Warning: opendir(../imagenes/nds/nintendogs/images/): failed to open dir: No such file or directory in /home/customer/www/ludoskopos.com/public_html/analisis/veranalisis.php on line 72

Warning: readdir() expects parameter 1 to be resource, boolean given in /home/customer/www/ludoskopos.com/public_html/analisis/veranalisis.php on line 73
Análisis de Nintendogs: Dachs & Friends para Nintendo DS - Ludoskopos
portada
noticias
ludoteca
avances
análisis
imágenes
reportajes
guías
trucos
foros
rss

Redactado por LuXo el miércoles, 12 de octubre de 2005

Nintendogs: Dachs & Friends
  • Fecha de salida: Octubre de 2005
  • Desarrollador: Nintendo
  • Distribuidor: Nintendo
  • Plataforma: Nintendo DS
  • Género: Simuladores
  • Textos: Castellano
  • Voces: No

¡Compra Nintendogs: Dachs & Friends en amazon.es con grandes descuentos!

Tamagotchi fue un éxito a nivel mundial en su día, una mascota virtual portátil que nacía, crecía, necesitaba de nuestros cuidados y finalmente moría. Desde entonces muchos son los juegos que han imitado al tamagotchi original añadiéndole alguna función de más. Entre ellos, algunos aparecieron en GBA con hamsters o perros como protagonistas. Pero tenía que llegar Nintendo DS con sus características especiales para que los juegos de mascotas virtuales lleguen a un nuevo nivel de interacción.

Después de arrasar en Estados Unidos y Japón, donde se han vendido más de 1.5 millones de Nintendogs, llega el turno a Europa de disfrutar de este interesante título.

GRÁFICOS

El 3D que nos brinda este juego es de los mejores que hemos podido ver hasta ahora en Nintendo DS; las 18 razas están perfectamente representadas y animadas de tal manera que en verdad parece que tenemos un cachorro vivito y coleando dentro de nuestra DS. Tanto los cachorros como los escenarios son en 3D y no les falta ningún detalle. Por poner un ejemplo, cuando ponemos comida a nuestros cachorros podremos ver como decrece la cantidad de comida en el plato hasta acabarse. Además, el efecto de pixelación que tanto se ha criticado en otros títulos es inapreciable.

Las animaciones con que han dotado a los cachorros son dignas de mención. El equipo de desarrollo de Nintendogs pasó semanas con cachorros de verdad estudiando sus movimientos y reacciones, cosa que de verdad se nota en el juego. Los perros se rascan las orejas, se estiran para recibir caricias, se muerden las orejas entre sí jugueteando... la expresividad de sus acciones es la misma que la de un perro: si están asustados agacharán la cabeza y meterán la cola entre las patas, si algo que les estemos haciendo no les gusta, se agitarán bruscamente. Toda una variedad de movimientos que harán que la comunicación entre tu perro y tú sea tan real como lo sería con un perro real.

El único defecto que tiene al apartado gráfico es el clipping que se puede ver a menudo con determinados objetos, como por ejemplo con la correa de paseo, algunos sombreros grandes y en algunos jugueteos de los perros con los objetos o entre sí. Aunque no son extremadamente graves, restan algo de realismo al juego.

MÚSICA Y FX

En este apartado el juego se defiende sin llegar a más. Lo más interesante de los sonidos FX es que han cuidado que cada perro tenga su propio ladrido, lo cual es de agradecer ya que podemos distinguir cada perro según su ladrido. Además, dado que estamos cuidando a los cachorros en una casa, hay hasta ruido ambiental de la calle con sus coches pasando, un detalle curioso.

La música en un principio será más bien escasa, pues hasta que no consigamos algún disco para el tocadiscos sólo tendremos acompañamiento sonoro en competiciones o al pasear. Pero una vez conseguimos discos podremos poner la música que más nos guste y así evitaremos escuchar el sonido de los coches en el exterior. La variedad de discos a elegir es suficientemente grande como para que no nos aburramos de la música rápido, además ninguna se hace repetitiva, lo cual ayuda a que no optemos por no poner ningún disco.

JUGABILIDAD

En este tipo de juegos en los que no hay un objetivo o una historia clara lo más importante es la variedad que puedas encontrar y la evolución del personaje en cuestión, en este caso de nuestro cachorro. Y en Nintendogs este apartado lo han cuidado mucho.

Nada más empezar en el juego tendremos que elegir un perro que comprar, podremos elegir entre 6 diferentes (depende de la versión del juego que hayas comprado) de un total de 18 que podremos desbloquear a lo largo del juego. Cada raza tiene unas características propias y un carácter; por ejemplo una perra de labrador suele ser muy dócil y obediente, mientras que los schnauzer, ya sean machos o hembras, tienden a ser un poco más revoltosos, por lo que dependiendo de tu elección te costará más o menos educar a tu perro. Cada perro es distinto y comprobarás que a unos se les da muy bien las competiciones de agilidad y a otros las de obediencia. Tú, como dueño del perro, deberás estar atento a esto, pues para comprar comida y complementos a tu perro la mayor fuente de ingresos serán las competiciones.

Las tres competiciones de que dispones son:
Concursos de Disco: donde tendremos que tirar el disco y nuestro perro deberá cogerlo en el aire cuanto más lejos mejor.
Pruebas de agilidad: donde nuestro cachorro tendrá que atravesar una serie de obstáculos en el menor tiempo posible gracias a nuestras órdenes.
Pruebas de obediencia: tendremos que ordenar mediante nuestra voz una serie de órdenes como sentarse o dar la patita y nuestro cachorro deberá acatarlas.

Aunque en un principio las competiciones pueden parecer sencillas, según consigamos avanzar en las distintas categorías que tienen, tendremos que someter a nuestro cachorro a un entrenamiento cada vez más constante para poder ganarlas.

Nuestro cachorro también tiene que hacer sus necesidades y para ello hay que sacarlo a pasear. Durante el paseo podremos encontrarnos objetos, ir al parque a practicar el lanzamiento de disco o ir al centro de pruebas de habilidad para mejorar de cara a las competiciones. También podremos visitar una de las tiendas de gangas para encontrar las últimas ofertas en comida, juguetes y objetos variados.

En Nintendogs los cachorros ni crecen ni mueren, hecho así para evitar disgustos a los pequeños de la casa, pero descuidarlos tiene sus consecuencias. Si no les damos de comer, no les bañamos y no les hacemos ni caso pueden llenarse de pulgas, no hacernos ningún caso o incluso escaparse de casa. De esta manera también aprendemos que tener una mascota no es ningún juego y necesita de nuestros cuidados.

La cantidad de cosas que podrás comprar y sobre todo la variedad de caracteres entre perros hace que sea imposible explicar todo lo que llega a dar de sí Nintendogs; como en la realidad, cada perro es un mundo y todo el juego dependerá de cómo sea tu perro y cómo lo eduques. Y por si acaso faltaba algo está el modo guao con el que podrás conocer los perros de otros usuarios de Nintendogs, simplemente pon la DS en modo guao, ciérrala, y si hay otra DS cerca con el Nintendogs en modo guao tu DS comenzará a ladrar y podrás intercambiar objetos y conocer al otro perro, una opción "multijugador" que es de agradecer.

CONCLUSIÓN

Nintendogs es un juego largo, no podrás jugar a él durante 5 horas seguidas pero a buen seguro lo cogerás durante mínimo 2 horas diarias para dar un paseo a tu perro, enseñarle nuevos trucos y ver qué cosas nuevas puedes encontrar en la calle o las tiendas. Conseguir todos los objetos del juego y todas las razas es algo que puede antojarse imposible dada la variedad de objetos que tiene pero que gracias a la magia de conocer a tus cachorros y educarlos no se te hará ni mucho menos lento y pesado.

Quitando los pequeños fallos de clipping en cuanto a gráficos, quizá el apartado más deficiente sea el sonoro en comparación con los demás donde el juego destaca como uno de los mejores en DS. Las 18 razas perfectamente representadas en el juego, la cantidad de objetos que conseguir y sobre todo la cuidada inteligencia artificial de cada perro hacen de este juego uno de los grandes de DS.

Aunque como siempre todo depende del tipo de jugador que seas, Nintendogs no es el típico mata-mata, no tiene historia, no tiene objetivo más allá de conseguir todas las razas, competiciones y objetos (tarea muy larga) y no te quitará el sueño ni mucho menos. Pero si te gustan los perros, quieres un juego al que poder jugar durante meses todos los días un ratito y con el que poder presumir de perro virtual delante de tus amigos, Nintendogs es una compra obligada.