Warning: opendir(../imagenes/ngc/donkeykonga/images/): failed to open dir: No such file or directory in /home/customer/www/ludoskopos.com/public_html/analisis/veranalisis.php on line 72

Warning: readdir() expects parameter 1 to be resource, boolean given in /home/customer/www/ludoskopos.com/public_html/analisis/veranalisis.php on line 73
Análisis de Donkey Konga para GameCube - Ludoskopos
portada
noticias
ludoteca
avances
análisis
imágenes
reportajes
guías
trucos
foros
rss

Redactado por Boudd el miércoles, 3 de noviembre de 2004

Donkey Konga
  • Fecha de salida: Octubre de 2004
  • Desarrollador: Namco
  • Distribuidor: Nintendo
  • Plataforma: GameCube
  • Género: Habilidad
  • Textos: Castellano
  • Voces: No

¡Compra Donkey Konga en amazon.es con grandes descuentos!

Una nueva forma de jugar. Según muchos el concepto de los videojuegos se está estancando dentro de una serie de patrones y estilos de juego similares. Ante esto surgen los videojuegos musicales, cuyo mayor exponente es la serie bemani de Konami.
Partiendo de esta idea, Nintendo ha desarrollado un nuevo juego musical y, para llevarlo a buen puerto, qué mejor que coger uno de sus personajes más carismáticos: Donkey Kong.

DALE A LOS BONGOS

El sistema de control elegido es una de las claves del juego. Para salirse de lo establecido en este género (alfombras de baile, guitarras...), en este juego utilizaremos los llamados bongos (también conocidos como tarukongas). Básicamente tenemos cuatro acciones en el juego: tocar el bongo derecho, tocar el izquierdo, darle a ambos a la vez o dar una palmada. Esto último es posible ya que el mando incluye un micrófono (bastante sensible, por cierto). Y eso es todo.

Durante el transcurso de la música van apareciendo una sucesión de acciones y nosotros tenemos que ir ejecutándolas en el momento apropiado. Según lo vayamos haciendo se nos irán otorgando diversas puntaciones: bien, pronto, tarde o perdido (en relación al momento exacto en el que debemos de realizar la acción indicada). Conforme vayamos "tocando" de forma correcta se nos van otorgando monedas que estriban en una mejor puntuación. Estas monedas, además, nos permitirán comprar nuevos minijuegos, niveles de dificultad superiores y diversos extras como nuevos sonidos para los bongos.

¡ESTO ES UNA FIESTA!

Donde el juego alcanza las mayores cotas de diversión es en las partidas multijugador. En este caso la pantalla se dividirá en dos, tres, o cuatro hileras (según el número de jugadores que participen), y cada jugador debe ir ejecutando los movimientos que se le vaya indicando en su hilera correspondiente. En este modo de juego las risas están garantizadas y se puede hacer eterno. En cambio, en el modo de un jugador pronto va desapareciendo la novedad y el juego va perdiendo paulatinamente su encanto.

GRÁFICOS

El tema gráfico no es uno de los aspectos fundamentales en este tipo de juegos. En este caso da la sensación de estar poco cuidado. Hay muy pocos elementos móviles y la cromaticidad del color no parece la más adecuada. Por otro lado, la forma de indicar los movimientos que hay que ir haciendo no es del todo adecuada, ya que la línea donde van apareciendo los sucesivos movimientos es demasiado pequeña y a veces, sobre todo cuando te encuentras inmerso en una canción con una dificultad elevada, el fijarte en ella puede hacerte perder el ritmo de la música.

MÚSICA Y FX

Muy buena calidad en general. Las músicas, lógicamente, se escuchan de maravilla y además son bastante adecuadas para tocar de la manera propuesta. Quizás nos hubiera gustado que se hubiesen mantenido los temas de la versión japonesa; pero eso, a fin de cuentas, es cuestión de gustos.

JUGABILIDAD

Trenta y una canciones diferentes. Entre ellas nos encontramos con algunos temas tan conocidos como Oye como va o Cosmic Girl, junto con canciones de las bandas sonoras de juegos tan conocidos de la compañía como Super Mario Bros o The legend of Zelda. Pero, a fin de cuentas, son pocas, muy pocas. Al cabo de unos días de juego continuo echarás en falta mayor variedad en las melodías.
Para solucionar esto acaba de aparecer en Japón la segunda parte de este juego que incluye más temas, entre los cuales algunos tan clásicos como el tema central de series como Mazinger Z o Heidi. Además también se encuentran en preparación otros juegos que harán uso de los bongos como sistema de control, entre los que destacan el plataformero Donkey Kong: Jungle Beat.

CONCLUSIÓN

Es un buen intento, pero se deberían haber pulido ciertos detalles: un poco más de vistosidad gráfica, un mayor número de canciones y, por qué no decirlo, más minijuegos. Aún así es un juego que puede hacerte pasar muy buenos ratos ya que la forma de jugar que presenta es muy original.
Absolutamente recomendado si vas a jugar en grupo, mientras que en solitario quizás sólo vaya dirigido para los amantes de los juegos musicales o para gente que busque algo diferente.