portada
noticias
ludoteca
avances
análisis
imágenes
reportajes
guías
trucos
foros
rss

Redactado por Jéssika Córdoba el domingo, 2 de noviembre de 2008

Dragon Quest IV: Capítulos de los Elegidos
  • Fecha de salida: Septiembre de 2008
  • Desarrollador: Square-Enix
  • Distribuidor: Square-Enix
  • Plataforma: Nintendo DS
  • Género: Rol
  • Textos: Castellano
  • Voces: No

¡Compra Dragon Quest IV: Capítulos de los Elegidos en amazon.es con grandes descuentos!

Por fin podemos disfrutar en nuestro país de la cuarta entrega de una de las sagas de rol más famosas de todos los tiempos: Dragon Quest. Un excelente RPG que tiene en sus carismáticos personajes y simpático desarrollo sus mayores atractivos.

La historia de Dragon Quest IV se lleva a cabo en cinco capítulos, durante los cuales conocemos a los variados protagonistas de la trama. En primer lugar, manejamos a un bigotudo caballero llamado Ragnar McRayan, a quien se le encomienda una importante misión: descubrir la verdad que se esconde en las misteriosas desapariciones de los niños del reino de Burlandia. En el capítulo 2, nos ponemos en la piel de la traviesa princesa de Zamoskva, Alena, quien pese a la oposición del rey, parte de su tierra natal en busca de luchas y aventuras. En la tercera parte, somos Torneko Taloon, un comerciante bonachón, que abandonar su pacifica vida en busca de su sueño: ser el mercader más famoso de la historia. Después de esto, ayudamos a las hermanas Meena y Maya a vengar la muerte de su padre a manos de su aprendiz Balzack. Y, finalmente, tras bastantes horas de juego, llegamos al último capítulo, en donde pasamos a la acción con el héroe principal (al que ya habíamos conocido en un pequeño prólogo al principio).

A pesar de todo esto, no estamos ante un juego de rol especialmente largo, teniendo en cuenta su género, aunque si lleva bastantes horas terminarlo, por supuesto.

Rol a la vieja usanza

Básicamente, encontramos en Capítulos de los elegidos un RPG con sabor a clásico, lo cual resulta lógico tratándose del remake de un juego antiguo. De hecho, el lanzamiento exacto que ahora ha aparecido para DS, ya vio la luz hace unos añitos para PSOne (aunque éste nunca salió de tierras niponas), que versionaba a su vez, al original cartucho de NES.

Por lo tanto, disfrutamos así del típico modo de combate por turnos, de un estilo de peleas algo estático, pero que incluso a día de hoy sigue siendo aceptablemente entretenido. Por lo demás, la trama se desarrolla de manera muy tradicional, mediantes sencillas misiones y búsquedas que nos llevan a pueblos y mazmorras que tenemos que explorar y superar para poder avanzar en el argumento. De igual forma, los enemigos salen al azahar siempre que estamos en una zona abierta o en cuevas y demás. Por supuesto, al vencerles vamos subiendo de nivel, como no podría ser de otra manera. Tampoco faltan las típicas posadas en las que curar a nuestros personajes, o iglesias donde salvar la partida.

Como en todos los juegos de este tipo, la duración es bastante elevada, estando la aventura dividida en cinco capítulos, tal y como comentamos anteriormente. En general, todos los protagonistas de cada uno de los niveles resultan muy simpáticos y divertidos.Y es que, como todos los fans de la saga sabrán, el sentido del humor no podía faltar en una entrega de Dragon Quest.

Y con respecto al a dificultad, os podemos asegurar que no es especialmente alta, siempre y cuando vayamos subiendo de nivel de manera habitual, peleando con un número razonable de los enemigos que van saliendo a nuestro encuentro.

Apartado técnico

Gráficamente, el título está dotado de un aspecto bidimensional que se nota especialmente clásico durante las luchas y en el los personajes; mientras que los escenarios están en 3D, pudiendo rotarlos con los botones L y R. Así pues, en general, da una impresión de ser un juego programado para Super Nintendo o Game Boy Advance, aunque eso no es necesariamente algo malo, ya que esta estética "retro" da una apariencia entrañable a la aventura. Además, tanto los pueblos como las mazmorras están cuidadosamente rediseñados y gozan de un alto grado de detalle.

Por otro lado, la creación de los personajes corre nuevamente a cargo del maestro Akira Toriyama (el ilustre autor del manga Dragon Ball), quien da a los protagonistas del juego y a los variados monstruos a los que nos enfrentamos su fácilmente reconocible estilo desenfado y colorido.

En cuanto al sonido se refiere, como era de esperar, nos encontramos con pasajes muy épicos y enérgicos que nos animan a lo largo de la travesía. También notamos que las melodías cambian dependiendo del personaje que manejamos en cada momento. Por su parte, los efectos de golpes en las luchas, de puertas o al romper objetos están muy conseguidos, teniendo siempre en cuenta la naturaleza clásica del lanzamiento, claro.

CONCLUSIÓN

Dragon Quest: Capítulos de los elegidos es, ante todo, una estupenda oportunidad de disfrutar de uno de las mejores entregas de esta conocida saga que, por desgracia, nunca ha tenido mucho presencia en nuestro país. De esta forma, no sólo los muchos fans de esta serie van a encontrarse con un gran juego, sino también todos aquellos amantes del rol más clásico y sencillo, sin complicaciones y con un desarrollo de lo más tradicional.