Warning: opendir(../imagenes/pc/earring/images/): failed to open dir: No such file or directory in /home/academ96/public_html/ludoskopos.com/analisis/veranalisis.php on line 72

Warning: readdir() expects parameter 1 to be resource, boolean given in /home/academ96/public_html/ludoskopos.com/analisis/veranalisis.php on line 73
Análisis de Sherlock Holmes y el Pendiente de Plata para PC - Ludoskopos
portada
noticias
ludoteca
avances
análisis
imágenes
reportajes
guías
trucos
foros
rss

Redactado por Forsaken el domingo, 21 de agosto de 2005

Sherlock Holmes y el Pendiente de Plata
  • Fecha de salida: Octubre de 2004
  • Desarrollador: Frogwares
  • Distribuidor: Nobilis Ibérica
  • Plataforma: PC
  • Género: Aventura Gráfica
  • Textos: Castellano
  • Voces: Castellano

¡Compra Sherlock Holmes y el Pendiente de Plata en amazon.es con grandes descuentos!

Nos agachamos con nuestra lupa, observando unas extrañas pisadas... nos volvemos a levantar y damos unas profundas caladas a nuestra espléndida pipa de roble rellena con estupendo tabaco de importación... en nuestra cabeza suena la palabra: "elemental..."

Pues sí, si vuestra mermada capacidad deductiva nada tiene que ver con la perteneciente a nuestro legendario protagonista y aún no os ha dado la respuesta del porqué de este anterior párrafo, yo os daré la solución: ¡Una nueva aventura de nuestro detective favorito, Sherlock Holmes! Pero esta vez llamado Las aventuras de Sherlock Holmes: El pendiente de plata, de las manos de Frogwares y no de las de los no demasiado exitosos, pero no por ello desastrosos, Los archivos secretos de Sherlock Holmes de Electronic Arts. Este nuevo proyecto de la poco conocida marca Frogwares, en cuanto a aventuras nos concierne, no es que sea una obra maestra del género, pero todo se agradece en estos tiempos de austeridad aventurera.

No encontraréis un Sherlock Holmes con mejor aspecto grafico, recalcando en el aspecto gráfico y no en otros aspectos en los que se ve desbordado por los Sherlocks de Electronic Arts. El juego se nos presenta en tercera persona, y controlaremos tanto a Sherlock como al ilustre Dr. Watson. Como en toda novela / juego del conocido detective, nos encontraremos con un argumento estrictamente rebuscado: un asesinato con muchos sospechosos y un lío mental que sólo Sherlock puede soportar, pues aunque llegues al final del juego no tendrás ni la más remota idea de qué diablos ha pasado o quién demonios puede ser el asesino, y te verás absolutamente aplastado y humillado por la desbordante elocuencia de nuestro protagonista. Por mucho que lo pienses llegarás al final y dirás algo como "¡No fastidies!". Te darás cuenta de que en realidad este Sherlock Holmes es más listo que tú, aunque todo el trabajo haya corrido de tu cuenta.

Cuando empieces el juego y veas todo el ambiente clasicista del juego -con un buen aspecto gráfico, muy suavizado, pero en coincidencia con la "quietud" característica de los escenarios en 3D- lo primero que harás, a no ser que padezcas algún problema auditivo, será bajar el volumen de la música, que, aunque perfectamente ubicada en su época, está pasada de volumen y de cantidad; siempre tendremos una fastuosa música de fondo que, o bien bajaremos por completo o la dejaremos tan bajita que apenas nos influirá, dependiendo de la capacidad de tolerancia de cada uno.

Preparaos para quemaros las pupilas a base de acercar las narices al monitor para observar bien el terreno de batalla, o para leer las diminutas letras de las notas o archivos que recojáis. En esta aventura debéis fijaros hasta en la composición de las pelotillas de la nariz del coronel, ir poco a poco con el ratón con la esperanza de que el puntero cambie de forma y tengas, por fin, algo que hacer. La sensación de "¿qué hago ahora?" sólo se verá en la primera mitad del juego, pues éste va teniendo una bajada escalada de dificultad, hasta el punto en el que conversando aquí y allá, con algunos esporádicos usos de la mítica lupa, conseguiremos todo lo que queramos, aunque, eso sí, con la sensación de haber echo un laborioso trabajo.

Si entramos en el detalle de la dificultad, mencionaremos lo ya anteriormente dicho: tendremos que mirar esquina por esquina, rincón por rincón de cada sitio que pisemos.
También el juego esta formado por unos fabulosos puzzles dignos de una gran aventura, con todo el apoyo de la lógica, pero también con el de la complicidad: tendremos que currárnoslo. Cabe destacar el aspecto de los "resúmenes in game" que deberemos realizar al final de cada día, que consiste en una serie de preguntas de lo que ha sucedido en el transcurso del día, que tendremos que corroborar con un sí o un no, además de con las pruebas, diálogos, o documentos que hayamos descubierto hasta el momento. Estos resúmenes añaden complejidad al corto juego, haciendo que éste nos parezca bastante largo, nada más lejos de la realidad, pero se agradece. Por lo demás -quitando los puzzles, los resúmenes y algunos objetos muy ocultos y difíciles de encontrar- el juego se reducirá a un constante uso de la lupa y del tubo de ensayo.

En el aspecto de las voces, un juego que pretende ser serio y le da a su protagonista la voz de Ned Flanders (veáse Los Simpsons), no creo que consiga su cometido, pues si escuchando al santurrón de Evergreen Terrance tenemos que imaginarnos una personalidad envidiable y extremadamente perspicaz...
Los diálogos no son algo fuera de serie pero están bastante bien: haces las preguntas típicas de un detective, preguntas explícitas y referidas al caso; no se pide más, para algo eres un detective.

Querría destacar el detalle que nos hacen los creadores de este juego al final, justo antes de la última secuencia, cuando te hacen un test que no hace falta acertar al 100%, simplemente para ver a cuánto llega tu capacidad deductiva. Un test para que veas lo degradado, humillado y rebajado que te puede dejar un personaje virtual, aunque no descarto que este test nos dé ganas de mejorar como personas y llegar a ser alguien como el legendario Sherlock Holmes, que no creo que se queje de su figura en este juego, para algo él es el gran detective y nosotros simples mortales que jugamos a una aventura dedicada a él.

Finalmente, diré que últimamente no se le puede pedir la perfección a una aventura actual, viendo el trabajo hecho anteriormente, si gana por un lado pierde por otro, pero al menos deberíamos vanagloriar ese lado bueno en espera de una aventura que llene nuestra alma aventurera al completo. Si me preguntáis si debéis jugar al Aventuras de Sherlock Holmes: El pendiente de plata obtendríais un rotundo sí, porque no están los tiempos para andarnos con excentricidades. Esta aventura tiene la complejidad lógica digna de las novelas del detective; en ese aspecto lo han logrado: no hay que ser muy exigente para terminar el juego con una sonrisa.

Tras la investigación, volvemos a encender la pipa, no sin antes echar un vistazo a nuestro adorado violín; apoyamos en la mesa los pies calzados con las zapatillas y extendemos nuestro periódico, en espera del próximo caso, una nueva aventura en la que embarcarnos...