala. Eso, también influirá en el juego como novedad, sobre todo en las acciones que debes hacer. Por si fuera poco, no tendrás a nadie que te apoye en Kyrandia por tus malos actos en el pasado. Por lo tanto, tendrás que luchar por ti mismo para que se sepa la verdad. Esta entrega tiene más relación con la primera entrega que la segunda parte del juego, lo cual está muy bien.

Los gráficos del juego se parecen a sus predecesores (gráficos de 320x200 píxeles a 256 colores), pero con bastantes mejoras y con ciertos objetos de los fondos, que están renderizados en 3D. También se incluyen animaciones en 3D de gran factura y belleza, como por ejemplo cuando Zanthia te convierte en un pegaso y te vas volando. Parece que no, pero esos detalles se agradecen bastante. Los efectos de sonido y la música son muy buenos, aunque la música a veces se puede llegar a hacer monótona.

Es en la dificultad del juego donde las cosas no cambian nada. Es bastante difícil terminar el juego, sobre todo por las combinaciones aleatorias de joyas que debes de insertar en algunos altares y ciertas pociones. A parte de eso, en esta entrega mueres más fácilmente que en las anteriores.

Salvo por esos puntos negativos, la aventura es genial y muy divertida (sobre todo el final), y debe de ser jugada por lo menos para probar algo diferente.