portada
noticias
ludoteca
avances
análisis
imágenes
reportajes
guías
trucos
foros
rss

Redactado por Jessika Córdoba el domingo, 12 de octubre de 2008

Golden Axe y Beast Rider

En 1989 vio la luz uno de los juegos más exitosos y representativos de la década que llegaba a su fin: Golden Axe. Pues bien, este conocido arcade, desarrollado como sabréis por la compañía Sega, se prepara ahora, casi veinte años después, para volver a la actualidad del mundo de las consolas. Por ello, como no podía ser de otra manera, desde Ludoskopos hemos visto propicio ir avanzando lo que nos esperará en este nuevo Beast Rider, así como pararnos a recordar el nacimiento del título original y repasar levemente su interesante historia.

Una cosa es cierta: después de las últimas y decepcionantes "resurrecciones" de algunas de las viejas glorias de Sega, como por ejemplo Altered Beast o Shinobi, es comprensible que muchos usuarios miren con cierto recelo este próximo lanzamiento. Pero de momento, como veremos a continuación, el juego pinta bastante bien, respetando las características principales de la recreativa ochentera. No obstante, no será hasta que tengamos en nuestras manos la versión definitiva del título, cuando podamos saber si realmente el juego podrá considerarse digno del nombre que llevará en su portada.

LA AVENTURA QUE NOS ESPERA

En principio, y si ningún retraso lo impide, será antes de finales de año cuando Golden Axe: Beast Rider llegue finalmente a las tiendas. Pero, aún así, ya conocemos algunas de las premisas básicas que ofrecerá el lanzamiento.

Para empezar, el sobrenombre de la nueva aventura no será casual, sino que en ella realmente podremos utilizar un gran número de criaturas a modo de montura. De hecho, al igual que en el Golden Axe clásico, muchas las conseguiremos al robárselas a los enemigos. Por supuesto, ellos también amenazarán con quitárnoslas a nosotros, cómo no. Además, el diseño de las bestias promete ser bastante espectacular, con una apariencia híbrida entre dinosaurio y dragón. Tampoco carecerán los monstruos de poderes, puesto que serán capaces de disparar fuego y cosas así.

Con todo, el personaje principal de la aventura será Tyris, la exuberante amazona que ya apareciera en los juegos clásicos. De momento no sabemos si los otros dos protagonistas de antaño, el enano Gilius y el bárbaro Ax Battler, tendrán representación en el título o no. Esperemos que así sea, tal y como apuntan los rumores existentes hasta la fecha.

Pero no será en estos aspectos en lo único que Beast Rider se mantendrá fiel a la saga, sino que en él también utilizaremos la magia que, como mucho recordarán, ya nos salvara en muchas ocasiones durante el Golden Axe original. Para conseguir este poder, tendremos que robárselo a unos duendecillos enanos. Sí, los mismos que ya aparecían en la recreativa de 1989 y que tratábamos, literalmente, a patadas.

A nivel técnico, todo parece indicar que sus responsables están tratando con mucho mimo el juego. Por lo que hemos podido ver hasta ahora, este futuro lanzamiento se mantendrá fiel a la estética medieval-fantástica del arcade del 89, aunque adaptado a los tiempos que corren, por supuesto. También los personajes, tanto los enemigos como la propia Tyris, lucirán bastante creíbles.

EL RECUERDO DEL CLÁSICO

Golden Axe nos llevaba al reino de Yuria, un fantástico mundo lleno de magia y belleza. Allí el malvado Death Adder, el enemigo de turno, raptaba al rey y a la princesa, para hacerse con el dominio de todos los habitantes. Los tres personajes del juego, de los cuales ya hemos hablado anteriormente, eran los encargados de intentar derrotar a Adder y devolver la paz a su reino. Cada uno de ellos, eso sí, contaba con un tipo de magia distinta y diferentes resistencias.

En cuanto a los enemigos, hemos de recordar que el título de Sega no destacaba especialmente por su variedad. De hecho, además de Death Adder y de los gigantes contra los que peleábamos en algunas ocasiones (como al final del primer nivel), el juego sólo contaba con tres tipos de malos: esqueletos, guerreros y caballeros. También a este respecto es importante tener en consideración que Golden Axe era bastante corto, ya que sólo presentaba cinco niveles.

En cuanto a las comentadas monturas, que también encontraremos en el nuevo Beast Rider, éstas tampoco destacaban por su variedad. En total a lo largo del juego podíamos encontrar dos dragones (iguales pero de distinto color) y una especie de dinosaurio con forma de ave.

A pesar de sus carencias, está claro que Golden Axe fue uno de los mejores juegos clásicos de su generación, como demuestra la cantidad de usuarios que lo reconocen como uno de sus lanzamientos favoritos de todos los tiempos. A esto último ayudó sin duda el que también fuera versionado para Master System, Mega Drive, Game Gear, PC e incluso Spectrum. Actualmente, por supuesto, también puede ser disfrutado a través de servicios de descarga como Xbox Live Arcade o Consola Virtual de Wii.

A GRANDES ÉXITOS... ¿GRANDES SECUELAS?

Ante el indudable tirón comercial del juego, Sega no dudó en estirar su estela más allá de la primera parte. Y así, por curioso que resulte, fue un lanzamiento de rol para Master System la primera secuela conocida. Golden Axe Warrior, que así se llamaba el invento, acabó siendo, no obstante, un calco demasiado evidente de cierto título de NES llamado Zelda, y representaba poco o nada el espíritu del arcade original.

En 1991, llegaría, esta vez sí, una digna sucesión del clásico: Golden Axe 2 para MegaDrive. Esta segunda parte optó por una política continuista, que reciclaba casi todo lo visto en el juego original, pero con algunas variaciones, como unas magias algo más vistosas. El lanzamiento, aunque no sorprendía tanto como el primer juego, era incluso más completo que éste y, por lo tanto, contaba con una calidad más que aceptable.

No fue hasta un año después, cuando Golden Axe volviera a los salones recreativos –la segunda parte fue exclusivamente doméstica-, y con el sobrenombre de "The Revenge of Death Adder". En esta ocasión se volvía a abusar del planteamiento arcade original, si bien se incluyeron algunas novedades, como la opción de elegir entre diversos caminos durante el juego.

Esto también sucedía en la tercera entrega para MegaDrive, Golden Axe 3, que además mejoraba considerablemente algunas características básicas de la saga, como por ejemplo las magias. Por desgracia, los pésimos gráficos del título echaron por tierra cualquier tipo de repercusión comercial y se ganó una merecida mala fama entre los usuarios.

Ya el último capítulo de la saga –hasta la fecha y exceptuando el esperpéntico intento de remake que Sega sacó para PlayStation 2- fue para la maltrecha Saturn. El juego, que se llamó "The Duel" convertía la saga en un arcade de lucha. Sobra decir que, a pesar de los bonitos gráficos con los que contaba, el cambio de género no le sentó nada bien a la serie.

En cualquier caso, y a pesar de que, tal como hemos dicho, no siempre Sega ha cumplido a la hora de actualizar su grandes clásicos, hemos de conservar la fe en la compañía nipona y esperar que, esta vez sí, el hacha dorada consiga brillar con fuerza en la nueva generación de consolas.